Economía

Wall Street abrió al alza y va por nuevos récords tras el acuerdo entre China y EE.UU

Los tres principales indicadores del mercado estadounidense iniciaron la jornada con ganancias cercanas al 0,5%, impulsadas por el avance de las negociaciones entre las potencias mundiales.

La bolsa de Nueva York abrió con ganancias este jueves, con el optimismo de la reducción de las tensiones y aranceles de la guerra comercial.

El índice industrial Dow Jones inició las negociaciones con un alza de 0,57% para superar los 27.600 puntos, mientras que el selectivo S&P 500 marca un aumento de 0,44% y el tecnológico Nasdaq registra un avance de 0,62 por ciento.

Según informó el gobierno chino, Washington y Beijing acordaron un plan para levantar progresivamente los aranceles que se aplican mutuamente a medida que avancen sus negociaciones comerciales. Así, no se esperaría a la firma de un tratado para que los actores económicos comiencen a beneficiarse de la reducción de tensiones.

La semana había comenzado con fuertes ganancias para Wall Street, que marcó récords históricos en sus tres indicadores. Sin embargo, las jornadas del martes y miércoles transcurrieron casi sin cambios, ante las versiones de un posible retraso del pacto entre las potencias. “Los informes de prensa mostraron que la firma de un acuerdo parcial con China puede posponerse hasta diciembre, ya que aparentemente China desea que Estados Unidos renuncie a ciertos aranceles”, había señalado Monica Moehring, de la firma de corretaje Allendale.

Este jueves, la bolsa de Tokio tuvo la misma incertidumbre y finalizó con un alza leve, antes del anuncio del Ministerio de Comercio chino, que sí llegó a impulsar el cierre de los mercados del sudeste asiático y le dio un inicio positivo a los parqués europeos.

Donald Trump y Xi Jinping el 9 de noviembre de 2017 en Beijing (Photo by Fred DUFOUR / AFP)
Donald Trump y Xi Jinping el 9 de noviembre de 2017 en Beijing

Qué se sabe del acuerdo

El pasado 26 de octubre, el Gobierno chino confirmó el avance de las negociaciones para un acuerdo comercial parcial y aseguró que las consultas técnicas sobre parte del texto ya se habían completado. Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, describió el pacto como una “primera fase” en un proceso que puede desarrollarse en hasta tres etapas, y aparcó sus planes de subir los aranceles a las importaciones del gigante asiático.

Así, China se comprometió a aumentar sus compras de productos agrícolas estadounidenses hasta llegar a entre 40.000 y 50.000 millones de dólares, una cifra que, según Trump, es entre “2,5 y 3 veces superior” a lo que Beijing “había comprado hasta ahora en su punto más álgido”, cuando rozó los 17.000 millones de dólares.

Ninguno de los dos Gobiernos ha publicado hasta el momento detalles del acuerdo, pero Trump precisó que incluye algunas medidas relativas a la devaluación de la divisa china y temas de propiedad intelectual, aunque no trata la transferencia forzada de tecnología en China, un tema que se discutirá “en la segunda fase”.

El acuerdo tampoco resuelve el tema de los vetos a la exportación que afectan al gigante chino de la telefonía Huawei, algo que se está negociando en un proceso paralelo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido de los efectos globales de la disputa comercial entre los dos gigantes económicos, y ha rebajado las previsiones de crecimiento tanto de EEUU como de China para este año y el próximo.

Con información de EFE

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario