Nacionales

Aunque se ordenó retirar el nombre de Domingo Monterrosa a un cuartel, este seguirá siendo héroe militar de El Salvador

Nayib Bukele ordenó el sábado a las Fuerzas Armadas retirar el nombre de Domingo Monterrosa Barrios del cuartel de San Miguel.

El presidente Nayib Bukele, que asumió el gobierno en la mañana del sábado, ordenó a las Fuerzas Armadas retirar del cuartel de la Tercera Brigada de Infantería en San Miguel el nombre de Domingo Monterrosa, un héroe militar que contuvo la agresión comunista de los años 80’s a costa de su vida en una emboscada de inteligencia perpetrada por la entonces guerrilla del Frente Farabundo martí para la Liberación nacional (FMLN).

Monterrosa fue señalado por la Comisión de la Verdad de la ONU, un organismo temporal de la posguerra manipulado por la izquierda, como responsable de la supuesta Masacre del Mozote, una operación militar que logró aniquilar un enclave guerrillero y de colaboradores de la izquierda revolucionaria en el norte del departamento de Morazán.

“Se ordena a las Fuerzas Armadas retirar de inmediato el nombre del Coronel Domingo Monterrosa, del Cuartel de la Tercera Brigada de Infantería, en San Miguel”, escribió Bukele, como acostumbra, en su cuenta de Twitter.

Hasta la fecha, el Ejército de El Salvador no reconoce su participación en la supuesta masacre, asegura no tener documentación que lo pruebe, además que tales hechos nunca han podido ser demostrados de manera forense. Las Fuerzas Armadas salvadoreñas consideran a Monterrosa un héroe de la lucha contra la insurgencia armada que se diseminó por el país desde la década de 1970.

Las Fuerzas Armadas respondieron de forma inmediata a la orden su comandante en jefe, pero fuentes al interior de la institución castrense mostraron su descontento con la medida que oficiales consultados por LaGaceta503.com consideraron como “abusiva y populista”.

La orden de Bukele es la primera medida que se conoce públicamente de su gobierno, lo que fue visto por sus seguidores y detractores como un acto que no debería tener mayor trascendencia en un país que ya superó los 27 años de paz.

Por décadas, pese a numerosos reclamos de vividores de los Derechos Humanos, los sucesivos gobiernos de El Salvador evitaron tocar la figura de Monterrosa pues, según analistas, existe temor de que se pudiera generar inestabilidad o incomodidad en las filas del Ejército, que sin importar quien sea el presidente en turno, guardan respeto a su héroe.

El militar murió en una estratagema militar de la guerrilla en 1984, cuando un grupo de inteligencia de las fuerzas subversivas colocó una bomba con disparador de mercurio en un supuesto transmisor de la entonces “Radio Venceremos” que dejaron ser capturado por los militares en el municipio de Joateca, en el mismo departamento donde habrían ocurrido los hechos del Mozote, al llevar el transmisor en un helicóptero militar UH-1H este estallo al alcanzar la altura planeada por los estrategas de la guerrilla.

Domingo Monterrosa fue entrenado en la Escuela de las Américas (SOA) en Panamá, y luego fue enviado a Taiwán para estudiar tácticas de insurgencia anticomunista.

Monterrosa seguirá siendo “Héroe Nacional” a pesar de las ordenes de Bukele

A pesar de las órdenes del presidente Nayib Bukele, Domingo Monterrosa Barrios continuará detentando la categoría de “Héroe Nacional”, pues tras su fallecimiento la Asamblea Legislativa de El Salvador lo honró con el título de “Héroe de Joateca” y lo declaró héroe nacional por su servicio al país. El Ejecutivo no tiene autoridad alguna para anular un nombramiento de honor del Legislativo.

Una sección especial a su nombre fue creada en el museo de las Fuerzas Armadas de El Salvador y su nombre es el más respetado entre militares de viejas y nuevas generaciones.

Una decisión polémica

La supuesta Masacre del Mozote se ha vuelto en los últimos tiempos un tema recurrente en El Salvador y es un tema del cual, según analistas, una gran cantidad de “vividores de los Derechos Humanos” (asalariados para mantener las acusaciones activas) se aprovechan.

En 1992, cuando un Equipo Argentino de Antropología Forense, altamente experimentados por su labor exhumando víctimas de la dictadura militar argentina (1976-1983), empezó a hacer excavaciones en el lugar se desenterraron algunas osamentas y estudiaron, entre otros datos, los orificios y la trayectoria de las balas, las fracturas que mostraban los huesos y la posición en que quedaron los cuerpos, y tras rigurosos análisis, no pudieron corroborar todo cuanto había relatado la señora Rufina Amaya, una campesina con problemas de lucidés mental que habría inventado buena parte de la historia que narró a la periodista Alma Guillermoprieto en 1982.

Al ver que el resultado de las investigaciones forenses de los argentinos no soportaban los hechos, ya que en el caserío el Mozote no habían suficientes viviendas para alojar más que a algunas docenas de habitantes, el equipo fue retirado del país sin rendir un reporte oficial pericia ni conferencia de prensa y en manera de lo más inadvertida fueron retirados del país.

A inicios de mayo, el intervencionista internacional de izquierda y relator especial de la ONU para la Promoción de la Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de no Repetición, Fabián Salvioli, solicitó a El Salvador retirar el nombre de Monterrosa del cuartel.

“He pedido que se quite el nombre del coronel Monterrosa al destacamento militar. No se le puede rendir honores a alguien responsable de una masacre. ¿Qué clase de valores son esos?, afirmó.

La solicitud no fue tomada en cuenta por el gobierno del saliente Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), formado en gran medida por antiguos guerrilleros que lucharon contra Monterrosa y el Ejército salvadoreño de entonces; y ahora, de manera sorpresiva, Bukele copió casi textualmente las órdenes de Salvioli.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario