Nacionales

Sindicalistas que apoyan a Bukele marchan, hasta con escolta policial

Al menos un centenar de sindicalistas rompieron el viernes 1 de mayo la cuarentena domiciliaria obligatoria por la pandemia de COVID-19 para manifestarse desde sus vehículos por el Día Internacional del Trabajo.

Los sindicalistas, que no fueron detenidos por las autoridades, portaban mensajes de respaldo a la gestión del presidente Nayib Bukele.

Imagen

Tradicionalmente, cada 1 de mayo se concentran y marchan por las principales calles de San Salvador miles de obreros para conmemorar este día.

La particular manifestación, que estuvo custodiada en su trayecto por agentes de la Policía Nacional Civil, recorrió la capital rumbo a la sede del Ministerio de Trabajo con algunas personas caminando y otras en sus vehículos.

Pese a que en el país impera la cuarentena obligatoria, los uniformados no cuestionaron a los manifestantes las razones de su salida, tampoco fueron llevados a centros de cuarentena, según constataron periodistas en varios tramos del recorrido.

El decreto ejecutivo que da vida a la medida de confinamiento establece algunas excepciones, como la compra de alimentos y medicina, para poder salir de casa, las manifestaciones no son permitidas por ningún motivo, hasta hoy que mostraban apoyo al presidente Bukele.

El Ejecutivo ha detenido a 2.323 personas por supuestamente saltarse la cuarentena, pese a que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia le ha prohibido dicha práctica.

En algunas pancartas se leían mensajes como «nuestro apoyo a las medidas sanitarias del presidente Nayib Bukele» y «Nayib el pueblo te apoya», otras respaldaban la gestión del ministro de Trabajo, Rolando Castro.

Los trabajadores también aprovecharon para reclamar a la empresa privada la situación laboral de los trabajadores y la suspensión de contratos en medio de la pandemia del COVID-19.

Una comisión de los sindicalistas fue recibida por Castro y Luis Rodríguez, comisionado presidencial de Proyectos Estratégicos, para entregarles un documento con sus peticiones.

El titular de la cartera de Trabajo respaldó la manifestación y aseguró que estas personas «aplicaron prácticamente todos los protocolos» de distanciamiento social y medidas de protección sanitarias.

«Como Gobierno queremos ser contundentes. No lo vemos nosotros como una ruptura del decreto (de cuarentena), lo vemos como un gesto loable», manifestó Castro.

Por su parte, el ministro de Seguridad, Rogelio Rivas, había señalado en una entrevista televisiva antes de la marcha que dichas actividades no «están permitidas» y que ordenaría al director de la Policía Nacional Civil «disuadir» a los manifestantes de continuar.

«Corren el riesgo de que los conduzcamos a un centro de contención a que pasen una evaluación médica y, si el médico lo determina, van a quedar 30 días en cuarentena o van a cumplir con la cuarentena en su domicilio, pero no están permitida ningún tipo de esas acciones», manifestó Rivas.

Sus advertencias fueron ignoradas.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Botón volver arriba