Política

Félix Ulloa pretende se cambien 196 artículos de la Constitución de la República

El ex guerrillero del FMLN y ahora vicepresidente de la República, Félix Ulloa, ayudado por un equipo de abogados de corte oficialista, propondrá al presidente Nayib Bukele reformar la Constitución para incluir los mecanismos de referéndum, plebiscito y la revocatoria de mandato, según se conoció el fin de semana.

El equipo, formado con autorización de Bukele, entregará al mandatario la propuesta para reformar 196 artículos de los 272 que componen la Carta Magna salvadoreña el próximo 15 de septiembre, cuando se cumplen 200 años de la independencia centroamericana de España.

La comisión ha callado adrede sobre si estas reformas incluyen las cláusulas pétreas, cuya modificación prohíbe expresamente la Constitución, como la no reelección presidencial inmediata y la forma y sistema de gobierno.

«Estamos dándole al pueblo la posibilidad de participar de manera más efectiva en la toma de las grandes decisiones que afectan la vida nacional», dijo Ulloa en un comunicado.

La inclusión del referéndum buscaría que las reformas constitucionales sean ratificadas por la población y no por la Asamblea Legislativa, como se hace en la actualidad.

La legislación salvadoreña indica que las reformas constitucionales deben ser aprobadas en una legislatura del Congreso con 43 votos de los 84 diputados y ratificada en la siguiente con al menos 56.

NUEVO TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

La comisión también propondrá la creación del Tribunal Constitucional que «garantice los derechos y la constitucionalidad del país» y que actué fuera de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Actualmente, las cuestiones constitucionales son resueltas por la Sala de lo Constitucional, cuyos magistrados también son parte de la Corte Suprema.

A juicio de Ulloa, desvincular la jurisdicción constitucional de la CSJ «es una corrección que estamos haciendo en este momento».

La comisión y el Gobierno no han aclarado si el mecanismo para reformar la Constitución será el establecido actualmente o si buscarían convocar a una constituyente, método que no se incluye en la actual Carta Magna, pero ya se ha barajado la posibilidad.

«El Gobierno de El Salvador está comprometido con respetar la Constitución, sus cláusulas pétreas y el Estado de Derecho, aunque considera clave debatir con todos los sectores su actualización y reforma, que implica dos legislaturas o una Asamblea Constituyente», señala un documento difundido por la Secretaría de Prensa de la Presidencia en septiembre de 2020.

Bukele no ha manifestado públicamente si le interesa o no la reelección, que con la actual Constitución, de acuerdo con fallos judiciales, únicamente sería posible 10 años después de concluir su mandato, pero si ha advertido públicamente que no permitirá el retorno al poder a ninguno de los partidos que lo detentaron los últimos 30 años.

Los partidos oficialistas poseen actualmente 64 votos en el Congreso, con lo que podrían aprobar íntegramente la reforma. Su ratificación se tendría que dar hasta mayo de 2024, cuando asuma una nueva legislatura.

Mostrar más

Artículos relacionados

Botón volver arriba