Internacionales

Derecha declara su triunfo en presidenciales de Guatemala

Alejandro Giammattei se proclama presidente electo de Guatemala.

El conservador Alejandro Giammattei ganó el domingo la presidencia de Guatemala tras una campaña marcada por promesas de combatir la pobreza y la violencia que disparan la migración.

Con 88,85% de las mesas escrutadas, Giammattei, de 63 años, tenía 59,36% de los votos frente a 40,64% de la ex primera dama, la populista de izquierda Sandra Torres, según datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

«El objetivo se cumplió. Hoy, de veras con un nudo en la garganta, 12 años después, vengo a decirles para mí, este humilde servidor, este humilde ciudadano de Guatemala, va ser un inmenso honor ser el presidente del país», afirmó el político en un mensaje a periodistas.

«Van a encontrar a un hombre que está al servicio de ustedes. No van a encontrar a un presidente alejado de la gente», agregó Giammattei, un médico derechista de 63 años.

Giammattei relevará en enero por un periodo de cuatro años al presidente saliente Jimmy Morales.

Los centros de votación mostraron una escasa asistencia en la jornada calificada como «normal», según el expresidente costarricense, Luis Guillermo Solís, jefe de la misión de observación de la Organización de Estados Americanos.

La violencia, la corrupción y la pobreza fueron los ejes de la campaña de ambos candidatos.

La pobreza afecta al 59% de los 17,7 millones de guatemaltecos y la violencia deja unos 4.500 muertos anualmente, siendo los principales factores que motivan la migración.

Ambos políticos evitaron profundizar sobre el acuerdo firmado a fines de julio por el gobierno con Estados Unidos para convertir a Guatemala en «tercer país seguro», lo que implica recibir a migrantes que tenían el objetivo de pedir asilo en el país norteamericano.

Este acuerdo sacudió la recta final de la campaña y generó múltiples críticas y acciones legales, principalmente basadas en el elevado índice de pobreza y la falta de infraestructura.

Aunque ambos candidatos buscaban frenar el éxodo a Estados Unidos, un motor fundamental de la economía guatemalteca son las remesas de sus migrantes, que el año pasado alcanzaron casi 9.300 millones de dólares, cifra cercana al total de las exportaciones.

Cerca de 1,5 millones de guatemaltecos viven en Estados Unidos, de los cuales solo entre 300.000 y 400.000 tienen residencia legal, según datos oficiales.

Miles se aventuran a cruzar México para llegar a Estados Unidos alegando huir de la pobreza y la violencia, problemas comunes en el norte centroamericano donde operan las temidas pandillas y grupos del narcotráfico.

El Triángulo Norte de Centroamérica -integrado por El Salvador, Guatemala y Honduras- es la región sin conflicto armado más violenta del mundo, según la ONU, y en el último año generó multitudinarias caravanas migratorias hacia Estados Unidos.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario