Economía

El Salvador podría crecer hasta en un 12% este 2021 según el Bank of América

La división global de investigación del Bank of America (BofA) publicó esta semana un informe sobre las perspectivas de crecimiento económico de El Salvador para este 2021 y los factores que ayudarían a la recuperación salvadoreña. 

Bajo el título “Con un gran poder político viene una gran responsabilidad fiscal”, el Bank of America construyó un pronóstico optimista con base a tres pilares. El primero es que selle un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para finales de septiembre. El segundo es un crecimiento económico más acelerado con respecto a pronósticos iniciales. Y el tercero es la mejoría en el desempeño fiscal.   

Según el informe, el fuerte capital político del presidente Nayib Bukele y la alta popularidad de su gobierno son activos valiosos que pueden ayudar a El Salvador a cumplir con un importante ajuste fiscal para estabilizar las finanzas públicas y mantener la confianza de los mercados. 

Respecto al primer pilar del análisis, los especialistas del BofA estiman que El Salvador alcanzará un acuerdo con el FMI para finales de septiembre respecto al Servicio de Fondo Ampliado (EFF por sus siglas en inglés).  

Este es un programa que otorga línea de crédito a los países con graves problemas en su balanza de pagos. Con el FMI se negocia un desembolso por cerca de USD 1 300 millones en tres años. De acuerdo con el Ministerio de Finanzas de El Salvador, el programa implicaría un ajuste fiscal de 4 puntos porcentuales del PIB. Esto se ganaría al reducir los gastos en 2,4 puntos porcentuales e implementar medidas para incrementar los ingresos en 1,6 puntos porcentuales.  

Aunque la legalización del Bitcoin en la nación centroamericana está atrasando las negociaciones del FMI, el BofA cree que no logrará romper el acuerdo  

Una variable favorable adicional es el incentivo de los Estados Unidos en apoyar al programa del FMI para El Salvador, ya que la crisis financiera salvadoreña podría incrementar la emigración hacia la nación norteamericana.  

El tercer pilar sobre el que se basa el análisis del BofA sobre la economía de El Salvador es su acelerada recuperación. El BofA ha revisado al alza los pronósticos de crecimiento de la economía y estima que el PIB salvadoreño crecerá hasta en un 12% durante el 2021 y hasta en un 3% durante el 2022.  

Estas son mejores perspectivas respecto a las estimaciones iniciales del mercado que proyectaban un crecimiento del PIB en el 4,3% para el 2021 y en un 2,9% para el 2022, según la encuesta de la firma británica Consensus Economics que consulta a más de 700 economistas en el mundo y analiza más de 2 000 indicadores macroeconómicos de 115 países. 

“Hemos revisado nuestras predicciones debido a datos recientes y al viento de cola o repercusiones de la economía estadounidense. Notablemente, El Salvador es una de las cinco naciones en América Latina donde el PIB trimestral se ha recuperado a los niveles anteriores a la pandemia, para el primer trimestre del 2021”, indica el reporte del BofA. 

Finalmente, el tercer pilar de análisis es el notable desempeño fiscal previsto para el período 2021 y 2022. Según los especialistas de BofA, el déficit fiscal se está reduciendo significativamente y se espera que el gobierno regrese a un superávit primario para el 2022.  

Pese al escepticismo de analistas locales sobre las proyecciones de los ingresos del gobierno, los resultados de enero a junio muestran que esos ingresos están por encima de los niveles presupuestados. Además, los gastos relacionados con la pandemia han sido parcialmente reducidos, indica el informe. Otro factor es el positivo avance de la vacunación, el 36% de la población ya ha recibido una dosis y el 21% está completamente vacunado contra el covid-19.

No obstante estas variables optimistas sobre la economía de El Salvador, hay cinco factores que pueden revertir la tendencia de crecimiento. Entre ellos están una posible cancelación de las negociaciones del Fondo Monetario Internacional sobre el acuerdo; el deterioro de las relaciones con los Estados Unidos; posibles problemas de gobernabilidad; indisciplina fiscal; un aumento en el salario mínimo y la adopción del bitcoin como moneda legal.

Mostrar más

Artículos relacionados

Botón volver arriba