Cambio Climático

África planea instar a la ONU a declarar una emergencia climática mundial

Los países africanos tienen planeado instar a Naciones Unidas a declarar una emergencia climática mundial, entre una serie de solicitudes que serán presentadas en la cumbre del clima que se celebrará este lunes en Nueva York.

Con el apoyo de los negociadores africanos sobre el cambio climático, también se espera que pidan que se garantice que se van a cumplir los objetivos del Acuerdo de París de 2015 para reducir el calentamiento global.

Se espera que los gobiernos africanos también soliciten más fondos internacionales para llevar a cabo sus planes para frenar las emisiones y ayudar a sus ciudadanos a adaptarse a climas más extremos y el aumento de los mares.

Está previsto que el presidente de Gabón, el actual presidente del Comité de Jefes de Estado y de Gobierno de África sobre el cambio climático, presente las demandas, redactadas en una reunión celebrada en agosto en Etiopía para preparar la posición de África en la cumbre de la ONU.

«Declarar una emergencia África planea instar a la ONU a declarar una emergencia climática mundial climática permite la adopción de ciertas acciones a nivel mundial», lo que podría incluir un impulso en el apoyo financiero para los países africanos, según ha señalado el jefe del Centro de Política Climática Africana, James Murombedzi.

En concreto, los gobiernos africanos están buscando formas de recaudar dinero para mejorar el control y el pronóstico del clima y las tendencias climáticas estacionales, ya que el empeoramiento de las inundaciones, tormentas y sequías arruina los hogares, los medios de subsistencia y los cultivos en todo el continente.

Kenia y Somalia están sufriendo sequía esta año, después de una débil lluvia a finales de 2018 y un gran ciclón más al sur que alejó la humedad del Cuerno de África.

El Ministerio de Agricultura de Kenia ha declarado una crisis alimentaria, ya que la cosecha de maíz se reducirá próximamente hasta una cuarta parte.

En Mozambique, los ciclones ‘Idai’ y ‘Kenneth’ acabaron con la vida de más de 600 personas a principios de este año debido a las inundaciones que causaron estragos en las vidas de más de 2 millones de personas en Mozambique, Zimbabue y Malaui, según la agencia World Vision.

Murombedzi ha indicado que a la mayoría de países africanos les resulta cada vez más difícil cumplir con un conjunto de objetivos de desarrollo global, incluida la erradicación del hambre y la pobreza para 2030, ya que sus economías y ecosistemas se ven afectados por el cambio climático.

Los países africanos han solicitado más fondos durante años para ayudarles a combatir contra el calentamiento global e integrar los riesgos climáticos en su planificación económica a largo plazo y esa solicitud se escuchará de nuevo esta semana en Nueva York.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario