Nacionales

Policías detuvieron y catearon a fiscales que allanaban el Ministerio de Salud

Agentes policiales detuvieron y amenazaron a varios fiscales que portaban armas durante el allanamiento en búsqueda de pruebas de arreglos irregulares en las compras del Ejecutivo para la emergencia provocada por el COVID-19.

En momentos que los guardias de seguridad privada, que resguardan las oficinas del Ministerio de Salud (MINSAL), obstaculizaban la tarde del martes el trabajo de fiscales específicos que realizan un allanamiento en el ministerio, en búsqueda de documentos y pruebas que muestren malos manejos de los fondos del erario público en compras durante la pandemia de COVID-19, un contingente de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) detuvo a varios de los fiscales que portaban armas durante el operativo.

Según una fuente del Ministerio Público, los agentes fiscales portan las armas para protegerse de posibles agresiones por parte de agentes del Gobierno o aún policías, ante la negativa de la PNC de brindar la asistencia que, de acuerdo a la Constitución de la República deben brindar y a la desconfianza en el cuerpo auxiliar de justicia al haberse confirmado la filtración de información a la Presidencia de la República de los operativos fiscales antes que se ejecuten.

La portación de armas de los investigadores de la Fiscalía General de la República (FGR) fue autorizada por el juez del juzgado Décimo Tercero de Paz de San Salvador que dio la orden del allanamiento.

Los policías, en supuesto desacato o incumplimiento de la orden judicial, detuvieron de manera temporal a los fiscales que procesan desde el lunes varias sedes del Ministerio de Salud en busca de documentos por supuestas compras irregulares por la pandemia del COVID-19 en las oficinas centrales de la entidad de Salud y fueron restringidos para ingresar a la institución.

Finalmente, a los fiscales se les permitió el acceso para continuar con el procedimiento de incautación de documentos.

El Ministerio de Salud se quejó en sus redes sociales del procedimiento fiscal, asegurando que los agentes fiscales habían llegado a la sede ministerial de manera prepotente y portando armas.

Salud insistió además que el secuestro de expedientes se lleva a cabo sin autorización judicial, desconociendo la orden del juzgado Décimo Tercero de Paz de San Salvador, que ordenó los allanamientos y aseguró que el secuestro de unas cuantas computadoras provoca que ya no puedan operar las unidades financieras y de Adquisiciones y Compras.

«Nuestro país se encuentra en una alerta roja por lluvias y enfrentando una pandemia que ha afectado al mundo; sin embargo las acciones de ayer y hoy, lejos de contribuir a esta lucha, entorpecen todo el esfuerzo que tenemos por salvar vidas», aseguró el MINSAL en sus redes sociales.

Salud también aseguró que se han incautado elementos que se utilizan para dar atención a la pandemia y aseveraron la forma de proceder por parte de los elementos de la Fiscalía podría configurarse en los delitos de abuso de autoridad, alterar la cadena de custodia y viciar el proceso.

Por su parte, el jefe de la Unidad Fiscal Anticorrupción, German Arriaza, que entró al MINSAL empujando a dos agentes policiales que le impedían el paso, informó que en el allanamiento del MINSAL participan 85 fiscales y que se investigan las compras realizadas durante la pandemia. De acuerdo al fiscal, la PNC está controlando el local a petición de Salud.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Botón volver arriba