Internacionales

China comenzó a realizar pruebas anales para detectar el COVID-19

Se utilizaron en los lugares donde hay cuarentenas obligatorias o con altas tasas de contagio. Expertos explicaron que los rastros del virus permanecen más tiempo en el ano que en las vías respiratorias.

China ha comenzado a utilizar pruebas anales para analizar a las personas que considera de alto riesgo de contraer el COVID-19, según informó la cadena estatal de TV, un despliegue que generó diversas reacciones en redes sociales ante un tratamiento considerado invasivo pero que sería más eficaz.

La emisora CCTV informó que trabajadores sanitarios realizaron hisopados anales a los residentes de los barrios con casos confirmados de coronavirus en Beijing la semana pasada, mientras que los que están en instalaciones de cuarentena designadas también se han sometido a la prueba.

Los pequeños brotes localizados de las últimas semanas han hecho que varias ciudades del norte de China queden aisladas del resto del país y han dado lugar a campañas de pruebas masivas, que hasta ahora se han realizado principalmente con hisopos de garganta y nariz.

Sin embargo, el método de la prueba anal “puede aumentar la tasa de detección de personas infectadas”, ya que los rastros del virus permanecen más tiempo en el ano que en las vías respiratorias, dijo Li Tongzeng, médico jefe del Hospital You’an de Beijing, a CCTV.

(Reuters)(Reuters)

Los usuarios de la popular plataforma china de medios sociales Weibo reaccionaron al método con una mezcla de alegría y horror.

“Qué suerte haber vuelto antes a China”, escribió un usuario. “Poco daño, pero extrema humillación”, dijo otro, utilizando un emoji de risa.

Otros usuarios que se habían sometido a la intervención se sumaron al humor negro. “He tenido dos hisopados anales, cada vez que hice uno tuve que hacer un hisopado de garganta después. Tenía tanto miedo de que la enfermera se olvidara de usar un nuevo hisopo”, bromeó un usuario de Weibo.

La CCTV dijo el domingo que los hisopos anales no se usarían tanto como otros métodos, ya que la técnica “no era conveniente”.

A medida que aumentan los casos en todo el mundo, China ha impuesto requisitos más estrictos a las llegadas internacionales, en un esfuerzo por mantener la transmisión nacional cerca de cero.

Todas las personas que llegan al país deben tener múltiples resultados negativos en las pruebas y permanecer en cuarentena durante al menos 14 días en un hotel designado a su llegada, y muchas ciudades y regiones imponen requisitos adicionales de observación en el hogar.

Con información de AFP

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Botón volver arriba