Salud

EEUU elevó la edad mínima para fumar tabaco y cigarrillos electrónicos de 18 a 21 años

Se trata de una resolución votada por el Congreso, en medio de un aumento del vapeo entre adolescentes y de sus enfermedades derivadas.

El Congreso de los Estados Unidos votó el jueves elevar la edad mínima para fumadores de los 18 a los 21 años. La decisión regirá tanto para los fumadores de tabaco como para quienes “vapean” con cigarrillos electrónicos.

La medida entrará en vigencia el próximo año y fue aprobada por el Senado como parte de un proyecto de ley presupuestario más amplio, tomada en el marco de un aumento del consumo de los cigarrillos electrónicos y de las enfermedades derivadas. Así, el tabaco y los cigarrillos electrónicos se unirán al alcohol en el grupo de sustancias que está prohibido comprar para menores de 21 años.

Diecinueve de los 50 estados del país ya habían establecido 21 años como la edad mínima.

Un estudio que siguió a 32.000 estadounidenses durante tres años muestra que los consumidores de cigarrillos electrónicos aumentaron su riesgo de desarrollar las mismas enfermedades pulmonares crónicas que los fumadores comunes, según resultados publicados el lunes.
Un estudio que siguió a 32.000 estadounidenses durante tres años muestra que los consumidores de cigarrillos electrónicos aumentaron su riesgo de desarrollar las mismas enfermedades pulmonares crónicas que los fumadores comunes, según resultados publicados el lunes.

El vapeo y sus enfermedades derivadas se han extendido entre los adolescentes estadounidenses. Lo que comenzó como un método eficaz -o eso parecía- para dejar de fumar para algunos, o como una “moda” para otros, se convirtió pronto en un arma letal que amenaza la salud. 

Lo cierto es que diversos estudios realizados, revelaron el daño que provoca en el pulmón como neumonías y lesiones similares al enfisema, que es una de las enfermedades que causa la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), entre otras. 

El miércoles, la red social Instagram anunció la prohibición a sus influencers (usuarios con gran número de seguidores) que promocionen cigarrillos electrónicos, tabaco y armas de fuego en el marco de los contenidos patrocinados.

La aplicación, propiedad de Facebook, cierra así el último resquicio que quedaba en la plataforma para hacer promoción de estos productos, ya que si bien la publicidad directa ya estaba prohibida, los influentes podían seguir promocionándolos mediante contenidos patrocinados.

En desarrollo…

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario