Economía

Adopción del bitcoín en El Salvador podría provocar una limitación significativa de su potencial como medio de intercambio

La declaración de El Salvador del bitcóin como moneda de curso legal podría crear desafíos tanto para el país como para la criptomoneda, según un equipo de JPMorgan Chase & Co.

Los volúmenes de negocaición del bitcóin comúnmente superan entre los US$40.000 millones y US$50.000 millones por día, pero la mayor parte de eso es internalizado por las principales bolsas, dijo el jueves en un informe un grupo de JPMorgan que incluye a Steve Palacio, Joshua Younger y Veronica Mejia Bustamante. Una gran parte de los bitcoines está encerrada en entidades ilíquidas, con más del 90% que no ha cambiado de manos en más de un año y una “significativa y creciente fracción en carteras con poca rotación”, agregaron.

“La actividad diaria de pagos en El Salvador representaría alrededor de 4% del volumen reciente de transacciones en la cadena y más del 1% del valor total de los tokens que se han transferido entre billeteras en el último año”, según el informe, mientras que la falta de liquidez y naturaleza del volumen serían “potencialmente una limitación significativa de su potencial como medio de intercambio”.

La iniciativa del presidente salvadoreño, Nayib Bukele, de convertir el bitcóin en moneda de curso legal en el país ha desencadenado un gran debate sobre si es beneficioso y cuáles podrían ser las ramificaciones. Bukele, de 39 años, ha dicho que el bitcóin ayudará a contrarrestar la baja tasa de penetración bancaria del país y a reducir el costo del envío de remesas. Pero el Fondo Monetario Internacional, que está en conversaciones con El Salvador sobre su programa crediticio, está entre los que han cuestionado ese argumento.

Incluso muchos defensores del bitcóin dicen que, si bien existe un argumento de que es una buena reserva de valor, su utilidad como mecanismo de pago es limitada.

“El bitcóin es el peor sistema de pago jamás inventado. Es terrible”, dijo recientemente en una entrevista en vídeo William Quigley, cofundador de la ‘stablecoin’ Tether y pionero en múltiples aspectos del espacio de las criptomonedas. “Casi cualquier token es mejor que bitcóin como sistema de pago”.

Otros desafíos que JPMorgan ve para la adopción del bitcóin como moneda de curso legal en El Salvador incluyen:

Encuestas recientes sugieren un escepticismo y dudas generalizadas sobre el bitcóin como medio de intercambio.La alta volatilidad del bitcóin plantea un desafío particularmente grande en un sistema bimonetario junto con la dolarización oficial.Un desequilibrio persistente de la demanda de conversiones bitcóin/dólar estadounidense en la plataforma gubernamental podría “canibalizar la liquidez ‘onshore’ del dólar” y eventualmente introducir un riesgo fiscal y en la balanza de pagos.

Mostrar más

Artículos relacionados

Botón volver arriba