Economía

Economía salvadoreña subsiste por remesas

Para 2017 se proyecta que el país reciba un total de $5,000 millones en remesas, cifra que es mayor a la del presupuesto general de la nación, que para este año tiene asignado $4,988 millones.

Las remesas que reciben los salvadoreños de sus compatriotas que viven en los Estados Unidos de Norteamérica y otras partes del mundo han crecido hasta convertirse en el 1% del producto Interno Bruto (PIB), lo que comparado con un 2.5% que proyecta el Gobierno de crecimiento económico para fin de año, se convierte en el principal pilar de subsistencia para los salvadoreños.

Los datos fueron ofrecidos por Pedro Argumedo, del Departamento de Estudios Económicos de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES).

Según el experto, los salvadoreños en el exterior han enviado a la fecha unos $2,800 millones en remesas, sin los que la economía salvadoreña estaría en serios aprietos.

El diferencial entre este año y el año pasado es de $278 millones más en remesas.

Para 2017 se proyecta que el país reciba un total de $5,000 millones en remesas, cifra que es mayor a la del presupuesto general de la nación, que para este año tiene asignado $4,988 millones.

De acuerdo al profesional, el aumento en las remesas es producto de la recuperación económica de los Estados Unidos en lo que va del año, lo que ha salvado la economía salvadoreña.

A pesar que los factores exógenos (externos) permiten un crecimiento mínimo de la economía en el país, los factores que deben preocupar son los endógenos (internos), ya que las exportaciones de productos tradicionales, tales como el azúcar, café, textiles y productos industriales, se encuentra estancada y al no haber inversión extranjera directa, estamos a merced de lo que suceda en un ámbito que no controlamos.

Pérdida de empleos

Es especial motivo de preocupación que el país, como producto del estancamiento económico, ha perdido una buena cantidad de empleos, lo que empeorará debido al poco dinamismo en los sectores económicos nacionales.

Argumedo explicó que en noviembre de 2016 había 823,115 cotizantes en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y a la mitad de 2017 los números oficiales del ISSS reportan 13,283 cotizantes menos, es decir 809,832 cotizantes.

Además, El Salvador es el país con menos empleos formales en Centroamérica, superando apenas a Honduras, que tiene salarios superiores y 14 salarios al año.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Botón volver arriba