Nacionales

Se eleva a 30 los agentes de la PNC asesinados en lo que va del año

En lo que va de año suman 30 policías, 14 militares y dos custodios asesinados en el país, la mayoría en homicidios que se cometen cuando las víctimas están en su día libre y la minoría en enfrentamientos armados con las pandillas, según fuentes oficiales.

Un policía fue asesinado en el municipio de San Pedro Masahuat, lo que eleva a 30 la cifra de miembros de esa fuerza muertos de forma violenta en lo que va de año, confirmó a periodistas un portavoz de la Fiscalía General de la República (FGR).

El Ministerio Público identificó a la víctima como José Hernández, quien se encontraba de licencia y fue «atacado a tiros por varios sujetos», quienes aún no han sido identificados.

Hernández fue el segundo elemento de la corporación policial asesinado el fin de semana, puesto que en la madrugada pandilleros perpetraron el crimen del agente Edwin de Jesús Contreras en la Residencial Valladolid, Ciudad Real, Santa Ana.

En lo que va de año suman 30 policías, 14 militares y dos custodios asesinados en el país, la mayoría en homicidios que se cometen cuando las víctimas están en su día libre y la minoría en enfrentamientos armados con las pandillas, según fuentes oficiales.

El ministro de Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, sostuvo recientemente que con los ataques contra los miembros de los cuerpos de seguridad, las pandillas buscan presionar al Gobierno para obtener beneficios carcelarios similares a los dados durante una tregua entre estas bandas propiciada por el primer gobierno del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), su presidente, Mauricio Funes y un ministro que laboró como Seguridad y actualmente como de la Defensa Nacional, David Munguía Payés.

En la dicha tregua los principales líderes de las pandillas fueron trasladados de la cárcel de máxima seguridad a otras con menor régimen a cambio de bajar la cifra de asesinatos, según la Fiscalía.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Botón volver arriba