Nacionales

Condena o absolución esperan a mujer ante el homicidio de su bebé al parir

La absolución o la cárcel esperan este lunes a Evelyn Hernández, cuando un juez dicte sentencia por el asesinato de su bebé al dar a luz, luego de quedar embarazada por una violación, en un caso emblemático que pone a prueba la legislación contra el aborto en El Salvador.

Es el broche final de un juicio abierto el 16 de julio y que concluyó el jueves y viernes pasados con los testimonios de seis testigos, en un proceso en el que la Fiscalía ha pedido una lapidaria sentencia de 40 años de cárcel para la mujer de 21 años.

El fallo lo dictará el juez José Jurado Martínez a las 11H00 de este lunes en el Centro Judicial de Ciudad Delgado, al noreste de San Salvador.

«Nos encontramos esperanzadas y positivas para una absolución, sin embargo estamos claras que cualquier cosa puede suceder, y tener una condena en nuestro país no sería nada raro», declaró a periodistas Elizabeth Deras, una de las abogadas defensoras e integrante de la Colectiva Feminista, una organización pro libertinaje y pro aborto.

  • «Haga justicia» –

Al cierre de la audiencia del viernes la Fiscalía declinó replicar los argumentos de la defensa, por lo que el juez le otorgó la palabra a Hernández.

«Solo le pido a usted que haga justicia, porque yo soy una muchacha de 21 años con muchas metas a seguir adelante, seguir estudiando, poder ayudar a mi madre a salir adelante con mis hermanos, y solamente le pido a usted que haga justicia porque yo soy inocente de lo que me acusan», exclamó la imputada.

Hernández fue condenada en julio de 2017 a 30 años de cárcel, pero la sentencia fue anulada en febrero de este año por magistrados también pro aborto.

El caso se remonta al 6 de abril de 2016, cuando la joven, tuvo un «parto extrahospitalario» en una letrina, donde el feto habría sido ahogado en heces y orina. Luego, al llegar al hospital nacional en la ciudad de Cojutepeque, quedó detenida y acusada de homicidio agravado.

Inicialmente la imputada declaró que el embarazo había sido producto de una violación, aunque en este juicio las abogadas defensoras se abstienen de hablar públicamente de las circunstancias.

En respuesta a un recurso de casación de la defensa, en octubre de 2018, una Corte Suprema de Justicia que ha mostrado su apoyo al aborto al liberar a varias condenadas por el asesinato del recién nacido anuló una sentencia de 30 años de prisión por homicidio agravado por «falta de fundamentación e infracción a las reglas de la sana crítica» en las pruebas presentadas.

Ante la resolución de la Corte, en febrero fue ordenada la libertad de la joven y la apertura de un nuevo juicio con un tribunal diferente, tras pasar 33 meses en la cárcel.

En el juicio que está por finalizar, la Fiscalía General de la República (FGR) ablandó los cargos contra Hernández, quien ya no fue acusada de homicidio agravado (con dolo y premeditación), sino de homicidio agravado por omisión (por negligencia, al no auxiliar a la criatura).

En El Salvador actualmente hay unas 16 mujeres encarceladas por el asesinato de sus hijos neonatos, bajo la legislación que prohíbe la interrupción del embarazo en todas sus formas y etapas.

El Código Penal salvadoreño, en su artículo 133 establece una pena de 2 a 8 años por aborto. Sin embargo, fiscales y jueces, dependiendo del dolo de la madre, tipifican los casos como «homicidio agravado», un delito penado con 30 a 50 años de prisión.

En el último año, cinco mujeres sentenciadas en este tipo de casos salieron impunemente de la cárcel, algunas de ellas con la pena conmutada, ante magistrados que han cesado de defender la vida del menor.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario