Categoría: LO +

Un vuelo que debía cubrir la ruta de Orlando a Londres en 7 horas demoró más de tres días en llegar a destino

Pasajeros de la aerolínea British Airways con destino a Gran Bretaña fueron sometidos a un “vuelo del infierno” luego de que su avión quedara varado en los EEUU por más de tres días.

El vuelo que tenía como ciudad de origen a Orlando, Florida, debía partir el pasado jueves pero una serie de desperfectos técnicos hizo que fuera desviado a Nueva York, donde recibió el permiso para volar y llegar a Londres ayer domingo.

Representantes de la aerolínea dijeron que la aeronave utilizada para el vuelo BA 2036 había tenido “problemas técnicos menores” que obligaron a que quedara en la pista por horas, luego de haber recibido la aprobación para despegar.

El vuelo finalmente debió ser cancelado y todos los pasajeros pernoctaron en distintos hoteles ubicados cerca del aeropuerto de Orlando forzados a esperar todo el viernes a recibir novedades sobre su reanudación.

La aerolínea asegura que las demoras se debieron a “fallas técnicas menores” en la nave que debía volar a Londres
La aerolínea asegura que las demoras se debieron a “fallas técnicas menores” en la nave que debía volar a Londres

El vuelo con destino al aeropuerto de Gatwick recién volvió a ser programado para el día sábado por la mañana, pero poco después de despegar fue desviado a Nueva York como una medida de precaución.

Una nave de refuerzo fue enviada a la ciudad de los rascacielos con la finalidad de llevar a los pasajeros a la capital británica “lo más rápido posible”. Viajeros que se suponía iban a partir con destino a sus hogares el día jueves a las 7:25 p.m. no aterrizaron en Londres hasta el domingo a las 6:49 de la mañana.

La odisea de tres días sirvió para que los pasajeros desataran toda su furia a través de las distintas redes sociales. Muchos se quejaron por la falta de comunicación de quienes se suponía estaban a cargo, además de un servicio al cliente “desagradable”.

Al llegar a Nueva York, muchos viajeros quedaron varados por la maratón que se celebró el fin de semana
Al llegar a Nueva York, muchos viajeros quedaron varados por la maratón que se celebró el fin de semana

Las 200 personas tuvieron la mala suerte de tener que quedar a la deriva en Nueva York, dado que su estadía obligada en la Gran Manzana se dio justo el fin de semana de la maratón que hizo que no hubiera cuartos disponibles para que estos durmieran.

“Imagina que tu pequeña hija tiene que pasar su cumpleaños en un aeropuerto, sentada en el piso sin saber cuando va a poder comer, dormir o tener un sitio seguro para hospedarse”, tuiteó una de las afectadas.

“Los pasajeros fueron tratados de forma inhumana, solo queríamos algo para comer y beber, un sitio para dormir y que se nos mantenga informados. Fallaron en todo no importa lo que ellos aseguren”, expresó otro de los damnificados en redes sociales.

Un vuelo que no se debió demorar más de 7 horas y 16 minutos fue finalizado en más de tres días
Un vuelo que no se debió demorar más de 7 horas y 16 minutos fue finalizado en más de tres días

Por su parte la aerolínea dijo entender que “se trató de una experiencia frustrante y agotadora” para sus clientes y ofreció sus disculpas a los afectados por la interminable demora.

“Los clientes fueron ubicados donde fue posible dado que había pocos cuartos de hotel disponibles, nuestro equipo asistió a los pasajeros en la sala de primera clase, donde se les ofreció donde dormir, comer y beber”, aseguraron desde British Airways.

Discurso del odio inunda las redes sociales

Un torrente de imágenes y videos antisemitas inundó Instagram el pasado lunes, luego de que el sábado un hombre matara a 11 personas durante una ceremonia religiosa en una sinagoga ubicada en el corazón de un barrio judío en Pittsburgh (EEUU).

Periodistas de The New York Times (NYT), al buscar la palabra “judíos” en esa red social, encontraron más de 11 mil publicaciones con la etiqueta #jewsdid911 (#judíoshicieron911) que decían que los judíos habían orquestado los ataques terroristas del 11 de septiembre en Estados Unidos. Otros mensajes tenían etiquetas con referencias nazi que incluían el número 88 y el saludo “Heil Hitler“.

Las publicaciones antisemitas en Instagram revelan una oscura y peligrosa realidad. Durante los últimos 10 años compañías como Facebook y Google expandieron su influencia en casi todos los rincones del planeta. Sin embargo, nunca previeron la consecuencias negativas que esa influencia iba a tener sobre la gente, informa el NYT.

“Las redes sociales están envalentonando a las personas para que crucen la línea y envíen mensajes que tienen como intención provocar e incitar violencia. Claramente el problema se está expandiendo”, dijo Jonathan Albright, director de investigaciones del Tow Center for Digital Journalism de la Universidad de Columbia, a NYT.

Una hombre, a las afueras de la sinagoga en Pittsburgh, rinde tributo a las víctimas de la masacre. (REUTERS/Cathal McNaughton)
Una hombre, a las afueras de la sinagoga en Pittsburgh, rinde tributo a las víctimas de la masacre.

Los discursos de odio han aumentado en las redes sociales y compañías como Facebook o Twitter han demostrado su incapacidad para manejar o contrarrestar este peligroso fenómeno. El caso de Cesar Sayoc Jr., quien es acusado de enviar paquetes bomba a líderes como Obama o los Clinton, al parecer fue radicalizado por información que consumió en redes sociales. Por su parte, Robert Bowers, el hombre acusado del ataque en la sinagoga en Pittsburgh, publicó mensajes antisemitas en Gab, una nueva red social.

Las elecciones en Brasil también son una muestra de los efectos que tienen las redes sociales sobre la opinión pública. Algunos investigadores a atribuyen que el éxito de Jair Bolsonaro se dio por lo que ocurrió justamente en esos espacios virtuales. La plataforma de mensajes Whatsapp, que pertenece a Facebook, fue inundada con noticias e información falsa que favorecía al candidato de extrema derecha.

De manera similar, los militares en Myanmar utilizan los mensajes de Facebook para generar miedo en la población contra la minoría musulmana Rohingya. Y en India noticias falsas que se comparten por Whatsapp de niños que secuestran han generado que turbas enardecidas asesinen a más de una docena de personas este año.

Las compañías de redes sociales han creado, permitido y habilitado que extremistas puedan mover sus mensajes de los margenes a las mayorías“, dijo Jonathan A. Greenblatt, director ejecutivo de la Liga Anti Difamación, a NYT. Y agregó: “En el pasado, no podían encontrar una audiencia para envenenar. Ahora, con un click o una publicación o un tuit, ellos pueden esparcir sus ideas con una velocidad que nunca habíamos visto”.

Robert Bowers, autor de la masacre en Pittsburgh.
Robert Bowers, autor de la masacre en Pittsburgh.

Luego de la denuncia de NYT, Facebook dijo que investigará las etiquetas antisemitas que se publicaron en Instagram. Una portavoz de la compañía aseguró que ya están revisando los mensajes y eliminado el contenido que viole sus políticas.

Las compañías de redes sociales confiesan que identificar y borrar contenido relacionado con discursos de odio o noticias falsas es una tarea complicada. Facebook reveló que solo el 38 por ciento de los mensajes publicados con discursos de odio fue detectado por su sistema interno. En contraste, el 96 por ciento del publicaciones de desnudos y el 99.5 de contenido terrorista fue detectado por el sistema, informa NYT.

Entre abril y junio, en YouTube sus usuario reportaron cerca de 10 millones de videos que podían violar las normas de la plataforma. De ese número, un millón de videos fueron eliminados. Además, una herramienta de detección de videos que infringen normas bajó del sistema 6.8 millones de videos.

Algunos estudios prenden las alarmas sobre este fenómeno, como el publicado por Massachusetts Institute of Technology que revela que la información falsa tiene un 70 por ciento de mayor probabilidad de ser retuiteada.

En Silicón Valley cuestionan si las redes sociales tienen un efecto positivo en la sociedad.
En Silicón Valley cuestionan si las redes sociales tienen un efecto positivo en la sociedad.

 YouTube, Facebook y Twitter anunciaron inversiones millonarias en el desarrollo de inteligencia artificial y de otras tecnologías que permitan eliminar contenido no deseados de sus plataformas. Además, Facebook dijo que tiene entre sus planes contratar a 10 mil personas para trabajar en asuntos relacionados a la seguridad de la red social, mientras que YouTube contratará al mismo número de personas pero que éstas se dedicarán exclusivamente a revisar videos.

NYT consultó a empleados de Silicon Valley quienes, a pesar de las enormes inversiones para contrarrestar los discursos de odio y las noticias falsas, cuestionan que las redes sociales tengan un efecto positivo en la sociedad.

Cuatro empleados de Twitter, por ejemplo, están preocupados porque la compañía se nota incapaz para tratar el lenguaje tóxico y los discursos odio que abundan en esa red social. La masacre en Pittsburgh hizo que los trabajadores de la compañía presionaran a sus directivos para encontrar una forma manejar de contrarrestar las publicaciones de los supremacistas blancos. 

El problema ahora se trasladó a Instagram, que fue ideada para que las personas compartieran fotos de sus mascotas, de sus viajes, de sus amigos o familia, sin embargo durante el último año han brotado publicaciones que van en contra del espíritu con el que fue creada la plataforma. Un ejemplo de ello son los mensajes antisemitas que desató la masacre en Pittsburgh.

Ensayo clínico abre una nueva esperanza para frenar la evolución del Alzheimer

¿Qué más se le puede pedir a una proteína que haga por el futuro promisorio del Alzheimer, que detener su evolución en el tiempo? Una enfermedad neurodegenerativa que se estima -según cifras actuales de la Organización Mundial de la Salud (OMS)- padecen casi 50 millones de personas alrededor del globo, y es considerada una epidemia del siglo XXI.

Esta proteína descubierta se transfiere a los pacientes para frenar la evolución de la enfermedad, informó con orgullo científico el laboratorio catalán Grifols, en el marco del inicio de la  Conferencia Europea sobre Alzheimer que comenzó hoy 29 hasta el 31 de este mes, en Barcelona. Allí se amplificarán los resultados del estudio clínico Ambar (Alzheimer Management By Albumin Replacement) que concluyó que el tratamiento basado en las propiedades terapéuticas del plasma consigue ralentizar -en el 61% de los casos- la enfermedad en pacientes en estadio moderado.

El estudio clínico Ambar le demandó a la farmacéutica catalana Grifols más de una década de investigación. En la última fase han participado 496 pacientes en 41 hospitales, entre europeos y americanos (20 en España y 21 en Estados Unidos).

De la investigación liderada por Grifols,  participaron equipos científicos transdisciplinares de todo el mundo, como la Fundación ACE en Barcelona, y el Alzheimer Disease Research Center en Pittsburgh, Estados Unidos , cuyo líder es el talento argentino, profesor y científico, doctor Oscar López.

El plasma, la parte líquida de la sangre humana, se utiliza para hacer medicamentos; y allí se basó la expertise del laboratorio español que ya viene desarrollando hace varias décadas. Se trata de uno de los principales laboratorios del mundo en utilizar proteínas plasmáticas para elaborar tratamientos de enfermedades autoinmunes, infecciosas, respiratorias y de la sangre. Y hace tiempo que estudia un abordaje innovador para que el plasma sirva también para la cura del alzheimer.

Tiempo, investigación y desarrollo

Las previsiones hoy para el Alzheimer no son auspiciosas, ya que apuntan a que la cifra de enfermos podría crecer hasta 75 millones en el 2030, o más de 135 millones en el 2050.

Se sabe del largo tiempo que necesita un estudio clínico para prosperar de manera exitosa: Ambar fue iniciado en el 2013, y ya llegó a fase IIB en Estados Unidos y III en Europa, es el ensayo clínico más ambicioso realizado por Grifols; forma parte de la estrategia que inició en el 2004 contra el Alzheimer y en la que ha invertido “más de 150 millones de euros entre el 2004 y el 2017”, señalaron los voceros de la compañía.

El Alzheimer es la primera causa de demencia en el mundo.

El estudio Ambar se basa en demostrar que se puede estabilizar el progreso de la enfermedad neurodegenerativa -Alzheimer- mediante un recambio plasmático o plasmaféresis.  La plasmaféresis es una técnica médica con varias décadas de experiencia en enfermedades nefrológicas, neurológicas y hematológicas.

En ­este proceso, se sustituye la mayoría de la beta-amiloide, una de las proteínas que se acumula en el cerebro de las personas con ­Alzheimer, por la albúmina, que es una proteína plasmática que tiene propiedades terapéuticas.

 Ambar es un ensayo clínico internacional, multicéntrico y doble ciego -los pacientes no saben si han recibido tratamiento o placebo – en el que han participado cerca de medio millón de enfermos de Alzheimer en estado leve y moderado, de entre 55 y 85 años, en 41 hospitales europeos y estadounidenses.

Víctor Grífols Roura, presidente de Grifols, declaró a la prensa europea:  “Estos resultados abren una nueva era en el tratamiento de la enfermedad de Alzhéimer. Continuaremos explorando el potencial de las proteínas plasmáticas y del recambio plasmático en estudios posteriores”.

NASA detecta extraño iceberg rectangular en la Antártida

La fotografía fue difundida en la cuenta de Twitter de la agencia espacial. Fue tomada durante una misión de la operación IceBridge, cuyo objetivo es monitorear el hielo polar del Ártico y la Antártida mediante una vista 3D que permite obtener información sobre el cambio climático.

La superficie plana y los ángulos agudos señalan que este bloque de hielo se desprendió recientemente, probablemente de la barrera de hielo Larsen C, que se encuentra muy cerca.

Kelly Brunt, científico de hielo de la NASA, explicó al sitio de noticias LiveSciencecómo se formó este iceberg:

Tenemos dos tipos de icebergs: el tipo que todos pueden imaginar en su cabeza que hundió el Titanic, y se ven como prismas o triángulos en la superficie y sabes que tienen una forma loca. Y luego tienes los que se llaman ‘icebergs tabulares’”.

Brunt explicó que los icebergs tabulares se separan de las plataforma de hielo del mismo modo que las uñas largas que terminan por romperse y por lo mismo presentan márgenes afilados, aunque reconoció que el iceberg de la foto es “poco usual”.

Desde hace tiempo la barrera de hielo Larsen C muestra signos de desintegración por lo que continuamente es vigilada por la comunidad científica, quienes temen su colapso.

 

Con información de Newsweek

La belleza no existe; es un prodigio del cerebro

El mundo no posee ninguna belleza; no es, en nada, una propiedad consustancial a él. La belleza es creada por el cerebro humano. Solo existe en la mente de los seres humanos. Es un prodigio del cerebro.

La belleza la crea el ser humano

Antes, es cierto, se pensaba que la belleza era un atributo inmanente a las cosas del mundo o constitutivo de la obra artística creada.

La belleza tenía su existencia en sí misma, en el objeto, o en los estímulos sensoriales externos, y la persona era solo un sujeto pasivo, contemplador de esta.

En otras palabras, la belleza era objetiva, con una presencia externa y eterna en el mundo.

Hoy sabemos, por el contrario, que la belleza es algo subjetivo, creado por el ser humano y que no está fuera, en el mundo sensorial.

Hoy entendemos que la belleza la crea el ser humano tras observar y percibir ciertas características del objeto que contempla. La belleza es, de hecho, una construcción mental hecha de percepciones, emociones, sentimientos y conocimiento.

Plus emocional

Central a nuestra vivencia de belleza se encuentra ese plus emocional que nace de aquello que percibimos. Un plus emocional evocado, como hilo invisible, por las palabras al leer un poema, o la visión de una pintura o una escultura, o el sonido sublime de una sinfonía, de un paisaje de verdes con múltiples matices, de un amanecer de colores sin formas o de una cara de proporciones perfectas.

Pero, precisamente porque es una emoción producida en ese cerebro profundo donde se depositan las memorias más íntimas y personales en cada ser humano, no todo el mundo percibe belleza del mismo modo ni en las mismas cosas.

Es más, es esa emoción la que, cuando bañada de conciencia se torna sentimiento, hace que cada uno, cada ser humano, experimente su propia belleza, única y distinta a la de cualquier otro.

De hecho, la apreciación de la belleza es, en buena medida, producto de la experiencia personal y de la propia educación recibida.

Todo esto hace que unos perciban de un modo especial la belleza en la pintura, pero no en la música (Sigmund Freud sería un buen ejemplo de ello), o que incluso en la pintura algunos valoren los colores, pero no tanto las formas o los rasgos difuminados del movimiento o lo figurativo estático. O, desde luego, que la música (de tan polifacética apreciación estética -sostenidos armónicos, contrapuntos, acordes, ritmos y las infinitas combinaciones de graves, agudos y silencios-) sea percibida de modo tan diverso por tanta gente diferente.

¿Qué tiene la novela El nombre de la rosa, de Umberto Eco, que de principio a fin ha cautivado a tantos cientos de miles de personas y agotado, sin embargo, el interés de tantas otras antes de poder acabar su lectura? ¿Qué aleja a tanta gente de Stravinski y, sin embargo, la acerca a Mozart o Beethoven? ¿Qué admiran tan profundamente tantas gentes en el arte de Velázquez que rechazan las pinturas de Picasso? ¿Qué hace que las esculturas de Chillida sean para muchos “piedras sin arte” y sin embargo les parezcan tan evocadoras de belleza las esculturas de Rodin? ¿Qué provoca el calor y sobrecogimiento del Duomo de Milán que no produce en muchos el Guggenheim de Bilbao?

Placer ante lo que se ve o se oye

Esa emoción que subyace a la apreciación de belleza es la que se expresa en el placer ante lo que se ve o se oye. El placer, como expresión emocional inconsciente, es el componente básico en la apreciación de belleza.

Pero no el placer referido a esos placeres básicos, aquellos que sostienen la supervivencia del individuo, como son los que se obtienen de la comida, la bebida, la sexualidad, el juego o el sueño, cuando se está privado de ellos.

El placer relacionado con la belleza no es el placer del deseo y el orgasmo, que consumado puntualmente te empuja “sin razón, y como cebo tragado, a mantenerte vivo”, (William Shakespeare).

El gozo, el deleite referido a la belleza se consigue por ingredientes neuronales añadidos en el cerebro a aquellos otros más básicos. Son placeres generados en parte por la cultura en la que se vive y más allá del cerebro emocional y su actividad primitiva. Son placeres que nacen de una interacción muy estrecha entre la corteza cerebral humana y el cerebro emocional, por eso ningún animal los posee. De esa interacción nace la conciencia, la comprensión, el entendimiento, la razón humana.

Cuestión de percepción

Precisamente esto último, la interacción con las cosas del mundo (percepción), produce el conocimiento, el otro ingrediente básico para la percepción de la belleza. Porque la belleza es eso en su esencia, placer y conocimiento, y en este último la capacidad cognitiva de advertir orden, proporcionalidad, simetría, delimitación clara de lo que se percibe.

Y todo esto tiene que ver mucho con la educación que se recibe y con la cultura en que se nace y se vive. Solo piénsese qué pocos ciudadanos de la Edad Media o incluso del Renacimiento podrían haber encontrado belleza en las figuras humanas retorcidas, los rojos policromados y flameantes de los árboles, los amarillos vivos de los trigales o los azules giratorios y atormentados de las pinturas de Van Gogh, o la obra de Antonio Gaudí.

El arte, pues, y con él la belleza, es una verdad subjetiva para cada uno. Verdad para la que mucha gente ha tenido expresiones como “que ha valido la pena vivir para experimentarla”.

Sin ninguna duda, la belleza es un fenómeno cerebral que ha cambiado el mundo de los seres humanos y las mitologías y verdades vivas de cada sociedad, cultura o nación. La belleza, que no existe en el mundo, es quizá uno de los grandes prodigios creados por el cerebro humano.

 

Con información de El País.

Brujas anuncian hechizos contra recién nombrado juez de la Suprema Corte de EEUU

Un grupo de brujas de Brooklyn, Nueva York, anunciaron que están preparando un torbellino de hechizos contra el nuevo juez de la Corte Suprema Brett Kavanaugh.

Las hechiceras se mostraron indignadas por la designación de Kavanough a pesar de acusaciones de presuntos abusos sexuales en su juventud.

En el mes de Halloween, “Cartland”, una librería metafísica en Bushwick, promete maldecir a “todos los violadores” y “al patriarcado” durante un ritual la noche el 20 de octubre. Unas mil personas ya se han comprometido a asistir, según el New York Post.

Kavanaugh “será el punto focal, pero de ninguna manera el único objetivo”, dice la descripción del evento. “Así que trae tu ira y todos los ejes que tienes que moler”.

El ritual está organizado por una practicante de Brooklyn, llamada Dakota Bracciale, que también conjuró tres eventos contra el mandatario Donald Trump el año pasado, según The Huffington Post.

Juez Brett Kavanaugh.

El hexágono contra Kavanaugh se trata de “exigir justicia que de otra manera te sería denegada”, dijo Bracciale, y se supone que es catártico para sobrevivientes de agresión sexual.

Habrá fotos y efigies de Kavanaugh, junto con polvo de un cementerio y clavos de un ataúd, dijo Bracciale.

“Incluso si no crees en la magia de esto, te dan el espacio y la afirmación, habiendo escuchado tu voz, sintiendo una sensación de compañerismo y camaradería“, dijo Bracciale. “Estamos publicando el mensaje de que no estás solo, no te vamos a dejar solo con los monstruos”.

El dinero recaudado será parcialmente destinado a causas LGBT y derechos reproductivos, según los organizadores.

Nueve consejos para prevenir el cáncer de mama

Actualmente, una de cada ocho mujeres será diagnosticada con cáncer de mama. Pero casi todos los casos de esta enfermedad están relacionados con el estilo de vida, no con la genética.

Las mujeres tenemos el súper poder de recordar fechas de cumpleaños, qué comida les gusta a los integrantes de su familia y qué hace falta en la despensa. Pero, desafortunadamente, no podemos saber o hacer todo, y eso hace que las enfermedades que nos afectan de forma más aguda, como el cáncer de mama, sean frustrantes. Sin embargo, hay muchas cosas que se pueden hacer para controlar su riesgo, ya sea por causas genéticas, que representan solo del 5 al 10 por ciento de todos los cánceres, o por las causas controlables y cotidianas detrás de la mayoría de los diagnósticos, según el sitito de la presentadora de televisión estadounidense, Martha Stewart.

Para reducir el riesgo de padecer cáncer de mama te dejamos los siguientes nueve consejos.

1 Conoce con tus senos

(Noticieros Televisa)

El primer paso para prevenir el cáncer de mama es conocer tus senos: cómo se ven y cómo se sienten. A pesar de las instancias de Salud recomiendan que los médicos clínicos nos enseñen a las mujeres a autoexplorarnos los senos, Elizabeth Morris, jefa de Imagenología del Centro de Cáncer Memorial Sloan Kettering, en Nueva York, sugiere revisarlos mensualmente para detectar nuevos bultos o cambios en la piel para encontrar anomalías que no se detectan en la mamografía.

2 Acude con tu médico regularmente

(Getty Images, archivo)

Es esencial desarrollar un régimen de detección personalizado con tu médico, basado en los antecedentes familiares. Según expertos, este tipo de conversaciones las podrás sostener alrededor de los 30 años de edad, pero nunca es demasiado tarde. Una línea de tiempo típica requiere su primera mastografía, a los 40 años, especialmente para las mujeres que tienden a desarrollar cáncer de mama en una etapa más temprana de la vida.

Las mamografías no solo salvan vidas, sino que les brindan a los médicos la capacidad de salvar más vidas mientras hacen menos” tratamientos invasivos, según Elisa Port, directora del Dubin Breast Center.

3 Agrega a tu dieta coliflor, col o brócoli

(Getty Images, archivo)

Las verduras crucíferas como la coliflor, la col y el brócoli contienen compuestos llamados índoles e isotiocianatos, que pueden ayudar a detener el desarrollo del cáncer de mama.

Este tipo de verduras puedes convertirlos en parte de una dieta mediterránea, que requiere alrededor de seis porciones de verduras y frutas al día, con hasta seis medias tazas de cereales integrales o legumbres y pescado.

Un estudio publicado en la revista International Journal of Cancer reveló que las mujeres que ingieren este tipo de verduras tiene un 40 por ciento menos de probabilidad de desarrollar cáncer de seno considerado receptor hormonal negativo, que tiende a ser más agresivo.

4 Limita el consumo de alcohol

(Getty Images, archivo)

El consumo de alcohol está asociado con un alto riesgo de padecer cáncer de mama, según investigaciones del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson de Seattle.

Los expertos recomiendan limitar el consumo de alcohol a no más de una bebida al día, independientemente del tipo de bebida que se ingiera. A la semana no se debe exceder de cinco bebidas de este tipo.

5 Haz ejercicio al aire libre

(Getty Images, archivo)

Un estudio realizado a casi 60 mil mujeres después de la menopausia, publicado en Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention, en 2014, reveló que las mujeres que caminan con frecuencia, una media hora al día, tienen un 10 por ciento menos de probabilidades de desarrollar cáncer.

Estudios de la Universidad de Alberta, en Edmonton, Canadá, apuntaron que el sobrepeso y la obesidad aumentan las posibilidades de padecer cáncer de mama postmenopausia.

Para mantener el Índice de Masa Corporal (IMC) saludable y que el riesgo de padecer cáncer de seno sea bajo, se recomienda hacer ejercicio moderadoregularmente, al aire libre, como caminar, hacer bicicleta o nadar.

6 Controla la ingesta de hormonas

(Getty Images, archivo)

Si tomas hormonas para controlar los síntomas de la menopausia, evita las que contienen progesterona y limita su uso a menos de tres años.

La progesterona sintética está relacionada con un mayor riesgo de cáncer de mama.

Los estrógenos vegetales como las isoflavonas proporcionan beneficios para las mujeres en la menopausia al actuar como estrógenos y antioxidantes.

7 Evita el estrés

(Getty Images, archivo)

El estrés juega un papel importante en al menos el 90 por ciento de las enfermedades crónicas, incluido el cáncer de mama, según expertos.

Las hormonas del estrés pueden debilitar el sistema inmunológico y, por lo tanto, la capacidad de tu cuerpo para matar las células enfermas y evitar que se multipliquen.

El estrés crónico también puede aumentar su suministro de sangre, lo que puede acelerar el desarrollo de tumores.

Practicar yoga o realizar una meditación guiada, te ayudará a reducir el estrés diario. Diez minutos harán la diferencia.

8 Elimina el polvo en tu hogar

(Getty Images, archivo)

La cantidad de polvo en tu hogar es mayor que la pelusa y el polen. También, puede contener sustancias químicas de artículos como televisores, muebles, pisos y juguetes que, según un estudio de 2016 publicado en Environmental Science & Technology, se degradan y acumulan en el aire. “Muchos de ellos imitan el estrógeno y aumentan significativamente el riesgo de cáncer de mama”, según el estudio.

Para reducir la exposición, elimina el polvo con un paño de microfibra húmedo, usa la aspiradora y mantén limpio tu hogar.

9 Duerme bien

(Getty Images, archivo)

La calidad del sueño es tan importante como comer diariamente. Para descansar profundamente, acuéstate temprano y procura dormir al menos ocho horas.

Cuando te levantas tarde, algunas hormonas como el estrógeno, el cortisol y la melatonina se desequilibran y aumenta la posibilidad de contraer muchas enfermedades, incluido el cáncer de mama.

Factores hormonales como un embarazo después de los 35 años, vínculos familiares (un pariente cercano con cáncer de mama) o estar entre el 40 por ciento de las mujeres con tejido mamario denso pueden aumentar las probabilidades de contraer la enfermedad. Pero no te asustes, mantente alerta e informada para saber qué hacer en caso de alguna anormalidad.

 

Con información de marthastewart

El futuro será de los trasnochadores

He escuchado esto toda la vida: a la sociedad le gusta la gente que madruga. La ama, de hecho. Quienes se levantan temprano tienden a ser más puntuales, sacan mejores calificaciones en la escuela y progresan en la jerarquía corporativa. Estas personas, llamadas alondras, son reconocidas como los triunfadores, los aduladores, los directores ejecutivos.

Pero ¿qué tal si no es así? ¿Qué tal si los búhos son en realidad los genios no alabados? ¿Qué tal si somos los innovadores por excelencia y quienes cambian las reglas, los más aptos para la sociedad moderna y posindustrial dominada por los codificadores trasnochados, nómadas digitales, magnates de trabajo independiente y emprendedores de espacios compartidos de trabajo?

Quizá por fin es el momento de que los búhos del mundo se levanten (pero no demasiado temprano, claro).

Llámenlo SFSR

Supe que era diferente desde que tenía 7 u 8 años. Los esfuerzos de mis padres para que me durmiera a las 19:30 eran infructuosos.

La cosa empeoró durante mi adolescencia. Mi padre me despertaba a las 6:30, irrumpía en mi recámara y resoplaba: “La sociedad comienza al amanecer”, mientras jalaba el cobertor de mi cama.

No estaba equivocado. Las escuelas, los empleos en oficinas y las ligas deportivas estaban todos diseñados alrededor de ese horario; no había nada que yo pudiera hacer al respecto.

La idea de que pudiera sencillamente reprogramar mi configuración interna con un poco de autodisciplina parecía evidentemente falsa, posiblemente dañina.

Tomen en cuenta que mi higiene del sueño —para invocar un término que aún no se ponía en boga— era excelente. No tomaba alcohol ni cafeína, y me era fácil no pasar tiempo frente a una pantalla antes de irme a la cama, pues la única pantalla en mi casa era una televisión de tubos catódicos que mostraba entretenimiento basura.

Años después, los doctores especialistas en sueño me diagnosticaron lo que comúnmente se llama síndrome de la fase del sueño retrasada, que se refiere a cualquiera que se va a dormir horas más tarde que, ejem, la hora convencional. A menudo el nombre se reduce a sus iniciales de sonido atemorizante —SFSR— como tantas enfermedades que ponen en riesgo la vida.

Tengo un SFSR muy pronunciado. Naturalmente mi cuerpo quiere irse a dormir alrededor de las dos de la mañana y levantarse cerca de las diez. Siempre que trato de ajustarme a un horario más temprano, mi cerebro es una plasta. En cambio, se me encienden los foquitos como árbol de Navidad aproximadamente a las nueve de la noche, y durante las siguientes horas es cuando soy más yo: estoy alerta, me siento inteligente, con inspiración creadora.

Y no es como que la sociedad alguna vez haya mostrado mucha flexibilidad hacia mi ciclo del sueño. He tenido un empleo de oficina durante la mayor parte de mi vida adulta, y ahora un matrimonio y dos hijos que tienen menos de 10 años, por lo que regularmente me levanto a las 7:30, y me esfuerzo lo más que puedo por fingir algo de alegría mientras empaco almuerzos y mando a nuestros hijos a la escuela.

En consecuencia, sufro de un déficit de sueño crónico. Es decir, tengo un problema del sueño, aunque técnicamente eso no es preciso.

Yo duermo bien. Son los demás los que tienen un problema al respecto.

¿Cuál es tu cronotipo?

Mi momento de verdad ocurrió este año hace unos meses , cuando leí Why We Sleep, de Matthew Walker, director del Centro de la Ciencia del Sueño Humano, en la Universidad de California, campus Berkeley.

El libro explica en detalle la manera en que todos los humanos seguimos un ritmo circadiano de veinticuatro horas, un reloj interno, que coordina un descenso en la temperatura corporal, por ejemplo, cuando se prepara para dormir, y se eleva de nuevo cuando es momento de despertarse. Lo que las personas alondras como mi padre nunca han entendido es que no todos tenemos el mismo reloj.

De acuerdo con Walker, cerca del 40 por ciento de la población son personas mañaneras, el 30 por ciento son nocturnas y el resto se encuentra en algún punto intermedio. “Los búhos no lo son por elección”, escribe. “Están atados a un horario retrasado por una inevitable y sólida configuración del ADN. No es un error consciente, sino más bien su destino genético”.

(Para dar aún más pruebas, señalaré que el año pasado los investigadores de la Universidad Rockefeller anunciaron el descubrimiento de una mutación genética que aparentemente explica el SFSR, lo que significa que yo, supongo, soy mutante, igual que Godzilla).

Cuando se obliga a los búhos a levantarse temprano, su corteza prefrontal, que controla sofisticados procesos de pensamiento y el razonamiento lógico, “permanece inactivo, o en estado de ‘apagado’”, escribe Walker. “Como un motor frío cuando se le arranca temprano en la mañana, le toma mucho tiempo calentarse y llegar a la temperatura adecuada para funcionar”.

Eso incluso podría deberse a un propósito evolutivo. Cuando los primeros humanos vivían en pequeñas tribus, los horarios de sueño escalonados brindaban una ventaja para la sobrevivencia: siempre había alguien despierto para estar atento a los leopardos que merodeaban y los rivales con palos, según el libro.

Pero desde entonces todo ha ido en picada para los que somos búhos. El advenimiento de la agricultura trajo consigo campos que arar al amanecer. La Revolución Industrial trajo consigo fábricas con relojes checadores a las 8:00. Los trasnochadores se tuvieron que adaptar, y al parecer eso ha pasado la factura.

Haz lo mismo que tu jefe

De acuerdo con un estudio muy publicitado sobre cronotipos publicado este año, los búhos podrían morir antes que los madrugadores. Otro estudio, aparecido en la Journal of Psychiatric Research, encontró que es un seis por ciento más probable que las personas nocturnas padezcan de depresión que las personas que duermen a una hora convencional.

Distintos estudios han sugerido que los trasnochadores también beben más, fuman más y tienen más parejas sexuales (quizá porque es más fácil tener suerte en un bar a la medianoche que en un Starbucks a las 7:00). Otros estudios han establecido vínculos con la triada de trastornos de la personalidad: psicopatía, maquiavelismo y narcisismo.

En mi primer trabajo, como reportero de un diario en el condado de Orange, en California, tenía que estar en mi escritorio a las 8:00. Estuve en ese trabajo durante catorce meses, con una sola semana de vacaciones, pero mi cuerpo jamás se aclimató.

Noche tras noche me acostaba despierto hasta la una de la madrugada o más tarde, preocupado por mi inevitable cansancio al día siguiente.

Aunque me arrastraba para llegar a las 7:45, mi jefe ya llevaba ahí una hora, porque los jefes se levantan al amanecer, ¿no? Por eso son los jefes. En el mundo corporativo, levantarse temprano siempre ha funcionado como un útil significante de la ambición sin límites, de la voluntad de tener éxito.

Robert Iger, de Disney, Howard Schultz, de Starbucks, e Indra Nooyi, la saliente directora ejecutiva de PepsiCo, tienen fama de levantarse entre las 4:00 y 4:30, y son relativamente unos flojos en comparación con Tim Cook, de Apple, quien se dice que salta de la cama a las 3:45.

No es de sorprender que los “empleados que comenzaban a trabajar desde más temprano fueron calificados por sus supervisores como más dedicados, así que recibieron mejores puntuaciones de desempeño”, de acuerdo con un estudio realizado en 2014 por la Escuela de Negocios Foster, de la Universidad de Washington.

Pero ¿y si el ambiente laboral moderno ya no funciona con esa fórmula? ¿Qué tal si ser un búho ya no fuera una discapacidad, sino una ventaja?

Las horas de los ‘hackers’

“Nunca he sido madrugador”, dijo Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, en una entrevista por video de 2016 en la red social. Dice que se levanta cerca de las ocho de la mañana.

“Los codificadores más productivos que conozco, así como los escritores y probablemente otros muchos creativos”, dijo Tim Ferriss, el autor de trucos para mejorar la productividad e inversionista de tecnología, “tienden a hacer gran parte de su mejor trabajo cuando otros duermen, en momentos que coinciden con menos distracciones bombardeantes”.

El tradicional espacio de trabajo de 9:00 a 17:00 está perdiendo popularidad, en especial en Silicon Valley y otros sectores creativos donde el día laboral ya no está ligado a las horas de sol. Además, con los robots y la inteligencia artificial erosionando aun más el viejo sistema al encargarse de las tareas rutinarias, la nueva cultura del lugar de trabajo tiene que ver menos con la puntualidad y más con ser creativos y romper las reglas.

Pueden decir lo que quieran sobre los búhos, pero somos una tribu de disidentes. Nuestro salón de la fama —o infamia— incluye a rebeldes (Keith Richards, Hunter S. Thompson), revolucionarios (Mao, Stalin), genios furiosos (James Joyce, Prince) y locos (Charles Manson, Hitler). Incluso nuestros héroes políticos convencionales (Barack Obama, Winston Churchill) son recordados como genios marginales.

Esto podría no ser coincidencia. La esencia misma de nuestro cronotipo nos hace bichos raros, tendientes a ver la vida a través de una lente distinta. Somos los raros que nos sentimos más vivos merodeando en la oscuridad, seguros en la ilusión de que el mundo nos pertenece al menos durante las pocas y preciosas horas de la noche en las que los demás duermen.

En esas horas de la madrugada, nos sentimos libres de pensar cualquier cosa, tener cualquier sueño, a salvo del escrutinio y el juicio del mundo puritano.

¿El fin de las alondras?

¿Quiere decir eso que somos, de hecho, narcisistas? Quizá. Al menos somos diferentes. Tal vez especiales.

Por lo menos algunos científicos están de acuerdo. En 2009, Satoshi Kanazawa, un provocador psicólogo evolucionista de la Escuela de Economía y Ciencias Políticas de Londres, inspiró muchos titulares con un estudio que intentaba sugerir que las personas nocturnas podrían ser más inteligentes que las madrugadoras.

En un estudio de 2014 de la Universidad de Chicago se encontró que los búhos estaban “asociados con una mayor toma de riesgos general” en cuanto a las finanzas, la ética y el tiempo libre. Concedo que esas características pueden conformar a un defraudador tanto como a un innovador, pero después de toda una vida de escuchar cosas negativas sobre nuestro cronotipo, me quedo con lo que puedo.

El Estados Unidos corporativo ya se está actualizando. Cerca del 80 por ciento de las empresas ofrece ahora alguna forma de horarios laborales flexibles, de acuerdo con una encuesta de 2015 realizada por WorldatWork, una asociación no lucrativa de recursos humanos, y FlexJobs, un sitio de profesiones.

Para muchos trabajadores, esto significa “libertad de un devastador traslado al trabajo , de una oficina llena de interrupciones, de una camisa de fuerza de 9 a 5”, dijo David Heinemeier Hansson, un empresario de tecnología y autor del libro Remote: Office Not Required.

De hecho, quienes se levantan tarde se están organizando. Camilla Kring, consultora de negocios danesa y escritora, fundó B-Society, un grupo defensor de los desvelados que está cabildeando para terminar con el horario de verano, promover horarios laborales flexibles y ajustar la hora de entrada a las escuelas “para apoyar a los distintos cronotipos humanos”.

“Las empresas pueden aprovechar el conocimiento sobre los ritmos circadianos como una ventaja competitiva”, dijo Kring.

Y quizá ya lo están haciendo. El término “diversidad de cronotipos” está comenzando a ganar fuerza, conforme los administradores de las empresas exploran conceptos como la asincronía energética del equipo: horarios de trabajo escalonados para asegurar que todos los empleados trabajen al pico de su eficiencia.

Ya era hora. Digamos que el mundo por fin está despertando a la idea de que los búhos somos algo más que gente dormilona y rezagada.

Por

Vidente colombiana predice terremoto en El Salvador para marzo del próximo año

La vidente de origen colombiano, Deseret Tavares, predijo este jueves fuerte terremoto en El Salvador para antes del  mes de marzo aunque advirtió que no será tan grave como el ocurrido en Haití hace ocho años y que dejó, además de una destrucción de la que no se recupera,  más de 150.000 muertos La vidente pronosticó temblores fuertes en El Salvador y Guatemala.

“En Guatemala vuelve a tener erupción un volcán. Hay un fenómeno que empieza en al agua y afecta Centroamérica. Emerge del agua algo que no se había visto antes. Serán siete días o semanas en donde se descubrirá algo que está abajo del agua.

Habrá un temblor en El Salvador. Éste será antes de marzo. Habla de tres, pueden ser tres movimientos que afectan a El Salvador. Ciertas cosas se van a derrumbar, no lo veo tan grave como Haití.

También habrá temblor en Haití. La devastación será más en el lado de Haití, en una parte de República Dominicana también se percibirá el movimiento.

Panamá me sale en la visión como un lugar que todavía no está fuera de peligro. La punta arriba de Panamá, el fenómeno empieza en el mar y éste país es afectado por la zona en la que están.

También predijo grandes desastres naturales para la ciudad de Los Ángeles donde anunció “fuertes movimientos telúricos para el mes de octubre y resto del 2018.

Para la ciudad de México vaticinó un nuevo terremoto y tres temblores fuertes, dos en la parte sur, pero no precisó fechas aproximadas. También predijo que habrán tres erupciones en México, al Popocatépetl lo vamos a ver muy agresivo, especialmente cerrando el año, entrando al próximo.

La vidente de origen colombiano, Deseret Tavares ha realizado impactante predicciones en las que se destacan la cantidad de movimientos telúricos que se avecinan para el mes de octubre y el resto de 2018.

 

Con información de La Opinion

6 datos impactantes sobre el consumo de alcohol en el mundo (incluido que El Salvador es el penúltimo país que consume menos)

¿Sabías que 1 de cada 20 muertes en el mundo está asociada al alcohol?

Esta es una de las impresionantes conclusiones del informe más reciente de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el la situación del Alcohol y Salud 2018, que acaba de ver la luz.

Aquí te presentamos otros 5 datos sorprendentes de esta investigación y te contamos cuáles son los países de América Latina donde más y menos alcohol se consume per cápita.

1. Muertes vinculadas al alcohol: 3 millones al año

Según las cifras más recientes, para el año 2016, 3 millones de personas en todo el mundo murieron a consecuencia del consumo nocivo del alcohol, lo que representa 1 de cada 20 muertes.

2. Casi un 30% por lesiones

De todas las muertes atribuibles al alcohol, el 28% se debe a lesiones, como las causadas por accidentes de tráfico, por autolesiones como el suicidio, o por violencia interpersonal.

Hombre al volante con una botella en la mano
En la región de Américas, el 22% de todas las muertes por lesiones son atribuibles al consumo de alcohol.

El 21% de las muertes vinculadas al alcohol es por trastornos digestivos y el 19% por enfermedades cardiovasculares.

En la región de Américas, el 22% de todas las muertes por lesiones son atribuibles al consumo de alcohol.

3. Europa y Américas, las regiones con las cifras más altas

Las regiones de Europa y Américas son las que tienen una tasa de consumo per cápita más altas del mundo.

En estas dos regiones, y en la del Pacífico Occidental, más de la mitad de la población consume alcohol (aproximadamente 60% en Europa y 54% en las otras dos regiones).

Europa y Américas son también las regiones del mundo donde se diagnostican más trastornos por abuso del consumo de alcohol, especialmente en los países de mayores ingresos. La tasa en Europa está en 14,8% para los hombres y 3,5% para las mujeres en Europa, y 11,5% y 5% respectivamente en las Américas.

Por otro lado la mayoría de los países de la región de Américas no tiene definida una política nacional sobre el alcohol, dice la OMS.

4. Los adolescentes latinoamericanos, entre los más bebedores del mundo

Adolescentes bebiendo y fumanod en una fiesta en una casa
Las encuestas escolares muestran que en muchos países el consumo de alcohol comienza antes de los 15 años, con diferencias muy pequeñas entre niños y niñas.

Más de una cuarta parte de los jóvenes de 15 a 19 años de todo el mundo, el 27%,bebe alcohol. Las mayores tasas de consumo corresponden a Europa (44%) seguido de Américas y Pacífico Occidental, ambos con 38%.

Y las encuestas escolares muestran que en muchos países el consumo de alcohol comienza antes de los 15 años, con diferencias muy pequeñas entre niños y niñas.

5. El consumo del alcohol aumentará en los próximos 10 años

Según la OMS las tendencias actuales apuntan a un aumento en el consumo global per cápita para los próximos 10 años, eso a pesar de que en los últimos 20 años el porcentaje de bebedores decayó levemente en algunas regiones del mundo, entre ellas la de las Américas.

Ese aumento previsible podría impedir que se alcance el objetivo establecido por los gobiernos de conseguir una reducción relativa del 10% en el consumo de alcohol a nivel mundial entre 2010 y 2025.

Ese objetivo está vinculado a una serie de Objetivos de Desarrollo sostenible relacionados con la salud, sobre enfermedades infecciosas, enfermedades no transmisibles, salud maternoinfantil, salud mental, lesiones e intoxicaciones.

6. Uruguayos, los más bebedores de América Latina

Uruguay es, de lejos, el país de la región de las Américas donde más alcohol se consume, con 10,8 litros per cápita, seguido por Argentina y Estados Unidos, ambos con 9,8. y de Chile, con 9,3.

Los números se refieren a la media de consumo de hombres y mujeres mayores de 15 años, se refiere a litros de alcohol puro y está basado en datos de la OMS de 2016.

Los países de la región que menos alcohol consumen son Guatemala, El Salvador y Honduras.

PAÍSES DE AMÉRICA LATINA CON EL CONSUMO DE ALCOHOL PER CÁPITA MÁS ALTO (Litros de alcohol puro)
1. Uruguay 10,8
2. Argentina 9,8
3. Chile 9,3
4. Panamá 7,9
5. Brasil 7,8
6. Paraguay 7,2
7. República Dominicana 6,9
8. México 6,5
9. Perú 6,3
10. Cuba 6,1
11. Colombia 5,8
12. Venezuela 5,6
13. Nicaragua 5,2
14. Bolivia 4,8
15. Costa Rica 4,8
16. Ecuador 4,4
17. Honduras 4
18. El Salvador 3,7
19. Guatemala 2,4