Reportajes

Golfo de Fonseca, una oportunidad de negocio para Centroamérica

El Banco Centroamericano de Integración Económica financiará el Plan Maestro para el desarrollo de la región del Golfo de Fonseca.

El Golfo de Fonseca es un polo de desarrollo para las naciones de Honduras, Nicaragua y El Salvador, dijo el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández.

En un comunicado, el gobierno hondureño informó que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) financiará el Plan Maestro para el desarrollo de la región del Golfo de Fonseca.

Hernández dijo que lo que se busca es que el pueblo hondureño comprenda la magnitud de la oportunidad que se presenta, con la redefinición del abordaje de los temas del Golfo de Fonseca, junto a los presidentes de El Salvador y Nicaragua.

Aseveró que este miércoles tendrá un encuentro en Managua con los presidentes Ortega y Sánchez Cerén, para tratar del tema del desarrollo del Golfo de Fonseca.

El hondureño refirió que desde la semana pasada se anunció que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) financiará el Plan Maestro para desarrollar la zona del Golfo.

Asimismo, el mandatario destacó que el BCIE es un banco de desarrollo, razón por la cual dicho plan es uno de los grandes aportes que la entidad realizará a la región.

“Lo que buscamos es un polo de desarrollo para nuestros pueblos”, dijo Hernández, a la vez que consideró la reunión como un paso histórico, “porque el golfo siempre tuvo que ser una zona de paz, de oportunidades”, no una zona de conflictos bélicos y de falta de oportunidades.

El Golfo de Fonseca fue descubierto en 1522 por Andrés Niño y El Salvador, Honduras y Nicaragua comparten el área.

Desde el desmembramiento de la Federación Centroamericana, se inició la controversia acerca de la jurisdicción del golfo.

Varios incidentes marítimos se iniciaron en la década de los 80. Según el fallo de la Comisión Internacional de Justicia (CIJ) en 1992, los tres países tienen derecho a tres millas de mar territorial adyacente a su territorio. Sin embargo, debido a la dificultad de demarcación del agua, el fallo ordena a los tres a discutir los procedimientos de mediación y arbitraje en estas aguas.

Honduras y El Salvador son las naciones que mantienen mayor tensión entre ellas respecto a Nicaragua, ya que cuentan con la problemática del reconocimiento de los límites de pesca entre las fronteras del golfo. Además, el principal problema social característico de las 19 municipalidades costeras que conforman el Golfo es su extrema pobreza, ya que la mayoría de hogares rurales carecen de suministro de agua potable y tratamiento de aguas residuales, por lo que las enfermedades se propagan con facilidad.

Las disputas territoriales vigentes en Centroamérica se establecen por la competencia por utilización de recursos naturales o turísticos, más que por los aspectos jurídicos y constitucionales de los estados.

Recientemente, los tres países se vieron inmiscuidos en otro incidente en 2014, en referencia a la Isla Conejo, territorio salvadoreño que se ha apropiado violentamente Honduras y se encuentra bajo su administración desde 1982.

Por su parte, El Salvador al tener su soberanía histórica y legal de la diminuta isla –50 hectáreas– y debido a que el fallo de la CIJ en 1992 no la incluyó en el reparto, pide el regiro de la milicia hondureña.

Geopolíticamente, el territorio representa un punto estratégico de valor naval y militar tanto para los hondureños como para los salvadoreños.

La apertura de un helipuerto y muelle en el islote por parte del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, fue considerada como una provocación por parte los salvadoreños.

 

Con información de Forbes México

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Botón volver arriba