Nacionales

Funes sale desesperadamente a la defensa de corrupto Lula

Al inicio de su gobierno, Funes indicó que Lula era “referente” para su Administración.

El ex presidente Mauricio Funes Cartagena, condenó el encarcelamiento de su amigo Luiz Inácio Lula Da Silva, de quien dijo, fue llevado a prisión para evitar que vuelva a ser presidente de Brasil.

Al inicio de su gobierno, Funes indicó que Lula era “referente” para su Administración.

“Hoy es un día nefasto para la justicia y la democracia latinoamericana. Se llevó a prisión a un gran líder y luchador social sin que se le haya probado que cometió algún delito”, dijo Funes en su cuenta oficial de Twitter el pasado sábado, que Lula era capturado y llevado a prisión por varios delitos relacionados a corrupción.

Lula fue sentenciado a 12 años de prisión por “corrupción pasiva”, pero sus defensores aseguran que el juicio ha sido amañado y manoseado por intereses políticos de los sectores más poderosos de Brasil, que están tratando de evitar a toda costa que el líder de izquierda sea presidente de nuevo.

“Lula va a prisión injustamente acusado de haber sido sobornado con la entrega de un apartamento, que la justicia brasileña nunca demostró que es de su propiedad. La razón de su juicio tiene que ver más con la defensa de los intereses oligárquicos y el freno a su candidatura”, dijo Funes desde Nicaragua, donde se encuentra asilado desde julio de 2016, mientras huye de investigaciones en su contra por corrupción, lavador de Dinero y otros delitos.

Perseguido político

Además, Mauricio Funes aseguró que Lula da Silva es un «perseguido político”, «Lula es un perseguido político de la oligarquía», dado que «fue condenado por un delito que no cometió», escribió también el exmandatario en sus redes sociales.

Funes, disvariando en los mensajes que escribía rápidamente, aseguró que el proceso que concluyó con la condena de 12 años de prisión «no hay una tan sola prueba» que incrimine a Lula en delitos de corrupción.

«Nunca recibió un apartamento como soborno. No hay una tan sola prueba de ello» y «el mismo fiscal que lo acusó dijo que no tenía pruebas, solo convicciones», añadió Funes.

Mauricio Funes Cartagena fue el primer presidente de El Salvador bajo la bandera de la exguerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Lula visitó El Salvador en febrero de 2010 para dar un espaldarazo a Funes con la rúbrica de diversos acuerdos en el primer viaje de un jefe de Estado a este país desde que el FMLN ganó la Presidencia, en 2009. Los acuerdos nunca dieron frutos en la economía salvadoreña y pocos productos de consumo brasileños si incrementaron su presencia en el país.

Funes pregonó que Lula era uno de los principales referentes de su gestión y su exesposa y ex primera dama de El Salvador, la brasileña Vanda Pignato, perteneció a la filas del Partido de los Trabajadores en su país de origen.

El expresidente salvadoreño y Pignato también fueron salpicados por el escándalo de sobornos de la constructora Odebrecht en Brasil y por el que la Fiscalía salvadoreña tiene abierta una investigación.

El publicista Joao Santana reiteró en febrero pasado ante un juez brasileño de primera instancia que el expresidente de Brasil intermedió para que la constructora Odebrecht financiara la campaña presidencial de Funes.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Botón volver arriba