Cambio Climático

La temporada de huracanes de este año podría ser salvaje

  • La temporada de huracanes en el Atlántico se extiende desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre
  • Los cruceros y las aerolíneas comerciales que recopilan información meteorológica están en tierra por el coronavirus
  • La combinación de varios factores climáticos está impulsando la gran probabilidad de actividad superior

El 2020 no está dejando indiferente a nadie, la temporada de huracanes del Atlántico acaba de comenzar y América ya ha experimentado un huracán feroz, afirmando el pronóstico reciente de la NOAA de que la temporada de huracanes de este año podría ser salvaje.

La temporada de huracanes en el Atlántico se extiende desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre y alcanza, normalmente, su punto máximo entre fines de agosto y septiembre.

El día 2 de la temporada de este 2020, el 2 de junio, una depresión tropical en el Golfo de México se convirtió oficialmente en la tormenta tropical Cristóbal, según el Centro Nacional de Huracanes. Aunque solo pasaron un par de días, el Atlántico en 2020 ya ha visto tres tormentas lo suficientemente poderosas como para ganarse un nombre, dos de las cuales se formaron antes del inicio oficial de la temporada.

Cristóbal provocó inundaciones mortales en Centroamérica, especialmente en El Salvador, Guatemala y el sur de México.

Problemas de las mediciones

A medida que la temporada de huracanes se agita hacia la costa de los EE. UU., los pronosticadores carecen de algunos datos clave que los ayuden a predecir el tamaño, la velocidad y la trayectoria de un huracán. 
 
Los cruceros y las aerolíneas comerciales que recopilan información meteorológica a lo largo de sus rutas ahora están en su mayoría en tierra debido a la pandemia de coronavirus, lo que obliga a los meteorólogos a confiar en satélites que son un poco menos precisos que las mediciones directas de la atmósfera.

Rango probable de 13 a 19 tormentas con nombre

El Centro de Predicción Climática de NOAA pronostica un rango probable de 13 a 19 tormentas con nombre (vientos de 62,7 kilómetros por hora o más), de los cuales 6 a 10 podrían convertirse en huracanes (vientos de 119 kph o más), incluidos 3 a 6 huracanes mayores (categoría 3 , 4 o 5; con vientos de 178 kilómetros por hora o más). NOAA proporciona estos rangos con un 70% de confianza. Una temporada de huracanes promedio produce 12 tormentas con nombre, de las cuales 6 se convierten en huracanes, incluidos 3 huracanes importantes.

La combinación de varios factores climáticos está impulsando la gran probabilidad de actividad superior a lo normal en el Atlántico este año. Se espera que las condiciones de la Oscilación del Sur de El Niño (ENSO) permanezcan neutrales o que se inclinen hacia La Niña, lo que significa que no habrá un presente de El Niño para suprimir la actividad de huracanes.

Además, las temperaturas de la superficie del mar más cálidas que la media en el Océano Atlántico tropical y el Mar Caribe, junto con una cizalladura vertical del viento reducida, vientos alisios tropicales del Atlántico más débiles y un mayor monzón de África occidental aumentan la probabilidad de una temporada de huracanes en el Atlántico por encima de lo normal. Condiciones similares han estado produciendo temporadas más activas desde que comenzó la actual era de alta actividad en 1995.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Botón volver arriba