Curiosidades

Ladrones roban dos millones de dólares en 38 segundos

Un grupo de ladrones encapuchados realizó un atraco relámpago en una joyería de Brooklyn de donde se llevaron hasta 2 millones de dólares en gemas en menos de un minuto.

Los empleados y clientes que aún estaban dentro de la tienda Facets Jewelry ubicada en Park Slope cerca de las 5:00 de la tarde del domingo cuando el trío de delincuentes entraron, amenazaron con balear a un trabajador y empezaron a destrozar las vitrinas con martillos, declaró la policía y los testigos.

“Estoy sorprendida”, expresó Irina Sulay, propietaria de la tienda, a New York Post el lunes. “Honestamente, da mucho miedo. Ni siquiera pude hablar ayer. Estaba hiperventilando, llorando, sollozando, temblando”.

“Todo duró 38 segundos. Se llevaron dos cajas y media llenas de anillos de compromiso de diamantes, piezas más nuevas que hemos diseñado internamente y piezas que hemos coleccionado: art déco y anillos eduardianos”, manifestó. “Quiero decir 100 anillos”. Sulay dijo que los bienes robados están valorados entre 1 millón y 2 millones de dólares.

“Sabían exactamente de qué casos tomar. Solo se llevaron los artículos caros”, enfatizó.

La dueña explicó que estaba ayudando a un cliente cuando el equipo de criminales aparecieron afuera del local, dos se quedaron atrás y el tercero tocó el timbre para entrar en la joyería.

“Siempre me gusta darle a la gente el beneficio de la duda”, dijo. “Es difícil. Intenta no perfilar racialmente a nadie y no juzgar ni discriminar”.

Cuando ingresaron, contó “el tipo mete la mano en el bolsillo y saca un martillo —ni siquiera entendía cómo podía caber un martillo allí— y dice: ‘y así es como se usa un martillo’. Destrozó tres de nuestras pantallas principales”.

Dio a conocer que una de sus empleadas tomó el teléfono, “pero ella estaba temblando, así que me pasó el teléfono y fue entonces cuando el tipo en la puerta gritó: ‘¡No te muevas! ¿A qué diablos vas? ¡Te voy a disparar!’”

Después del robo los tres ladrones huyeron del lugar con la mercancía y quedaron prófugos de la justicia.

Ninguna de las personas resultó lesionada físicamente durante el robo, tampoco los delincuentes mostraron un arma de fuego.

No obstante, el hecho dejó a los empleados y clientes trastornados.

“Justo ayer hablábamos del nuevo año, que iba a ser un buen año, y ocho días después ocurrió una situación de locura”, expresó.

“Este es un negocio dirigido por mujeres. Todas somos madres. Hay tres mujeres al frente.”

La propietaria solicitó que se incremente el número de patrullas a pie de la policía de la ciudad de Nueva York en el área normalmente tranquila, agregó que se ha visto sacudido por otros crímenes recientes.

“La policía por aquí es excelente una vez que están en el caso… Pero es necesario que haya más policías patrullando la calle”, expresó Sulay.

Aunque la propietaria está “rezando” para que las autoridades ubiquen a los ladrones, manifestó que la joyería trabajará bajo cita previa hasta que se refuerce la seguridad en el vecindario.

“Estoy tan asustada que ni siquiera estoy abriendo la puerta a mis fieles clientes”, dijo Sulay. “Incluso reconozco quiénes son y no los dejaré entrar”.

Mostrar más

Artículos relacionados

Botón volver arriba