Política

Organizaciones afines al FMLN denuncian «estilo autoritario» del presidente Bukele

Un grupo de organizaciones de masas, afines al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), denunciaron el martes el supuesto «estilo autoritario» para gobernar del presidente del país, Nayib Bukele, a quien señalaron de ser «intolerante a la crítica».

Los señalamientos fueron hechos por las organizaciones que integran la Alianza Social por la Gobernabilidad y la Justicia (Asgoju), un grupo de organizaciones creadas, financiadas y bajo el control de la izquierda del país.

La Asgoju señaló en un comunicado que Bukele «tiene un estilo activo y dinámico de gobernar, pero violenta debidos procesos, actúa en forma arbitraria y exhibe cada vez más rasgos autoritarios».

«Es intolerante a la crítica y, en vez de dialogar y concertar, utiliza la presión pública para someter a otras instancias estatales, principalmente a la Asamblea Legislativa», según señala el comunicado.

El conglomerado de la ex guerrilla también apuntó que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU «lo han señalado de violentar de libertad de prensa».

Otro de los puntos criticados a Bukele es la utilización del «respaldo popular para descalificar la crítica y arremeter contra sus adversarios políticos».

Entre los hechos señalados se encuentra una publicación del mandatario en sus redes sociales en la que aseguró que sentía «asco» por la población que no apoyaba su gestión, que según el presidente es el 4 %.

Por lo anterior, Asgoju exigió a Bukele «asumir una actitud seria y coherente frente a los problemas estructurales del país, abandonar su estilo demagógico y autoritario».

Por otra parte, los activistas de las organizaciones señalaron que la propuesta de implementar una Comisión Internacional Contra la Impunidad en El Salvador (CICIES) es «sospechosa» y forma parte de una «engañosa narrativa».

Apuntaron que, dado que dicha comisión no poseerá atribuciones judiciales, «podría responder a los intereses políticos del presidente y no ser un esfuerzo genuino para combatir la corrupción».

Una de las principales promesas de Bukele, que tomó el poder el 1 de junio pasado, fue la creación de la referida comisión, que se esperaba fuese una especie de gemela de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Según informa la agencia de noticias EFE, Bukele no se ha desmarcado plenamente de señalamientos que lo vinculan con una empresa investigada por lavado de dinero.

De acuerdo a la revista Factum, propiedad de enemigos políticos de Bukele, el mandatario supuestamente recibió 1,9 millones de dólares cuando era alcalde de Nuevo Cuscatlán que provenían de la empresa ALBA Petróleos de El Salvador, investigada por lavado de dinero.

«Yo no hice negocios con ALBA Petróleos, yo hice negocios con una empresa que hizo negocios con ALBA Petróleos», apuntó el mandatario en una conferencia de prensa.

El jefe de Estado también fue criticado por la «entrega de soberanía» al Gobierno de Estados Unidos con la firma de una acuerdo con el que El Salvador se comprometió en recibir a solicitantes de asilo de ese país.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario