Triángulo Norte

España busca acuerdos con Guatemala y El Salvador para trabajadores temporales

El Gobierno de España está trabajando en acuerdos de migración circular con El Salvador y con Guatemala como el que ya está en marcha con Honduras y cuyo éxito inicial ha hecho que se duplicara el número de beneficiarios en un intento por contribuir a frenar el éxodo desde estos países centroamericanos.

Informó el secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Fernández-Trigo, en una reciente comparecencia ante la Comisión de Exteriores del Congreso, subrayando que se trata de un esfuerzo en el que también está implicado el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

El pasado mes de junio, coincidiendo con la Cumbre de las Américas en Washington, Estados Unidos anunció que España iba a duplicar –pasando de 250 a 500– los permisos de trabajo de hondureños, en el marco de un programa de migración circular.

Posteriormente el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, tras reunirse precisamente con su homólogo hondureño en Madrid, dijo que estos trabajadores participarán en la recogida de frutos rojos y adelantó que no se descartaba ampliar más el programa.

También se habló del mismo durante la visita que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hizo a Honduras a finales de agosto. El jefe del Ejecutivo tildó de «hito» en la relación bilateral esta iniciativa y expresó igualmente la voluntad de poder ampliarla en un futuro.

Así las cosas, el secretario de Estado explicó ante los diputados que tras el éxito del acuerdo de migración circular con Honduras, que prevé la llegada a España de trabajadores agrícolas que una vez completada su labor regresan a su país, se está negociando esta misma fórmula con El Salvador y Guatemala.

El objetivo no es otro, señaló Fernández-Trigo, que apostar por la migración legal frente a los intentos de muchos centroamericanos de emigrar de forma ilegal, con Estados Unidos como destino final en la mayoría de los casos.

Precisamente, la preocupación compartida de España y Estados Unidos respecto a la situación en Centroamérica, donde la falta de oportunidades y la violencia de las maras entre otras cuestiones provoca un éxodo de inmigrantes, ha llevado a los dos países a crear un grupo de trabajo.

La primera reunión de dicho grupo fue presidida a finales de mayo por el propio Fernández-Trigo y por la subsecretaria de Estado Adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental, Emily Mendrala, y está previsto que la siguiente reunión de alto nivel se celebre en diciembre en Washington, según indicó el secretario de Estado.

En el primer encuentro, según informó Exteriores en su momento, se estudiaron propuestas y acciones para abordar de manera conjunta y con los países de la región los desafíos que plantean el desplazamiento forzado y los movimientos migratorios irregulares en y desde Centroamérica.

Por otra parte, en una respuesta parlamentaria a una pregunta del PP a la que ha tenido acceso Europa Press, el Gobierno ha indicado que «la Estrategia para América Central se encuentra en proceso de finalización».

El documento, según precisa el Ejecutivo, se sustenta en tres ejes: el fomento y fortalecimiento de las instituciones democráticas, con especial atención a los Derechos Humanos y a las relaciones con las sociedades civiles; la contribución a un desarrollo sostenible e inclusivo, a través de la cooperación al desarrollo y el fomento del comercio y las inversiones; y la promoción de un enfoque global para las migraciones y la movilidad. Estos ejes se desglosarán «en diversas acciones que se irán desarrollando durante los próximos meses».

Mostrar más

Artículos relacionados

Botón volver arriba