Cambio Climático

Julio podría ser el mes más caluroso de la historia

En medio de las fuertes olas de calor que afectan principalmente a Europa y Estados Unidos, los especialistas estiman que el aumento de las temperaturas registrarán un récord este mes.

Mientras Europa enfrenta esta semana su segunda ola de calor durante este verano, con temperaturas que superan los 40 grados, meteorólogos advierten que julio podría convertirse en el mes más caluroso jamás registrado en el mundo desde que comenzaron las mediciones del clima.

«La Tierra acaba de tener el mes de junio más caluroso registrado, en camino a tener el mes de julio más cálido», señaló Stefan Rahmstorf, jefe de Análisis del Sistema de la Tierra en el Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático.

Este dato también fue informado el pasado viernes por la Organización Meteorológica Mundial. Claire Nullis, portavoz de la OMM, indicó que la información coincide con datos recolectados por la NASA, el Centro Europeo para el Pronóstico del Clima a Medio Plazo, el Servicio de Cambio Climático Copérnico y la Agencia Meteorológica de Japón.

«Las temperaturas de la superficie terrestre y marina fueron las más altas registradas.Nueve de los diez junios más cálidos se han producido desde 2010″, explicó en Ginebra.

Un dato alarmante que aportó Nulli, sostiene que el pasado mes de junio marcó el 414° mes consecutivo con temperaturas por encima del promedio del siglo XX.

«Junio ​​de 2019 establece un récord de temperatura global, pero las temperaturas son solo una parte de la historia. De acuerdo con un análisis realizado por el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo, en junio se registró la segunda extensión más pequeña de hielo marino del Ártico en los 41 años que se tienen de registros, detrás del mínimo histórico establecido en junio de 2016. El hielo marino antártico también fue el más bajo registrado», aseguró Nullis.

En este contexto, el foco ahora está puesto en este mes. El julio más caluroso se registró en 2017. En ese período, las temperaturas globales fueron 1.2° más altas que el promedio del siglo XX, de acuerdo a lo reportado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos.

Un grupo de personas juega con agua en Ginebra, Suiza (REUTERS/Denis Balibouse)
Un grupo de personas juega con agua en Ginebra, Suiza

En el marco de la nueva ola de calor que azota a Europa y parte de Estados Unidos, los especialistas estiman que julio de 2019 podría ser incluso más caliente.

«No lo sabremos hasta que haya finalizado el recuento, pero estamos en un buen ritmo en este momento para superar eso», sostuvo Jack Williams, director del Centro de Investigación Climática de la Universidad de Wisconsin-Madison, a la cadena NBC.

«Las olas de calor de hoy serán los eventos normales de mañana», alertó.

La temperatura promedio de este año entre enero y junio es la segunda más alta en un registro de 140 años, solamente superada por la de 2016.

Mientras mucha gente disfruta del verano, las autoridades advierten constantemente sobre las consecuencias que puede provocar la excesiva exposición al sol, en momentos en que las temperaturas sigue en aumento.

Williams reconoció que es difícil «generar conciencia» en las sociedades: «Se siente como una batalla cuesta arriba». No obstante, remarcó que es un trabajo «importante» que se debe continuar realizando.
La semana pasada, la OMM pidió a los ciudadanos -principalmente de Europa y Estados Unidos- que sigan los consejos oficiales y se mantengan frescos y seguros.

EEUU también sufre una ola de calor (REUTERS/Andrew Kelly)
EEUU también sufre una ola de calor

Calentamiento global sin precedentes

Las temperaturas mundiales nunca habían aumentado en los últimos 2.000 años tan rápidamente como ahora, según datos publicados este miércoles que, de acuerdo con los expertos, deberían callar a los escépticos del cambio climático.

Los investigadores utilizaron datos de temperatura compilados a partir de cerca de 700 indicadores: anillos de árboles, testigos de hielo, sedimentos lacustres y de corales, así como termómetros modernos.

El primer estudio, publicado en la revista Nature, destaca que durante la «pequeña era glaciar» (de 1300 a 1850) si bien se registró un frío extremo en Europa y Estados Unidos durante varios siglos, no ocurrió lo mismo en todo el planeta.

«Cuando miramos al pasado, encontramos fenómenos regionales, pero ninguno mundial», explicó Nathan Steiger de la Universidad de Columbia en Nueva York. «En cambio, actualmente, el calentamiento es global. El 98% del planeta se recalentó luego de la revolución industrial», agregó.

Después de 2.000 años crece el ritmo en el aumento de la temperatura (Photo by Damien MEYER / AFP)
Después de 2.000 años crece el ritmo en el aumento de la temperatura

Un segundo artículo, en Nature Geoscience, examina la media de las variaciones de temperatura en periodos cortos, de varias décadas cada uno.

Sus conclusiones son claras: en ningún momento desde el inicio de la era cristiana, las temperaturas han aumentado tan rápidamente y de manera tan regular como al final del siglo XX.

Este resultado «subraya el carácter extraordinario del cambio climático actual», afirma Raphael Neukom de la Universidad de Berna en Suiza, coautor del estudie.

Estos estudios «deberían por fin frenar a los escépticos del cambio climático que pretenden que el calentamiento global observado recientemente se inscribe en un ciclo climático natural», subraya Mark Maslin de la University College de Londres.

La gente juega volley en los Jardines de Trocadero, en París (Kenzo TRIBOUILLARD / AFP)
La gente juega volley en los Jardines de Trocadero, en París

Ola de calor en Europa

Este miércoles Bélgica, Italia, Francia y Luxemburgo son los países más afectados y todo parece indicar que también lo serán mañana, cuando se espera que los termómetros continúen en valores inusuales para las zonas más calurosas.

Así, el Instituto Real de Meteorología de Bruselas, la capital de los belgas, ha decretado hoy -por primera vez en la historia de este país fundado en 1830- la alerta roja por calor, que se suma a la falta de lluvias en una zona habituada a constantes precipitaciones, lo que augura un período de sequía «bastante importante», según la entidad.

Aunque con altas temperaturas, sólo la región costera de Bélgica se ha librado de las máximas de 39 grados que han afectado al resto del país superando el anterior récord de 36,6 fijado en junio de 1947.

Las autoridades recomiendan no estar tan expuestos al sol (REUTERS/Andrew Kelly)
Las autoridades recomiendan no estar tan expuestos al sol

Italia cuenta también hoy con cinco ciudades en alerta roja -Bolzano, Brescia, Florencia, Perugia y Turín-, aunque mañana será peor, con 13 localidades afectadas -Roma, Bolonia, Génova, Trieste, Pescara o Verona entre otras- por temperaturas que llegarán a máximas de entre 38 y 40 grados.

Las previsiones italianas no mejoran hasta el sábado, cuando se espera una bajada de termómetros acompañada por lluvias.

En Francia, Météo France ha puesto en alerta roja a 20 del centenar de departamentos -incluyendo la región de París-, una cifra nunca alcanzada antes, con otros 60 en alerta naranja y temperaturas que han llegado a superar los 42 grados.

En el caso de Luxemburgo, es la parte sur del país la más afectada por las altas temperaturas, con más de 40 grados.

Un hombre se hidrata en una fuente en Roma (Riccardo Antimiani/ANSA via AP)
Un hombre se hidrata en una fuente en Roma

En Alemania, el Servicio de Meteorología también prevé superar las máximas históricas registradas en 2015, con subidas de termómetros de más de 41 grados en ‘Länder’ como Renania del Norte-Westfalia, Sarre y Baviera.

En cuanto al Reino Unido, para mañana se prevén temperaturas de 38 grados centígrados o más, según su Servicio Meteorológico.

Y en España, las temperaturas también son altas, pero técnicamente no se padece una ola de calor en este momento.

Con información de la Organización Meteorológica Mundial, EFE y AFP

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario