Nacionales

191 decesos por COVID-19 y 7.000 casos positivos en El Salvador

El Salvador registró hasta el jueves 191 decesos a causa del coronavirus SARS-CoV-2 y el número de casos positivos ha llegado a 7.000, según los datos oficiales.

De acuerdo con la información en el sitio covid19.gob.sv, el miércoles se detectaron 264 nuevos casos de COVID-19 y nueve más personas fallecieron, con lo que la cifra de muertos está próxima a los 200.

De los 7.000 contagios, 2.694 son casos activos, 191 salvadoreños han muerto y 4.115 personas se han recuperado de la enfermedad, indican los datos.

Además, se tienen 7.414 casos sospechosos y San Salvador sigue siendo la más golpeada por la pandemia, ya que desde mediados de marzo, cuando llegó la enfermedad, a la fecha se registran 1.223 casos.

Desde mediados de junio, El Salvador registró un alza de contagios y los días más críticos fueron el 28, 29 y 30 cuando se reportaron 239, 265 y 298 contagios, respectivamente, durante los contagios aún no había apertura económico, sino una cuarentena ordenada por el Ejecutivo.

El alza en los contagios manifiestos se da en momentos en que el país se encuentra en la primera fase de su reactivación económica tras más de 100 días paralizada por la pandemia y en pleno debate entre los órganos Legislativo y Ejecutivo para decretar un nuevo estado de excepción para detener al aumento de contagios.

El Gobierno de Nayib Bukele pidió, el pasado 24 de junio, a la Asamblea Legislativa que declare un estado de excepción por 15 días para tratar de frenar el alza de los casos de COVID-19, solicitud que fue presentada más de una semana después de que comenzó la reactivación económica.

La comisionada presidencial, Carolina Recinos, dijo recientemente que con esta nueva solicitud el presidente Bukele «busca que podamos, en esos 15 días, cortar lo más que se pueda la cadena de contagios, porque no toda la gente respeta las fases de la reapertura que se presentaron».

Dentro de una recién arrancada campaña política anticipada por el partido oficialista Nuevas Ideas, Recinos señaló, sin especificar ni presentar pruebas, que «muchas de estas personas han estado siendo incitadas por ciertas cúpulas (directivas políticas) y ciertos grupos empresariales a desobedecer las medidas del Gobierno».

«También hay grupos de gente que están invitando a fiestas, a bodas, que están desubicados de lo que estamos viviendo en el país», aseguró la funcionaria durante una rueda de prensa.

Recinos añadió que el presidente «necesita herramientas sólidas y robustas que le permitan controlar el crecimiento de la muerte de la gente».

Sin embargo, médicos, científicos y diversos juristas son de la opinión que dicha cuarentena es una opción inútil en la lucha contra la pandemia.

El doctor Iván Solano Leiva, médico infectólogo y sobreviviente del COVID-19, advirtió el pasado martes que El Salvador podría haber entrado en un periodo de alta transmisión del virus, “creemos que ya podemos estar en una fase cuatro de la epidemia”, dijo.

El también miembro del Colegio Médico de El Salvador, explicó que la transmisión pandemica está focalizada y que no son los 262 municipios los que están afectados por esta.

Además, el lunes pasado, el Colegio Médico planteó en la Asamblea Legislativa que en este caso se requiere una cuarentena focalizada, no de una cuarentena total.

Indicó también que son los departamentos de San Salvador, La Libertad, Santa Ana, y San Miguel “las zonas calientes del virus, donde está circulando con mayor libertad”.

Además precisó que dentro del departamento de San Salvador, Soyapango, Ilopango, Ciudad Delgado, Apopa y Mejicanos son los municipios más afectados.

De acuerdo a Solano, la cuarentena planteada por el Ejecutivo busca mantener encerrada a la población, lo que favorecerá que desaparezca el virus de manera espontánea, pero en la práctica eso no va a suceder.

El Colegio Médico sostiene que el virus no desaparece con una cuarentena general de 15 días, debido a que el virus se mantendría en personas asintomáticas; por lo tanto, las personas a las que no les haya dado, mantienen riesgo que les pueda dar.

Según Solano, las cuarentenas no solo deben prohibir el salir de casa, sino que deben ser acompañadas de una campaña de educación popular, la que el Ejecutivo inició esta semana.

“Ya estuvimos encerrados casi 90 días… y estamos viendo los resultados”, explico el doctor en medicina.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Botón volver arriba