Nacionales

Bukele dio un ultimátum de una semana a los diputados para que le aprueben el préstamo para su plan de seguridad

El mandatario exigió a los diputados que den luz verde a la financiación de USD 109 millones para su plan antipandillas. La oposición denuncia un intento de “autogolpe”.

El presidente Nayib Bukele mantiene un llamamiento a la “insurrección” para forzar a los diputados de la Asamblea Legislativa a aprobarle un préstamo de 109 millones de dólares para concretar sus planes de impulsar la Fase III del Plan Control Territorial, una iniciativa del Ejecutivo para la seguridad interna del país.

Bukele luego de llegar a la Asamblea Legislativa, con un fuerte contingente militar se dirigió a los diputados presentes, todos afines a su Gobierno.

Luego, el presidente de la República se dirigió a algunas centenas de seguidores que le esperaban fuera del recinto Legislativo y desde una tarima fabricada para su llegada a increpar a los «padres de la patria», le dijo a los presentes: “Yo les pido paciencia, si estos sinvergüenzas no aprueban esta semana la Fase 3 del Plan Control Territorial nos volvemos a convocar aquí el próximo domingo”

“Los diputados de la Asamblea no quieren aprobar dinero que no es ni de ellos para garantizar la seguridad del pueblo salvadoreño. Ahora sabemos que los diputados, que no quieren aprobar el dinero para la seguridad de los salvadoreños, negociaron con las pandillas y les dieron dinero para que compraran armas», dijo, atacando directamente al partido ARENA y al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que han sido acusados de haber negociado con las pandillas.

“Los diputados pueden votar a favor o pueden votar en contra del financiamiento a la Fase 3 del Plan Control Territorial, lo que no podían hacer era faltar a esta convocatoria, y lo hicieron”, aseguró, lo que fue desmentido por expertos constitucionalistas y al menos 10 ONG´s.

El mandatario acusó a los diputados ausentes en la votación de “desacato constitucional”. “Los diputados que no están acá están en desacato constitucional”, ha dicho antes de asegurar que “ahora está muy claro quien tiene el control de la situación y la decisión que vamos a tomar ahora la vamos a tomar en manos de Dios”.

“El pueblo tiene derecho a la insurreción para remover a los funcionarios y reestablecer el orden constitucional. Y que Dios nos dé sabiduría para los pasos que vamos a tomar y luego la decisión está en ustedes”, arengó a los presentes.

En medio de las tensiones, el embajador norteamericano Ronald Johnson llamó a las partes “a trabajar y dialogar en búsqueda de consensos y a mantener la calma”.

El tuit del embajador Ronald Johnson

DENUNCIA DE AUTOGOLPE

Varios diputados de oposición denunciaron que agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) se presentaron en sus domicilios para trasladarlos a la Asamblea Legislativa pese a que el órgano rechazó la convocatoria de la sesión extraordinaria planteada por el Gobierno del presidente Nayib Bukele. Muchos de ellos denunciaron que fueron sitiados en sus casas en medio de un “autogolpe” de Bukele contra el Parlamento.

El diputado de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y general del Ejército en retiro, Mauricio Ernesto Vargas, explicó que agentes de las fuerzas de seguridad se presentaron en su casa para decirle que tienen una resolución “verbal”, pero se negó a acompañarlos. Otros diputados como René Portillo Cuadra, Patricia Valdivieso y Ricardo Godoy también recibieron la visita de las fuerzas de seguridad, según reportes.

La portavoz del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN), Nidia Díaz, confirmó igualmente que cerca de doce diputados de la formación estaban sitiados en sus casas.

También los militantes del FMLN que participaban en su Convención Extraordinaria que celebraba el partido en San Salvador denunciaron que en los alrededores del polideportivo de San Marcos hubo miembros del Ejército desplegados, supuestamente para llevar a los diputados del FMLN por “la fuerza” a la Asamblea Legislativa.

La noche del viernes, el titular del Ministerio de Defensa, René Merino, reiteró el apoyo de la Fuerza Armada al presidente y no a la República, afirmando que la institución castrense “cumplirá la ley, aún a costa de nuestras vidas”.

El Ministro de Defensa de El Salvador, René Francis Merino Monroy (Reuters)
El Ministro de Defensa de El Salvador, René Francis Merino Monroy

«Estamos esperando órdenes de nuestro comandante general y estamos dispuestos a defender nuestra patria aún a costa de nuestras vidas», dijo Merino durante una conferencia de prensa.

Por su parte, el ministro de Seguridad, Rogelio Rivas, señaló que la Policía Nacional Civil (PNC) «espera instrucciones del presidente ante la negativa de los diputados de asistir a la convocatoria constitucional del Consejo de Ministros».

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Botón volver arriba