Motor

Ferrari entró en la era de los SUV y lo hizo por la puerta grande

El Purosangue llega como la segunda gran transformación conceptual de Maranello. Primero fueron los modelos híbridos y ahora llega este vehículo que prefieren denominar como FUV

En Ferrari prefieren decir que no es un SUV. En algún momento se dijo que lo denominarían como un FUV, un Ferrari Utility Vehicle, porque no querían asociar la marca a un vehículo de ese segmento, que por más buscado que sea en todo el mundo, está en las antípodas de un Ferrari.

Este martes 13 de se presentó oficialmente el Ferrari Purosangue, y desde el nombre en adelante, se puede decir que, aunque lo parezca, realmente no tiene nada de SUV.

No es tan grande como se esperaba, no llega a 5 metros de largo y apenas pasa los 2 metros de ancho, y solo tiene 1,60 metros de altura, pero pesa 2.173 Kg y tiene despeje suficiente para salir de un camino de asfalto sin problemas. En dimensiones debería ser un SUV, pero en dinámica, realmente no lo parece.

El Purosangue no alcanza los 5 metros de largo y apenas supera los 2 de ancho. Es bajo y tiene buen despeje del piso, con un reparto de peso de 49% adelante y 51% atrásEl Purosangue no alcanza los 5 metros de largo y apenas supera los 2 de ancho. Es bajo y tiene buen despeje del piso, con un reparto de peso de 49% adelante y 51% atrás

Hay quienes dicen que es un Ferrari 812, el modelo que lanzaron para festejar los 70 años de la marca en 2017, pero más elevado. También se podría decir que es un Ferrari Roma por sus líneas, especialmente el frente. Cualquier semejanza es válida, por mecánica o diseño.

Justamente el tren motriz es lo que hará muy especial a este vehículo si se lo quiere catalogar de SUV. Su motor es el poderoso V12 de 6,5 litros que es capaz de entregar 725 CV al tocar las 7.750 RPM. Gracias a la tracción integral y al torque maravilloso de esos 12 cilindros a 65° es de 716 Nm con lo que acelera de 0 a 100 km/h en 3,3 segundos, y alcanza una velocidad punta de 310 km/h. El sonido no hace falta describirlo, es “música” para los oídos de los amantes de los autos deportivos. La transmisión es de 8 marchas, los cambios se hacen con paletas detrás del volante y permiten cambiar en 200 milisegundos.

La ubicación del motor V12 de 6,5 litros es casi central, ya que se introduce dentro del habitáculo para llevar el peso más atrásLa ubicación del motor V12 de 6,5 litros es casi central, ya que se introduce dentro del habitáculo para llevar el peso más atrás

El Purosangue es distinto en muchos aspectos más que vale la pena conocer. El equilibrio de distribución de pesos es uno de ellos, ya que a pesar de tener motor delantero, está repartido asombrosamente en 49/51 entre ambos trenes. Esto se debe a que el motor está ubicado casi adentro del habitáculo, pero es su diseño el que permite que, aún en esa posición, no interfiera para nada en una cabina cómoda y amplia para cuatro pasajeros. Este no es un 2+2, donde las dos plazas traseras son pequeñas como en casi todos los Ferrari. Es un 4 plazas bien definidas con una habitabilidad notable para todos.

Aun así, el reparto de peso se puede conseguir al trasladar la caja de cambios al eje posterior, como los autos de Fórmula 1. También contribuye con esta excelente relación de reparto de pesos, haber bajado el centro de gravedad con un techo completamente construido en fibra de carbono. Las zonas altas de una carrocería son siempre las que desequilibran la dinámica de un auto, y si es un deportivo, esto cobra fundamental importancia.

Las puertas traseras son estilo "suicida", pero Ferrari resolvió los peligros del sistema con un accionamiento eléctrico tanto para abrir como para cerrarlasLas puertas traseras son estilo «suicida», pero Ferrari resolvió los peligros del sistema con un accionamiento eléctrico tanto para abrir como para cerrarlas

Tecnológicamente, Ferrari también ha dotado al Purosangue de las últimas iteraciones de los sistemas de control dinámico del vehículo, introducidos en sus deportivos de más alta performance, lo que incluye dirección independiente a las cuatro ruedas y el ABS ‘evo’ con el Sensor Dinámico del Chasis de 6 vías. En este vehículo, hará su debut mundial el sistema Ferrari Active Suspension System, que se ocupa de controlar el balanceo de la carrocería en las curvas, así como la zona de contacto de los neumáticos en las ondulaciones de alta frecuencia.

En cuanto al diseño, salta a la vista que las puertas traseras no tienen la apertura convencional, sino que son del sistema conocido como puertas suicidas. Pero Ferrari ha pensado en todo y estas puertas, que se abren al revés de las delanteras, se accionan eléctricamente, lo que reduce completamente el riesgo de los accidentes que le hicieron esa “mala fama” al sistema.

"Un auto pensado más allá del conductor", dice Ferrari, y se puede apreciar claramente en el tablero con una sección exclusiva para el acompañante«Un auto pensado más allá del conductor», dice Ferrari, y se puede apreciar claramente en el tablero con una sección exclusiva para el acompañante

Finalmente, un tablero que se divide en dos secciones claramente diferenciadas. Del lado del conductor todo lo que quién maneja debe tener a mano y bajo control, y del lado del acompañante, otra superficie con una pantalla que permite acceder al resto de las funciones del vehículo. Es la mejor síntesis del auto. Probablemente la segunda característica que tiene distintiva respecto a otras Ferrari. Si la más llamativa es esa cualidad de crossover o SUV, la segunda es que el auto no fue pensado para el conducto solamente.

Solo Ferrari puede hacer un vehículo que no es parecido a ningún otro, romper los moldes prestablecidos y crear una nueva categoría, y lo hizo. Acaso por eso se llame justificadamente “Pura sangre”.

Mostrar más

Artículos relacionados

Botón volver arriba