Política

Gobierno culpa a gobiernos pasados y a la oposición por aglomeraciones en busca del subsidio prometido

Con una serie de ataques en redes sociales, por parte de funcionarios y partidarios del Ejecutivo, la oposición política de El Salvador fue responsabilizada de por los «desmadres» ocurridos a nivel nacional fuera de los CENADE a nivel nacional.

El presidente de la Republica, Nayib Bukele, admitió, luego que decenas de miles de personas se concentraran para entras a los Centro Nacional de Atención y Administración de Subsidios (CENADE), que se han “cometido errores” en la entrega de los $300 de subsidio prometidos por el Ejecutivo a la población y atribuyó las fallas en la entrega a que esta no está bancarizada y que no se tiene un censo desde “hace 14 años”.

Bukele aseguró que “Estamos haciendo lo posible por arreglar todo lo que estuvo mal por décadas, en una semana. Incluyendo los hospitales que literalmente se estaban cayendo”.

Además, enfatizó en que su gobierno, a casi un año de haber adoptado la silla presidencial, no es el “culpable” que no se haya trabajado en un “censo”, para que con este la entrega del subsidio se pudiera hacer en orden.

El presidente de la República confirmó que, para entregar los 300 dólares prometidos, no se cuenta con censo alguno de población, el Gobierno no tiene cuentas de banco donde depositar, por lo tanto, es casi imposible que lo prometido se haga realidad.

Bukele observó que, su Gobierno ha hecho la pobreza en El Salvador, ni que sea responsable de censar a la población. Además aseguró que no son culpables de que «nunca se trabajó en cultura, para que fuéramos ordenados y pudiéramos entrar a una sucursal bancaria en orden”, escribió en sus redes sociales.

“Lo peor de todo es que la infección aún no ha llegado a su punto más crítico, ni por cerca. ¿Cómo estará nuestro país en dos semanas? ¿Y en tres?  La verdad no lo sé. Solo sé que estará mucho peor, y si seguimos así, creo que ni lo podemos imaginar. Si ya estamos comiéndonos unos a otros cuando ni siquiera a empezado la verdadera crisis”, continuó.

Funcionarios y aliados culpan a políticos

La noche del lunes, el ministro de Trabajo, Rolando Castro, responsabilizó a los políticos por organizar las aglomeraciones de ayer y distanció de dichas acciones al sector de vendedores informales que él maneja.

Castro dijo en una rueda de prensa que tenían información que alcaldes habían financiado el transporte para que las personas fueran a los CENADE.

“Responsabilizamos a los actores políticos que son los únicos con intereses de desestabilizar a este gobierno”, dijo en conferencia de prensa, sin presentar prueba alguna de sus acusaciones.

El funcionario llevó consigo al añejo líder de vendedores callejeros, Pedro Julio Hernández, quien distanció a su organización y otras satélites de las protestas, cierre de calles e intento de saqueos de un supermercado.

Hernández tiene autorización del ministro Castro para hacer y entregar un censo de sus vendedores asociados para recibir el subsidio.

Por su parte, la funcionaria de Vivienda, Michel Sol, acusó al líder empresarial Javier Simán de estar tras de los manejos de gente y presentó una imagen de este con el alcalde de Comasagua, a lo que Siman aclaró que la foto corresponde a 2017, mientras se encontraba en campaña política. de igual manera, varios troles presentaron imágenes trucadas y de tiempo pasado para hacer acusaciones infundadas.

Rogelio Rivas, ministro de Gobernación y uno de los colaboradores más cercanos al Presidente, amenazó que «Todos aquellos agitadores y sus patrocinadores que traten de provocar caos aprovechándose de la buena intención del Presidente @nayibbukele, de favorecer a los más necesitados y también a quienes intenten saqueos, que de comprobarles delitos serán llevados ante la justicia».

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Botón volver arriba