Nacionales

PNC intenta cambiar los hechos sobre el asesinato de opositores del FMLN

La versión de la Policía Nacional Civil (PNC), respaldada por el Gobierno de Nayib Bukele, sobre el asesinato de dos simpatizantes del partido izquierdista opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) la noche del domingo, generó polémica en el país y fue rechazada por el fiscal general, Raúl Melara.

La noche del miércoles, la Policía Nacional Civil (PNC) publicó una grabación en su cuenta de Twitter con la versión de que la muerte de las dos personas se dio por un enfrentamiento y no por una agresión directa de los acusados, quienes trabajan para el Ministerio de Salud, bajo las órdenes de Francisco Alabí, un cercano funcionario a Bukele.

Hasta el jueves, el vídeo registraba más de 300.000 reproducciones y miles de mensajes con opiniones divididas entre quienes respaldan la versión de la Policía y quienes la critican.

Sin embargo, la FGR ha presentado cincuenta siete segundos de video que muestran la agresión de los tres sujetos al grupo de militantes del FMLN, en donde murieron dos de ellos identificados como Gloria Rogel y Juan de Dios Tejada, el pasado domingo 31 de enero, en la 11 avenida Norte de San Salvador.

El cuerpo de seguridad además acusó a la Fiscalía de «ocultar» estas grabaciones al no presentarlas en una conferencia de prensa en la que mostró fragmentos de otra.

«Al ocultar los demás vídeos y solamente mostrar uno de ellos, parecería que la @FGR_SV (Fiscalía) busca desinformar a la población y ocultar que hubo disparos que provenían de ambos lados», indicó el cuerpo de seguridad.

Esta versión fue respaldada por el presidente Nayib Bukele, quien escribió que la Fiscalía únicamente presentó la grabación en la que «parece que la caravana del FMLN fue solamente una víctima, ocultando que ellos también dispararon».

«La violencia debe castigarse, VENGA DE DONDE VENGA. PAREJO. Los que ocultan evidencia no son más que encubridores de delitos», acusó Bukele.

Más aún, la fiscalía señaló que en el vehículo azul que habían tratado de esconder en el parqueo del Ministerio de Salud, se encontraron dos armas, una escopeta y un arma corta 9 milímetros, y que la PNC no ha querido entregar los vídeos del sistema Argus de videovigilancia, así como están pendientes la prueba balística, toxicológica, de pólvora y las autopsias de las dos víctimas.

El fiscal general respondió a las acusaciones vía Twitter e indicó que «este vídeo también se presentó y deja en evidencia que no hay disparos desde el camión» en el que se transportaban las personas asesinadas y heridas.

«Al querer desvirtuar las conclusiones de la investigación, lo que hace la @PNCSV es desacreditarse más y menospreciar el trabajo que sus investigadores han hecho con los fiscales. No entiendo a quién defienden» y «no tienen el más mínimo respeto por los fallecidos, ni sus familias», subrayó Melara.

El Ministerio Público acusó ayer a los agentes Diego Francisco Alvarado, Héctor de Jesús Castaneda y Carlos Coto de Paz ante un tribunal y pidió que el proceso avance a la etapa de instrucción con la medida de detención provisional.

Se trata de un agente miembro de la División de Protección a Personalidades Importantes (PPI) de la PNC, un motorista y un vigilante privado del Ministerio de Salud, según confirmaron fuentes fiscales durante una conferencia de prensa en la que se brindaron avances en la investigación.

De acuerdo con la oficina de prensa del Centro Judicial Isidro Menéndez, que aglomera a los tribunales de San Salvador, Alvarado se encuentra hospitalizado porque presenta una «lesión de bala en el abdomen», sin que hasta el momento las autoridades hayan aclarado la forma en que resultó herido.

Los representantes de la comunidad internacional en el país se volcaron a condenar el ataque y a pedir una investigación que permita esclarecer lo sucedido.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Botón volver arriba