Reportajes

Los 10 hechos que resumen el mes de la crisis social en Chile

un mes desde el viernes 18 de octubre, el día que comenzó un estallido social sin precedentes desde el retorno a la democracia.

Lo que partió con la evasión masiva del Metro de Santiago, siguió con el ataque a decenas de estaciones, derivó en el decreto de estado de emergencia, y desató masivas movilizaciones. Además de las manifestaciones, en este mes se han producido hechos de violencia, como saqueos o incendios, que han afectado a inmueble públicos y privados, así como a gran parte del comercio ha debido cerrar sus puertas y las jornadas laborales se han tenido que reducir, repercutiendo gravemente en la economía del país.

25 personas fallecidas (la mayoría víctima de los incendios), más de 6.300 personas visitadas en comisarías por detenciones, 2.381 personas heridas en hospitales -217 con lesiones oculares a causa de perdigones o lacrimógenas-, son algunas de las cifras que resumen el último mes (al 15 de noviembre), según datos del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), además de los 1.753 carabineros lesionados al 14 de noviembre.

Diversas marchas pacíficas se han realizado este mes, pero uno de los principales hechos que destacó fue la participación histórica en Plaza Baquedano de 1.200.000 mil personas el viernes 25 de octubre, según la Intendencia, siendo considerada como la “Marcha más grande de Chile”.

En este escenario se llegó a un acuerdo por parte de las fuerzas políticas para redactar una nueva Constitución Política de Chile, para lo cual se realizará un plebiscito de entrada en abril de 2020 con el fin de determinar el proceso mediante el cual se llevará a cabo la redacción del texto constitucional.

El estallido Tras el anuncio del alza de la tarifa del Metro en $30 a partir del domingo 6 de octubre en horario punta, estudiantes secundarios comenzaron esa semana a evadir en grupos los torniquetes, lo cual tomó fuerza el viernes 11, cuando decenas de estudiantes del Instituto Nacional concurrieron en masa y evadieron distintas estaciones.

El Metro comenzó con protocolos de seguridad, cerrando temporalmente algunas de sus inmediaciones, mientras que estudiantes derribaban las rejas. “Me cuesta entender que cuando hay evidencia de un esfuerzo tan grande por mejorar el transporte público, se atente contra él, más aún en el caso de los escolares que no tienen un argumento, no aumentó la tarifa para ellos”, comentó la ministra de Transportes, Gloria Hutt, el 14 de octubre. Las protestas continuaron. El jueves 17 se registraron los primeros daños a torniquetes. Pero fue el viernes 18 cuando los desmanes se intensificaron, dejando 9 estaciones completamente quemadas y otras 68 perjudicadas.

También se detectó un incendio en la torre de la empresa Enel a eso de las 22:00 horas. A eso de las 19:00 horas, el entonces ministro del Interior, Andrés Chadwick, anunció que se invocaría la Ley de Seguridad del Estado. Más tarde, finalizada una reunión en La Moneda y mientras los desmanes continuaban, el Presidente Sebastián Piñera fue visto comiendo con su familia en un local en Vitacura. Luego, el Mandatario se dirigió a la sede de Gobierno.

Estado de emergencia y toque de queda A la 00:15 horas del sábado 19 de octubre, desde La Moneda, el Presidente se dirigió a la nación y comunicó: “He decretado estado de emergencia en las provincias de Santiago y Chacabuco, y en las comunas de Puente Alto y San Bernardo en la Región Metropolitana”, designando al general de división Javier Iturriaga del Campo, como Jefe de la Defensa Nacional. Así, se restringieron la libertad de reunión y locomoción, aunque no se estableció toque de queda.

A pesar de la presencia militar en las calles, las manifestaciones continuaron y se expandieron a regiones. Si bien esa tarde el Mandatario anunció la suspensión del alza del Metro, las movilizaciones continuaron, sumándose saqueos a supermercados y diversos incendios, los cuales dejaron a 10 personas fallecidas. El general Iturriaga decretó el toque de queda en Santiago desde las 22 horas, hasta las 7 AM del domingo, y el estado de emergencia se extendió a 11 regiones. Sin embargo, las protestas no cesaron. El domingo, Piñera lamentó la situación país: “Estamos en guerra contra un enemigo poderoso, implacable, que no respeta a nada ni a nadie”, manifestó el Mandatario. A la mañana siguiente, Iturriaga dijo al respecto: “Yo soy un hombre feliz y la verdad, no estoy en guerra con nadie”. Tras la polémica, durante la tarde el general precisó sus dichos: “No corresponde especular sobre una frase que yo dije hoy. En mis palabras nunca hubo una doble intención”, afirmó. Durante una semana se extendieron los toques de queda, los cuales se levantaron el sábado 26 en todas las regiones.

Saqueos Cientos de locales comerciales han sido vandalizados o saqueados durante el último mes, tanto supermercados, multitiendas, farmacias, minimarkets y negocios de distinto tipo, muchos de los cuales han permanecido las últimas cuatro semanas con sus puertas cerradas, mientras que otros deciden abrir con horarios más acotados.

También, muchos de ellos fueron incendiados luego de los robos. Así, al menos 13 personas han sido halladas sin vida producto de estos siniestros en supermercados o bodegas comerciales. Además, un hombre murió electrocutado en un supermercado en Barrio Franklin, y otra persona recibió un disparo en una multitienda en Coquimbo. En Quilicura, se produjeron saqueos simultáneos la semana pasada en supermercados y un mall, dejando cerca de 20 detenidos. Hasta el 14 de noviembre, Carabineros cifró en más de 3.500 los detenidos por este delito a lo largo de todo el país. Las pérdidas por robos se calculan en US$908 millones según estudios de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), mientras que en ventas alcanzarían los US$568 millones al 12 de noviembre.

Más de 320 mil trabajadores estarían afectados. Supermercados, farmacias, minimarkets y diversos locales comerciales han sido saqueados 

Denuncias por violación a DD.HH. Durante los primeros días de protestas y estado de emergencia, comenzaron las denuncias por el abuso de fuerza por parte de Carabineros y militares, tanto en manifestaciones como irregularidades en detenciones. Algunos de los cuales se han visto involucrados en casos de disparos o atropellos que han dejado a personas gravemente heridas e, incluso, fallecidas.

Así, el Instituto Nacional de Derechos Humanos ha tratado de levantar la mayor cantidad de denuncias, haciendo catastros en hospitales con las personas que han resultado lesionadas y donde las personas han dicho ser vulneradas en sus derechos. También ha sido celebrada la participación de voluntarios de la Cruz Roja para ayudar a los heridos en las marchas. 

El uso de perdigones por parte de Carabineros, así como bombas lacrimógenas y gas pimienta, ha recibido fuertes críticas, ya que las fuerzas policiales muchas veces no actuarían según el protocolo de las armas antidisturbios, por lo que miles de personas han recibido disparos al cuerpo. Según el INDH al 15 de noviembre, 217 personas han sufrido lesiones en sus ojos perdiendo la visión -incluso un joven recibió impactos en sus dos ojos-; otras 866 por disparo de perdigones y 45 por balines; y 1.021 por golpes, gases y otros. También hay personas que podrían quedar parapléjicas.

Ante la serie de denuncias, el 24 de octubre Piñera invitó a la ex Presidenta Michelle Bachelet, en su función de Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, a visitar el país, quien decidió enviar una misión observadora para “examinar las denuncias de violaciones a los derechos humanos en Chile”, expresó la ex Mandataria, la cual arribó en el país el 31 de octubre y finalizará el 22 de este mes. Diversas críticas ha recibido Carabineros por no seguir los protocolos en el uso de armas antidisturbios

Violencia Sin duda las movilizaciones en el país han sido marcadas por un alto nivel de violencia en diversas regiones. Así, se han presenciado diversas quemas e incendios en inmuebles públicos y privados como calles, semáforos, señaléticas, basureros, portales en autopistas, locales de comercio o restaurantes. El Metro de Santiago también fue uno de los principales perjudicados, al igual que buses del transporte público. También han sido afectados edificios gubernamentales, como la Gobernación de Concepción, tribunales de Justicia, la sede de la UDI en Providencia, municipios y comisarías de Carabineros. 

También se han visto dañadas estructural patrimoniales, así como una diversidad de estatuas han sido vandalizadas o derribadas, como en Temuco, donde estatuas de los españoles Pedro de Valdivia y Diego Portales fueron removidas por manifestantes.

A raíz de lo anterior y ante el temor de saqueos, muchos vecinos decidieron organizarse para defender sus sectores, caracterizándose con chalecos amarillos reflectantes bajo la idea de terminar con la violencia. Un caso que generó polémica se produjo en Reñaca cuando el estadounidense John Cobin disparó a un manifestante con un arma personal al negarse a participar de “el que baila pasa”, una forma de protesta que también ha recibido críticas. 

Cambio de Gabinete.- El sábado 26 de octubre, el Presidente Piñera hizo un importante anuncio: solicitó a todos sus ministros “poner sus cargos a disposición”, para así “poder enfrentar estas nuevas demandas”, dijo desde el Palacio de La Moneda. Fue el lunes 28, 10 días después del estallido social, cuando se llevó a cabo un estructural cambio de gabinete, el cual significó cambios en 8 ministerios, y 5 ministros dejaron el Gobierno.

Las medidas del Gobierno El martes 22 de octubre, el Mandatario anunció una serie de medidas para acoger algunas de las demandas de ciudadanía, las cuales se tradujeron en una “agenda social”. Así, presentó medidas respecto a las pensiones -como el aumento inmediato del 20% de la Pensión Básica Solidaria-; en salud y medicamentos -creando un seguro que cubra estos últimos-; ingreso mínimo garantizado, alcanzando los $350 mil como sueldo mínimo. También cambios en las tarifas eléctricas -única medida que ya está lista para ser convertida en ley-; en desigualdad; delincuencia; reconstrucción; y urgencia para proyectos que ya han sido enviados.

A pesar de impulsar esta agenda, la encuesta Cadem del 3 de noviembre reveló que sólo un 13% avala la gestión del Jefe de Estado, siendo la cifra más baja desde el retorno a la democracia en Chile. Además, un 79% mostró desaprobación a su gestión. El jueves 7 de noviembre, Piñera anunció una “agenda de seguridad” con 10 puntos a tratar, en la cual se contemplan un proyecto de ley antisaqueos; discusión inmediata de ley anticapuchados; un qeuipo especial de abogados; mejorar el trabajo de inteligencia de Fiscalía, PDI y Carabineros; proyecto de ley para proteger a las fuerzas policiales; la modernización del sistema nacional de inteligencia y la modernización de las policías. Ese mismo día, el Presidente convocó al Consejo de Seguridad Nacional (Cosena).

Nueva Constitución

Una nueva Constitución Quizás una de las demandas más pronunciadas durante el último mes se refirieron a una nueva Constitución Política para el país. Mientras muchos exigían una Asamblea Constituyente, otros comenzaron a reunirse en cabildos autoconvocados para discutir las problemáticas sociales, similares a los desarrollados en el segundo gobierno de Bachelet cuando se buscó un proceso constituyente, el cual no pudo conlcuirse. Sin embargo, la medida generó diversas controversias en el mundo político y académico. Así, el domingo 10 de noviembre, tras una reunión en la casa del Mandatario con Chile Vamos, el ministro Blumel manifestó que el Gobierno acordó “iniciar el camino para avanzar hacia una nueva Constitución”, sorprendiendo al mundo político.

Durante la semana pasada se llevaron a cabo diversas reuniones y conversaciones entre los partidos tanto del oficialismo como de la oposición para definir cuál sería la mejor fórmula para llevar a cabo el proceso, donde las opciones de un plebiscito de entrada y de definir un quórum de 2/3 para modificar la Carta Magna parecían ser los puntos de mayor controversia.

La madrugada del pasado viernes, tras 15 horas de reunión, las fuerzas políticas del país anunciaron un histórico acuerdo. Mediante un plebiscito de entrada en abril de 2020, la ciudadanía podrá, primero, definir si quiere o no que se redacte un nuevo texto. Luego, podrá escoger entre dos mecanismos para que se constituya la Carta Magna: una Convención Constitucional -donde todos los integrantes son elegidos por votación popular- o a través de una Convención Mixta Constitucional -donde el 50% son miembros elegidos por voto popular y el otro 50% estaría compuesto por actuales parlamentarios.

Con ese acuerdo como base, aún hay aspectos por definir en cuanto al proceso. En caso de aprobarse una nueva Constitución, sea el proceso que sea, se deberá realizar otro plebiscito de carácter obligatorio para ratificar la nueva Carta Magna del país. Sería la primera vez en Chile que se redacte una Constitución en democracia. La madrugada del 15 de noviembre las fuerzas políticas alcanzaron un histórico acuerdo sobre el proceso para elaborar una nueva Constitución / Agencia Uno Suspensión de eventos A raíz de la tensión e incertidumbre en el país, se decidió suspender o posponer una gran cantidad de eventos en el país. El Presidente anunció que las cumbres mundiales APEC y la COP25 no se realizarían, generando impacto a nivel internacional.

Así también, en el fútbol se suspendió la Copa Libertadores, mientras que la Teletón se pospuso hasta el 3 y 4 de abril del próximo año. Otros eventos como la Feria Internacional del Libro de Santiago (FILSA), conciertos, festivales y shows del mundo del espectáculo también fueron suspendidos. Diversas comunas decidieron suspender sus shows de año nuevo para utilizar los recursos en obras de reconstrucción de sus ciudades, o para redestinarlos a sus agendas sociales, como en ámbitos de salud o adultos mayores.

A pesar de postergar la fecha, los 23 auspiciadores de la Teletón ofrecieron sus aportes, asegurando el financiamiento hasta el primer trimestre de 2020 / Aton Efectos de la crisis Durante este mes, la crisis social en Chile ha generado diversas consecuencias en distintos ámbitos. Incluso el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, no descartó una “recesión técnica” con la pérdida de más de 300 mil empleos a fines de este año o principios del próximo, aunque reparó que con el acuerdo constitucional “la economía va a recuperar su senda de crecimiento”.

Mientras, la Cámara Nacional del Comercio proyecta una fuerte caída en el retail, donde sólo en la RM se experimentaría una baja entre el 15% y 20% la estimación para este año del comercio minorista, cerrando con una baja entre 3% y 5% este año. Además estima un complejo último trimestre, con un resultado entre 0% y 1%, dada la incertidumbre.

Ante este escenario se cerraría el año con un alza entre 1,7% y 1,9%. A raíz de la incertidumbre generada por la crisis social, el martes de la semana pasada, día que se convocó a un paro nacional, el dólar tocó los $800 pesos, y el jueves pasado cerró, históricamente, sobre los $800; mientras que la Bolsa de Santiago desde el 18 de octubre hasta el miércoles 13, acumuló una caída del 15%, pero tras el acuerdo constitucional, el viernes pasado el IPSA se disparó en un 8%, el apunte diario más alto en 11 años.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario