Nacionales

Juzgado ordena captura de Norman Quijano

Otro de los políticos salvadoreños salpicados por las supuestas compras de votos a las pandillas es el exalcalde de San Salvador Ernesto Muyshondt

El Juzgado Séptimo de Paz ordenó el jueves la detención del arenero Norman Quijano, expresidente de la Asamblea Legislativa, en una causa penal por supuestamente negociar favores electorales con las pandillas, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

La fuente indicó que el Juzgado ordenó la prisión preventiva contra Quijano, por los cargos de agrupaciones ilícitas y fraude electoral.

Quijano aseguró en Twitter el pasado 1 de mayo que se encuentra fuera de El Salvador «atendiendo un compromiso familiar» y que tenía previsto «regresar al país en un par de días».

«Al pueblo salvadoreño le digo que no tenga la menor duda que defenderé mi inocencia hasta mi último aliento. En el momento que sea requerido, me presentaré para dar la cara, pues como siempre lo he dicho, y quienes me conocen lo saben, soy inocente», agregó el político.

El Ministerio Público pidió a finales de enero de 2020 a la Asamblea Legislativa retirar la inmunidad constitucional a Quijano para que enfrentara un proceso penal, pero la solicitud no alcanzó los votos necesarios, al no contar con la venia del diputado disidente Arturo Magaña, a quien Quijano, pocos días después, traicionaría al votar a favor de su desafuero..

De acuerdo con la acusación, el legislador se reunió con supuestos líderes de pandillas para buscar su apoyo y ganar las elecciones presidenciales en las que finalmente se impuso Salvador Sánchez Cerén, del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), en 2014.

Durante un juicio en el que fueron condenados más de 300 miembros de la pandilla Mara Salvatrucha (MS13) en 2019, un testigo identificado únicamente como «Noé» señaló que Quijano negoció dinero a cambio de votos para Arena.

En febrero pasado, Quijano fue elegido diputado para el Parlamento Centroamericano (Parlacen), pero aún no ha tomado posesión, por lo que el fuero que dicho puesto le otorgaría no impide que sea procesado.

Otro de los políticos salvadoreños salpicados por las supuestas compras de votos a las pandillas es el exalcalde de San Salvador Ernesto Muyshondt, también de Arena y a quien el mismo testigo atribuyó la entrega de 69.000 dólares en 2015.

Quijano es el segundo expresidente de la Asamblea Legislativa acusado de corrupción por la Fiscalía en los últimos años. El primero fue Sigfrido Reyes, del FMLN.

El Salvador ha sido considerado uno de los países más violentos del mundo, principalmente por las acciones de las pandillas Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18.

Mostrar más

Artículos relacionados

Botón volver arriba