Nacionales

Sánchez Cerén critica a la oposición por apoyar la «desestabilización» en Nicaragua

El presidente Salvador Sánchez Cerén criticó a los partidos políticos democráticos del país por apoyar, según él, "procesos desestabilizadores" en Nicaragua y justificó su apoyo a Daniel Ortega.

«Nosotros aspiramos a que el pueblo nicaragüense resuelva sus problemas, que no intervenga nadie» y «la posición mía es ayudar a ese proceso a través del diálogo», dijo el mandatario en declaraciones difundidas por la Presidencia de la República.

Sánchez Cerén señaló que las protestas contra Ortega son de grupos «que han sido preparados desde hace mucho tiempo fuera del país» y que «están desestabilizando porque quieren derrocar un gobierno legítimamente electo»

«¿Cómo es posible que la derecha esté apoyando procesos desestabilizadores?», cuestionó el excomandante guerrillero, quien aseguró que este sector también respaldó a los «grupos criminales que andaban asesinando» en Venezuela, pero que esa nación «ahora está tranquila, está en paz».

Diferentes sectores de la sociedad salvadoreña, entre partidos políticos, organizaciones feministas y los jesuitas, han pedido a Sánchez Cerén que retire su apoyo a Ortega por las violaciones a los derechos humanos que se registran en ese país.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por «asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias».

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado, por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Botón volver arriba