Nacionales

Gobierno quiere administrar el agua del país solo

El titular del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Fernando López, dijo este lunes que el Gobierno de El Salvador debe de liderar la administración del agua y nadie más.

López excluyó, además de la empresa privada, que «no debe de participar en la gestión del recurso hídrico», a las organizaciones comunitarias y a las Organizaciones no Gubernamentales (ONG’s) de izquierda que tratan de ser incluidas en la administración del agua.

Diputados de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa estudian un anteproyecto de Ley General de Aguas, sin embargo, ante la oposición de algunas organizaciones afines al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y su fracción legislativa, el análisis no ha avanzado.

Aparte del bloqueo de ONG’s y comunidades que buscan controlar el agua del país, los parlamentarios de derecha apoyan la inclusión de empresarios del sector agropecuario e industrial en la Autoridad Nacional del Agua (ANA), debido a que, según ellos, el mayor consumidor debería tener voto en un recurso que es imprescindible para su operación, que genera cientos de miles de empleos en El Salvador.

A criterio del ministro de Medio Ambiente, dicha ley «tiene que tener su fundamento en tres premisas: el agua debe de ser vista como un derecho fundamental de los seres humanos, el Gobierno debe de ser el garante de este recursos hídrico y el sector privado (empresarios) no debe de participar en el ente rector del agua».

«Si se parte de estas tres premisas tendremos una ley de aguas que beneficiará a todos los sectores», aseguró López.

Gustavo Amaya, un experto en temas de desarrollo y derechos humanos que dirige el Centro de Capacitación y Promoción de la Democracia (CECADE), señaló recientemente a periodistas que el presidente Nayib Bukele debe poner especial atención en temas como «agua limpia y saneamiento» y «de acción por el clima».

Según el último Índice de Riesgo Climático Global de la organización alemana Germanwatch, El Salvador se encuentra entre los 50 países más vulnerables del mundo por el cambio climático.

Las autoridades medioambientales señalan que uno de los principales efectos en el país es la escasez del agua por las fuertes sequías, no por el uso industrial y agrícola del recurso renovable.

De acuerdo con la ONU, El Salvador tiene el mayor grado de deterioro ambiental en las Américas, después de Haití, con solo un 3 % de bosque natural intacto, con suelos arruinados por prácticas agrícolas inadecuadas y con más del 90 % de las aguas superficiales contaminadas.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario