Economía

El Salvador ha perdido unos $700 millones en impuestos por el cierre de la economía que ordenó el Ejecutivo

El Salvador ha perdido casi 700 millones de dólares en impuestos tributarios por el cierre de más de 5 meses de las principales actividades económicas del país, ordenado por el Gobierno de Nayib Bukele, con la justificación de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, informó el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya.

«A la fecha se han perdido cerca de 700 millones (de dólares) en impuestos Sobre la Renta (ISR), el IVA (Impuesto al Valor Agregado) y otros (impuestos) específicos que tendrán que recuperarse a través de un mayor combate a la evasión y otras estrategias de ingresos», dijo la semana pasada el funcionario en una entrevista televisada.

Zelaya señaló que el Fisco proyecta que la pérdida en ingresos por impuestos al cierre de 2020 alcance los 928 millones de dólares.

El 24 de agosto pasado, la mayoría de los rubros de la economía retomaron sus labores tras 5 meses de paro, sin embargo, el impacto que ha causado la pandemia en los bolsillos de los salvadoreños, sobre todo a los trabajadores por cuenta propia, es significativo y un gran porcentaje de las empresas que estaban activas antes del cierre ya no han abierto sus puertas.

El cierre económico de El Salvador fue ordenado por el Ejecutivo de Nayib Bukele, al conocerse la llegada del Covid-19 al país el pasado mes de marzo.

Por su parte, el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) estima que El Salvador concluirá 2020 con una deuda cercana al 92,1 % del producto interno bruto (PIB), seguido de Costa Rica con el 67,2 % y Panamá con el 56,2 %.

De acuerdo con el Banco Central de Reserva (BCR), para junio de este año la deuda asciende a 20.575,8 millones de dólares, incluyendo el financiamiento en Letras del Tesoro (LETES) y la deuda de pensiones.

Además, el economista Ricardo Castaneda dijo recientemente a periodistas que El Salvador puede tener el peor impacto en su crecimiento económico de la región centroamericana debido a la pandemia, con una pérdida de al menos un 10 % del PIB, lo que hace que los pronósticos sean «muy poco halagüeños».

Por lo anterior, Casteneda subrayó que en el país se debe impulsar un «combate frontal» contra la evasión, porque solo del IVA se pierden alrededor de 500 millones de dólares al año, y se debe de diseñar una estratégica de política fiscal para «minimizar el impacto» de la pandemia.

Otros expertos en economía llevan años de impulsar que la economía de El Salvador se amplíe con la incorporación de la economía informal, que es cerca de un 70 % de la economía del país, a la formalidad impositiva.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Botón volver arriba