Editorial

FMLN descartó pactar con la derecha o con el Gobierno

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) descartó alianzas con fuerzas políticas de derecha y el gobierno de Nayib Bukele para las elecciones de 2024.

Luego de concluida, el domingo, su XLII Convención Nacional Ordinaria, la ex guerrilla señaló que dará la batalla en los próximos comicios.

El partido controlado por su facción comunista participará “en todos los eventos políticos electorales que serán convocados el próximo año en nuestro país, tanto a escala municipal, parlamentaria, Parlamento Centroamericano y presidencia de la República, vamos a estar ahí, dando la lucha”, dijo su secretario general, Óscar Ortiz.

El FMLN que estuvo en el gobierno durante dos periodos consecutivos y que entregó a Nayib Bukele la presidencia ante el fracaso de sus gobiernos, espera celebrar sus comicios internos para luego disputar las elecciones en 2024, ratificaron los delegados a la XLII Convención.

Ortiz advirtió que serán respetuosos de los procesos constitucionales y censuró la idea de que el gobierno se mantenga con el mismo candidato durante dos periodos consecutivos, algo que hasta hace poco era violatorio de la Constitución.

«Tarde o temprano», agregó, «la historia tendrá que juzgar a aquellos que cometan esa terrible ilegalidad».

Por su parte, la secretaria de Organización de la bandera comunista, Lourdes Argueta, ratificó que la resolución adoptada en el encuentro “tendrá un significado muy trascendental debido al contexto político de El Salvador.”

Adicionó que es peligroso por el alto nivel de confusión que pudiera crear ir a los próximos comicios en alianza con partidos de derecha como ARENA y otros sectores de la oligarquía salvadoreña.

La dirigente puntualizó que el FMLN mantiene sus “compromisos con el pueblo y seguiremos luchando para contribuir en las grandes transformaciones del país, y lo haremos con dignidad y solvencia, conscientes que no será fácil, pero tampoco imposible”.

Mientras, Carlos Ruiz, exdiputado de la agrupación, aseguró que el partido cuenta con personas cualificadas para participar de las próximas elecciones, en donde se incluyen tanto nuevos militantes como antiguos. 

“El FMLN -dijo- no solo está vivo sino que abre el espacio para una nueva jornada”, lo cual acentúa su proyección de aumentar la membrecía y recuperar el apoyo de la población.

Después de haber estado en la cima del poder por 10 años, el FMLN cometió todos los pecados capitales que atribuía a ARENA y cuyo rechazo le daban sentido a su existencia.

El FMLN creó expectativas de cambio durante sus dos gobiernos, su líder histórico, Schafik Handal, acusó en un momento histórico a Elías Antonio Saca por presunta violación al artículo 218 de la Constitución: “Los funcionarios y empleados públicos están al servicio del Estado y no podrán prevalerse de sus cargos para hacer política partidista. Pero tenemos a un presidente de la República que constantemente está haciendo propaganda a favor de su partido”, dijo.

Y sin embargo Mauricio Funes hizo exactamente lo mismo y más, dejando espacio para que un peón envenenado los destruyera desde dentro: Nayib Bukele Ortéz.

Mostrar más

Artículos relacionados

Botón volver arriba