Nacionales

El BID define áreas en las que financiará a El Salvador durante el quinquenio de Bukele

Una delegación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sostuvo dos jornadas de trabajo con funcionarios del Gobierno para definir las áreas en las que la organización financiera apoyará al Ejecutivo de Nayib Bukele.

Nayib Bukele dijo el martes que el BID «está dispuesto a brindarnos cooperación no reembolsable que servirá para mejorar la economía, la educación, brindar atención a la primera infancia, mejorar el desarrollo, impulsar el turismo y mejorar la seguridad».

La comitiva del organismo financiero estuvo integrada por gerentes de sectores, jefes de división, especialistas en diversas áreas y la gerente de los países de Centroamérica, Verónica Zavala.

Según Bukele, dicha delegación «es la más grande en la historia que ha visitado El Salvador para coordinar un trabajo que servirá para sacar adelante al país».

«Estoy seguro que con el apoyo de ustedes y con un poco de suerte El Salvador saldrá adelante. Los 60 funcionarios del BID y los funcionarios del Gobierno se han sentado a discutir cuáles son las áreas prioritarias para invertir en el país», señaló el presidente.

Las sesiones de trabajo comenzaron con un presentación del Gobierno de El Salvador sobre «su visión estratégica para impulsar el crecimiento económico del país», luego se establecieron cinco mesas de diálogo sobre temas relacionados a el bienestar social, la seguridad pública y proyectos estratégicos.

De acuerdo con Bukele, El Salvador está ejecutando siete préstamos otorgados por el BID que suman un total de 560 millones de dólares, dinero destinado a sectores como vivienda, turismo, corredores productivos y salud.

Señaló que el país ha gestionado nuevos créditos por 420 millones de dólares que incluyen 250 millones de dólares para la ejecución del programa «Nacer y Crecer» dirigido a la primera infancia.

En julio pasado, la Asamblea Legislativa ratificó un préstamo de 200 millones de dólares con el BID para financiar el Presupuesto General de la Nación 2019, que asciende a 6.713,2 millones de dólares, y para fortalecer la «sostenibilidad» fiscal asegurando recursos.

El empréstito tiene un período de amortización de 20 años, un periodo de gracia de 5,5 años y una tasa de interés basada en Libor, de acuerdo con información proporcionada por el Congreso.

Según la Presidencia, el Gobierno salvadoreño ejecutó al menos 1.359 millones de dólares durante la administración de Salvador Sánchez Cerén de préstamos con el BID.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario