Nacionales

Primer Órgano del Estado supera veto presidencial para mejoras de empleados del FOSALUD

La Asamblea Legislativa superó el primer veto de la Administración del presidente Nayib Bukele a favor de los empleados de FOSALUD.

Con 70 votos y apoyo de todas las fracciones políticas de oposición, los diputados de la Asamblea Legislativa superaron en la Plenaria del jueves el veto presidencial de Nayib Bukele que objetaba una reforma por medio de la cual los diputados le asignan el 50% de los fondos recaudados de los impuestos al tabaco, licores y armas para el Fondo Solidario para la Salud (Fosalud).

La superación del veto fue rubricada por los diputados de ARENA, FMLN, PCN, PDC y Leonardo Bonilla. No votaron a favor del incremento de fondos para FOSALUD los diputados de GANA, la diputada Eileen Romero, del PCN, ni el diputado Juan José Martel, del Cambio Democrático (CD).

“Siempre pensé que ibamos a apoyar a los gremios de la salud y ahora hemos ratificado ese apoyo”, observó el presidente del Órgano Legislativo, Norman Quijano, cuando el veto fue superado.

La presidencia de la República argumentó, al vetar el cambio porcentual, que los diputados no consultaron al Ejecutivo para hacer una reforma de carácter presupuestaria, lo cual, afirma tiene carácter inconstitucional, así como el hecho de que la reforma viola el principio de planificación presupuestaria que es facultad del Ejecutivo.

Los diputados argumentaron que son ellos quienes autorizan el presupuesto, que mientras se encuentra en el Ejecutivo sólo es un «proyecto» y únicamente cuando es votado por los diputados se convierte o no en ley.

El presupuesto 2019 de FOSALUD era de $45,934.189, los cuales provenían del 35 % de la recaudación de impuestos del alcohol, tabaco y armas. Con el incremento del 15 % que aprobó la Asamblea, el 50 % de impuestos de los productos nocivos a la salud será para beneficiar los programas de salud del Fondo.

Por lo tanto, a partir de 2020, FOSALUD contará con una partida de $52,824.317, lo que sería suficiente para el pago de médicos y otros servicios para los empleados de la institución.

El diputado Ricardo Velásquez Parker dijo a periodistas que “Percibo que hay un hambre de poder total, hay toda una campaña para quitarle al órgano legislativo de establecerle cuáles son las prioridades, a mí me preocupa cuando un político se rodea de aduladores”, además exhorto a la nación respetar la separación de Poderes que ordena la Constitución de la República: “No le demos poder total ni a la Asamblea, ni al Ejecutivo, ni a la Sala”, urgió.

El presidente Bukele escribió en redes sociales, como acostumbra, que la votación fue símbolo de un enfrentamiento de Poderes, argumentando que la situación se había resuelto en la mañana del jueves, al asignarle plaza completa para el año 2020 a internos y médicos en año social.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario