Internacionales

Narcotráfico en Honduras: La conexión Rosenthal-Los Cachiros-Lobo

Honduras se acerca a unas elecciones internas para definir candidatos a la presidencia de la República, las elecciones primarias, aunque no son obligatorias, se celebrarán el 14 de marzo preparándose a un agitado día electoral en noviembre.

Se tendrá la participación de tres de los catorce partidos legalmente inscritos.

Se espera que la contienda sea definida entre Nacionales y Liberales, dejando en una tercera plaza al partido del expresidente Mel Zelaya.

En las filas del opositor partido Liberal se presentan personajes que han sido relacionados con el tráfico de drogas, en especial el empresario y exconvicto en los Estados Unidos, Yani Rosenthal.

En un esquema de narcotráfico político, la justicia estadounidense estableció en sendos juicios realizados en el estado de Nueva York que en un millonario esquema de lavado de dinero, en participó Yani Rosenthal, quien recibió a la sazón el apoyo de Fabio Lobo, hijo del expresidente de Honduras Porfirio Lobo (2010-2014).

La estrategia fue la compra venta de inmuebles, ganado y otros valores a precios que permitían el movimiento de fuerte sumas de dinero para beneficiar el narcocártel de «Los Cachiros», una organización que habría transportado decenas de miles de toneladas de cocaína entre sur y norte América antes de ser desmantelado por la agencia antidroga estadounidense, la DEA.

La fiscalía de Nueva York acusó en octubre de 2015 a Yani Rosenthal de utilizar entidades asociadas al holding familiar Inversiones Continental para lavar dinero del narcotráfico para Los Cachiros, por lo que pagó tres años de prisión en una cárcel federal de máxima seguridad en los Estados Unidos al ser encontrado culpable.

Rosenthal y sus coacusados ayudaron a los Cachiros a lavar sus ganancias de narcotráfico y a tener acceso al sistema financiero internacional a través de una variedad de supuestas oportunidades de negocios.

Rosenthal se enriqueció beneficiándose de las ganancias de las transacciones de negocios con los Cachiros. En 2012, mientras Yani Rosenthal fungía como diputado hondureño y participó en la campaña para la presidencia de Honduras, aceptó cientos de miles de dólares de ganancias del narcotráfico de parte de uno de los líderes de los Cachiros y de otro importante narcotraficante hondureño quien lideraba otra organización de tráfico de drogas, los cuales fueron canalizados como supuestas contribuciones para la campaña.

Diversos aspectos del esquema de lavado de dinero de los Cachiros también recibieron apoyo de Fabio Porfirio Lobo, hijo de un expresidente de Honduras. Lobo fue sentenciado el 5 de septiembre de 2017 por la Jueza de Distrito de los EE.UU. Lorna G. Schofield en el caso United States v. Lobo, número 15 Cr. 174 (LGS) a 24 años en prisión en base a su condena por participar en una conspiración con miembros de los Cachiros y otros para importar cocaína hacia los Estados Unidos.

Devis Leonel Rivera Maradiaga, otrora líder de la organización criminal Los Cachiros, es considerado el “verdugo” en los procesos judiciales contra Los Rosenthal y Fabio Lobo, pues en los tribunales estadounidenses presentó pruebas y grabaciones, a cambio de recibir una pena menor, con las que se pudo comprobar los hechos delictivos cometidos por Rosenthal y Lobo.

Yani Rosenthal admitió ante la justicia de EEUU que lavó dinero de Los Cachiros y las alegaciones de Devis Leonel fueron claves para su condena.

Desde el retorno del empresario Yani Rosenthal a Honduras, luego de cumplir 3 años de prisión en los Estados Unidos de Norteamérica, por lavado de dinero para el narcotráfico, se ha enfrascado en una lucha «sin cuartel» por asumir la presidencia de Honduras, a pesar que mantiene diferentes juicios contra el Estado hondureño para recuperar los bienes que le fueron incautados como producto de sus negocios de lavado del narcotráfico internacional.

Para el gobierno norteamericano, Yani Rosenthal sigue siendo «Narcotraficante Especialmente Designado» de conformidad con la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeras para Narcóticos.

Según analistas políticos, Yani Rosenthal busca la presidencia de Honduras para recuperar las empresas y dineros que le fueron incautados por la Ley contra el Lavado de Dinero proveniente del Narcotráfico y volver a «armar» el anillo de corrupción que le permitió a su familia convertirse en una de las más poderosas del empobrecido país centroamericano.

Rosenthal tiene prohibido su ingreso a los Estados Unidos por el resto de su vida, asimismo, nunca podrá hacer negocios con intereses norteamericanos, «so pena» de investigación federal inminente.

Con información de la Agencia Digital de Noticias -ADN-

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Botón volver arriba