Motor

Estados Unidos celebró las 500 Millas de Indianápolis ante 135 mil personas: nuevo récord desde el inicio de la pandemia

El brasileño Helio Castroneves fue el ganador de la carrera, mientras que el español Álex Palou quedó segundo

El domingo se celebró las 500 millas de Indianapolis en lo que fue el evento deportivo con mayor cantidad de público en los Estados Unidos desde la llegada de pandemia de COVID-19. Quien se llevó todos los aplausos fue el brasileño Hélio Castroneves (Michael Shank Racing-motor Honda), quien cerró la famosa prueba en primer lugar.

A sus 46 años, el piloto sudamericano ganó por cuarta ocasión la competición estadounidense, igualando el récord de victorias de esta emblemática carrera de automovilismo. En un trepidante final, Castroneves adelantó a dos vueltas de la bandera a Álex Palou (Chip Ganassi Racing), que estuvo cerca de ser el primer español en ganar la prueba. El brasileño ya había triunfado en 2001, 2002 y 2009 en el mítico óvalo de 2,5 millas (4 km). De esta forma se une a AJ Foyt, Al Unser y Rick Mears como los únicos que han ganado la legendaria carrera en cuatro ocasiones.

“Qué sensación tan increíble. Sabía que sería una gran pelea y estoy muy feliz”, se felicitó el brasileño, que comenzó su 21° carrera en Indianápolis en el octavo lugar de la parrilla. “Sabía que sería una pelea y saqué los codos. ¿Todavía lo tengo, no creen?”, preguntó a la prensa el eufórico ganador, que comparó su hazaña con la de otros campeones veteranos: “Tom Brady ganó el Super Bowl. Phil Mickelson ganó el PGA. Los viejos aún lo tienen”.

El plan de vacunación masivo que tuvo Estados Unidos fue la llave para que más de 135 mil espectadores pudieron disfrutar del automovilismo en Indianapolis este domingo en un escenario que estuvo al 40 por ciento de su capacidad. Esta cantidad de público fue un récord de lo que va del año en 2021 en los Estados Unidos. Antes, el juego de futbol americano de primavera de Alabama en abril recibió a 47.218 fanáticos, casi 10.000 más que un juego de béisbol de los Texas Rangers (también el mes pasado). 

Público sin protección ni distanciamiento (Gentileza Gustavo Rosso - Patagonia Visual Solutions). Público sin protección ni distanciamiento (Gentileza Gustavo Rosso – Patagonia Visual Solutions). 

“Este evento y este lugar significan mucho para todos los que vemos todos los días y de los que escuchamos todos los días, ya sean domésticos o fanáticos de las carreras de todo el mundo”, había declarado en abril Mark Miles, presidente y director ejecutivo de Penske Entertainment Corp. a la agencia AP, antes de la carrera. “Sentimos la responsabilidad real de proteger ese legado y hacer que crezca y tener la carrera (…) Estamos listos para dar el siguiente paso para recuperar la economía y mucho de eso en esta ciudad y Estado es impulsado por eventos deportivos que han estado cerrados durante tantos meses“, agregó.

Infobae pudo saber que el 80 por ciento de los espectadores que concurrieron al evento habrían recibido la vacuna. Todos en un centro vacunatorio que estuvo en el autódromo hasta el 27 de mayo, donde se inoculó a los que fueron a la carrera y a cualquier otra persona. En total fueron 100.000 los vacunados presentes.

Pero no solo se vacunó al público si no también a quienes trabajan, incluidos los pilotos. Miles dijo que el 90 por ciento del paddock (boxes) de IndyCar había sido vacunado en la primera fecha de la temporada y que el resto recibió sus vacunas en las siguientes carreras. En tanto que quienes eligieron no vacunarse antes de que la pista abrió el 18 de mayo para los entrenamientos de la Indy 500, debieron someterse a pruebas diarias de COVID-19.

En cuanto a lo deportivo, la carrera fue para Castroneves, que luego de 200 vueltas logró su cuarta victoria en las 500 Millas de Indianápolis y se unió a los nombres de Rick Mears, Al Unser Sr y A. J. Foyt siendo los únicos en la historia en lograr esta cifra.

Al brasileño lo escoltaron el español Alex Palou (Chip Ganassi Racing) y el francés Simon Pagenaud (Team Penske). Para destacar la cuarta colocación del mexicano Patricio O’Ward (Arrow McLaren SP).

Como de costumbre, Castroneves, de 46 años, celebró con su típico festejo a lo “Spiderman” trepándose al alambrado y viviendo un fervor sin igual junto a la gente. Un día histórico para el piloto latinoamericano, pero también para el deporte por la multitud presente en un autódromo en plena pandemia.

IMÁGENES DE LAS INDY 500

Previa de la carrera (Gentileza Gustavo Rosso - Patagonia Visual Solutions). Previa de la carrera (Gentileza Gustavo Rosso – Patagonia Visual Solutions). 

Hélio Castroneves (Gentileza Gustavo Rosso - Patagonia Visual Solutions). Hélio Castroneves (Gentileza Gustavo Rosso – Patagonia Visual Solutions). 

El público en Indianápolis (REUTERS/Cheney Orr). El público en Indianápolis (REUTERS/Cheney Orr). 

El público en Indianápolis (REUTERS/Cheney Orr). El público en Indianápolis (REUTERS/Cheney Orr). 

El público en Indianápolis (REUTERS/Cheney Orr). El público en Indianápolis (REUTERS/Cheney Orr). 

El público en Indianápolis (REUTERS/Cheney Orr). El público en Indianápolis (REUTERS/Cheney Orr). 

Mostrar más

Artículos relacionados

También revisar
Cerrar
Botón volver arriba