Nacionales

Organizaciones feministas logran que mujer acusada de aborto sea absuelta en segundo juicio

El juez fue claro en no dictar "inocencia", sino aclaró la ausencia de pruebas más definitivas, dejando entrever la incapacidad de producir prueba científica por parte de la FGR.

El juez José Jurado Martínez, del Centro de Justicia de Ciudad Delgado, absolvió el lunes a una mujer acusada del homicidio de su hijo recién nacido durante un parto extrahospitalario, dijo la abogada de la defensa, Bertha María Deleón.

Evelyn Hernández, de 21 años, fue beneficiada con un nuevo juicio luego de ser encontrada culpable del asesinato de su hijo neonato y que la fiscalía redujera la acusación a «homicidio por omisión», asegurando que la mujer no realizó esfuerzos suficientes para impedir la muerte del bebé durante un supuesto parto complicado en 2016.

«Gracias por estar aquí, gracias a Dios se hizo justicia», dijo la joven a las afueras del centro judicial, subida en una tarima, luego de conocer el veredicto.

«Todos estos tiempos han sido duros (…) me acusaban de algo que yo era inocente», agregó, antes de pedir por la liberación del resto de mujeres que permanecen tras las rejas por abortos. «Hay muchas muchachas ahí dentro (pido) para que pronto salgan», dijo.

En julio de 2017, Hernández fue sentenciada a 30 años de prisión al probarse el homicidio del recién nacido, pero en febrero la Corte Suprema de Justicia, por presiones de organizaciones pro abortistas ordenó que fuera puesta en libertad y fuera juzgada nuevamente porque, a pesar de las pruebas del crimen, «la decisión original del juez se basó en prejuicios y evidencia insuficiente».

Organizaciones pro aborto

Según abogados y expertos pro vida, la ley fue definitivamente sesgada por organizaciones pro aborto, pro LGBTI+, por la ONU y varios países que impulsan el aborto liberal si importar cuantas semanas de gestación lleva el futuro bebé.

Deleón aseguró que el fallo no hubiera sido posible «sin esta movilización de personas y organizaciones (…) Es importante y es un cambio fundamental para la justicia de este país. No podemos perder de vista que hay más mujeres que están privadas de libertad por injusticia».

De acuerdo a Deleón, «el juez ha sido bastante justo en su resolución. Ha dicho que no había forma de probar el delito y por eso la absolvió. Ha dicho que fue un parto complicado», confirmando que no hubo inocencia, sino ausencia de pruebas más definitivas del homicidio en menor incapaz.

Una vez que la Fiscalía reciba oficialmente la decisión, cuenta con 10 días para apelar, de no hacerlo, la sentencia sería definitiva.

Al anunciarse el fallo, un centenar de mujeres que clamaban justicia frente al tribunal estallaron en alegría coreando: «¡Alerta, alerta, alerta que camina la lucha feminista por América Latina!».

En el último año, ante la presión internacional e interna pro aborto, cinco mujeres sentenciadas en este tipo de casos han salido impunemente de la cárcel, algunas de ellas con la pena conmutada.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario