Reportajes

En Cumbre de la Américas plantean nuevo orden interamericano

La Cumbre de las Américas, realizada la pasada semana en Los Ángeles, es el espejo de “un nuevo orden interamericano” en el que Estados Unidos deja de ser el jefe máximo ante países que piden paso para definir su propia agenda y renovar organizaciones como la OEA, estiman expertos.

“Esa idea de que América Latina y el Caribe por su proximidad comparten los mismos principios y metas se acabó”, declaró Christopher Sabatini, investigador principal de Chatham House.

La lista de los países invitados por EE.UU. a esta cita regional hizo saltar chispas al excluir a Cuba, Nicaragua y Venezuela, a los que Washington considera regímenes dictatoriales.

En respuesta México, Bolivia, Honduras, el bloque del Caribe, Chile y Argentina protestaron.

Un maratón diplomático estadounidense no logró convencer a todos de asistir y algunos presidentes boicotearon la cumbre, como el mexicano Andrés Manuel López Obrador, que envió en su lugar al canciller Marcelo Ebrard. Lo mismo hicieron los presidentes de Bolivia, Honduras, Guatemala y El Salvador.

De poco sirvió el tono conciliador del anfitrión, el presidente estadounidense Joe Biden, quien pidió “unidad y diálogo”.

El canciller mexicano dijo que siguió todos los discursos y contabilizó a 20 países a favor de que se invitara a los excluidos, mientras que diez se abstuvieron y dos se opusieron. No especificó cuáles. En la cumbre México, Argentina, Bolivia y El Salvador pidieron reestructurar instituciones, como la OEA, que fueron pensadas para la integración.

Para Jason Marczak, experto en América Latina del grupo de reflexión Atlantic Council, estos comentarios “expresan una frustración con el sistema interamericano” y la necesidad de que “se renueve para ser aún más eficiente a la hora de responder a los temas prioritarios de las Américas de hoy en día” que son “muy distintos de lo que eran hace décadas”.

La Cumbre de las Américas volvió a realizarse en Estados Unidos, desde su edición de 1994. Foto: Cumbre de las Américas
La Cumbre de las Américas volvió a realizarse en Estados Unidos, desde su edición de 1994. Foto: Cumbre de las Américas

A la sombra de China

El propio Joe Biden, presidente de EEUU, propuso una “reforma ambiciosa” del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y quiere invertir en su rama de préstamos al sector privado para “dirigirlos hacia donde tengan el mayor impacto”.

La influencia de Estados Unidos en la región ha disminuido desde hace una década, a medida que aumentaba la de China a golpe de talonario.

Ryan C. Berg, investigador principal para América Latina del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), estima que Washington se lo “ha autoinfligido” por no prestar la debida atención a la región y por “su incapacidad” para erigirse en una alternativa a China.

En opinión de Richard E. Feinberg, investigador y profesor de economía política internacional en la Escuela de Política y Estrategia Global de la Universidad de California, liderazgos latinoamericanos que no están a la altura del momento y la fragmentación política de Washington le pasaron factura a la novena Cumbre de las Américas.

Mostrar más

Artículos relacionados

Botón volver arriba