Nacionales

El FMLN se gastó el presupuesto para las cárceles antes de entregar el poder

El sistema carcelario del país no tiene fondos para operar después del próximo 15 de julio por un déficit millonario en su presupuesto heredado por el Gobierno de Salvador Sánchez Cerén, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), informó el lunes el ministro de Seguridad, Rogelio Rivas.

El titular de Seguridad señaló durante una entrevista televisada que han solicitado al Ministerio de Hacienda un «refuerzo presupuestario» de 5 millones de dólares «para poder terminar el año».

Añadió que la Dirección General de Centros Penales (DGCP) necesita 10 millones de dólares para el pago de la alimentación de unos 39.000 presidiarios entre septiembre y diciembre, sin detallar si parte de estos fondos se incluyen en la solicitud de refuerzo presupuestario.

Rivas aseguró que la presidencia de Nayib Bukele, quien tomó el Ejecutivo el pasado 1 de junio, buscará que los centros penales sean «autosostenibles» mediante un nuevo «plan financiero» y la producción de su propia comida.

Explicó que el gasto anual en alimentos para los presidiarios es de unos 46 millones de dólares, lo que «representa una carga importante para el Estado».

Este refuerzo no es el primero que necesita el Ejecutivo de Bukele, dado que la Presidencia anunció el domingo que pedirá a la Asamblea Legislativa 15 millones de dólares para garantizar la alimentación a los más de 5.000 miembros de la Policía Nacional Civil (PNC) y del Ejército que desarrollan un plan de recuperación de territorios controlados por las pandillas.

Dicho plan se desarrolla desde el 20 de junio en 12 municipios, incluido San Salvador, para tratar de cortar los ingresos de las pandillas provenientes principalmente de las extorsiones en estos sitios.

Rivas señaló que Bukele ordenó el fin de semana que el plan se extienda a otras cuatro localidades.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Botón volver arriba