Fútbol

Koeman ‘termina’ con la Messi-dependencia

El plan de Ronald Koeman, de ser el que mostró en la goleada ante Villarreal, invita a pensar a que el entrenador tiene en mente que Leo Messi deje de ser el eje central del equipo de mitad del campo hacia adelante. Como primera medida, lo colocó como centro delantero. Es esa una posición poco natural para Leo, ya que lo aleja del contacto con la pelota pero como casi todo en la vida, tendría una explicación.

Para que el equipo funcione como él quiere, y con los jugadores que pretende, Griezmann debe jugar recostado por la banda derecha, hábitat natural de Leo. Es en esa zona donde el francés ha mostrado buenas actuaciones en el Atleti, por las que continúa pugnando todo Barcelona. Si bien no brilló, tuvo encuentros con Messi interesantes y se mostró solidario bajando a ayudar a Sergi Roberto, algo que le cuesta más a Leo, el retroceso.

Para ello entonces hubo que pedirle a Leo que juegue libre, pero que ocupe la zona que dejara precisamente su amigo Luis Suárez. Y Messi accedió, sabiendo que no le es cómodo jugar ahí y que le sobran credenciales para pedirle a Koeman no lo corra de sitio. Entendió que el plan era que no todo dependiese de él, y que se lo encuentre para terminar las jugadas, por más que es especialista a la hora de inventar, desarrollar y finalizar.

Cuanto menos contacto con la pelota en el inicio de las jugadas tiene Leo, menos depende de él generarlas, y el elegido para esa tarea fue Coutinho, quien rindió en gran forma y cumplió, asistió a Ansu en el segundo gol y se mostró agresivo y dinámico a la hora de transportar el balón, además de haberse encontrado con Messi en varias ocasiones.

Nada de protagonismo tuvo Messi en los dos primeros goles del equipo marcados por Ansu Fati, fue un absoluto espectador que vio como hay un equipo que no le cargará la mochila de hacerlo solo, como en las últimas tres temporadas, aunque con la notoria ayuda de Luis Suárez.

Koeman parece haber tomado la misma decisión de Lionel Scaloni en el seleccionado argentino. Mostrarle a Leo que no tiene que hacerse cargo de todo, que le armarán un equipo para que él empiece a finalizar las jugadas y no tenga que estar ocupándose de crearlas, ya que a los 33 es hora de empezar a aprovecharlo de otra manera dado que es cierto que ya no traspasa ni desparrama rivales como años anteriores.

En Argentina, Messi jugó más cómodo cuando tuvo a Lautaro Martínez y a Sergio Agüero como acompañantes de tridente. No así cuando le tocó hacerlo de «falso 9», ante Colombia y Paraguay en la Copa América 2019. Claro que según el rival y las necesidades de turno las formaciones varían, y ahora habrá que ver la próxima fecha si efectivamente arrancará otra vez de centro delantero, o lo visto ante Villarreal fue una prueba del técnico, algo que no parece dado que el equipo funcionó, no necesitó que Messi juegue 10 puntos e igualmente ganó, gustó y en este caso, también goleó.

Con información de Marca

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Botón volver arriba