Internacionales

Soldados mexicanos desarmaron a militares estadounidenses en Texas: Trump respondió con tropas

"¡Más vale que no vuelva a pasar!", advirtió Trump. López Obrador se comprometió a investigar el incidente.

Un altercado en territorio estadounidense entre cinco o seis elementos del Ejército mexicano equipados con fusiles de alto poder y otros tantos de la Guardia Nacional provocó que el presidente Donald Trump enviara militares armados a la frontera sur.

Dos soldados estadounidenses en una zona remota de Texas fueron confrontados por militares mexicanos que pensaron que habían ingresado a México, informaron autoridades de los Estados Unidos.

De acuerdo con los reportes, las tropas mexicanas quitaron el arma a uno de los soldados estadounidenses.

El Comando Norte de los Estados Unidos, que administra el respaldo militar para la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus iniciales en inglés), señaló que los soldados estadounidenses estaban en un vehículo de la CBP cerca de Clint, Texas.

Militares mexicanos desarmaron a soldados de los EEUU en Texas (Foto: AFP)
Militares mexicanos desarmaron a soldados de los EEUU en Texas

El incidente ocurrió el 13 de abril y fue reportado primero por Newsweek, que señaló que uno de los soldados mexicanos le retiró el arma de servicio de la funda de la cadera del estadounidense y la arrojó al interior del vehículo.

El comunicado del Comando Norte enviado el martes a The Associated Press señala que de acuerdo con la pesquisa del Departamento de Defensa y la CBP, los militares mexicanos creían que estaban en territorio mexicano al momento de la confrontación. El incidente ocurrió en un terreno estadounidense ubicado al sur de la valla fronteriza, pero al norte de la frontera real.

“Después de una breve discusión entre los soldados de ambos países, los militares mexicanos abandonaron el área”, explicó el Comando Norte. “De inmediato, los soldados estadounidenses contactaron a la CPB, que respondió a la brevedad.

Durante todo el incidente, los soldados de los Estados Unidos se apegaron a los procedimientos y protocolos establecidos”. Añadió que ya se inició una investigación. La presencia de tropas estadounidenses en la frontera se debe a las medidas del Gobierno del presidente Donald Trump para reducir el número de cruces fronterizos ilegales.

“¡Mejor que no vuelva a ocurrir!”: Donald Trump

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se refirió al incidente de la mañana del miércoles con un mensaje a través de su cuenta de Twitter.

“Soldados de México recientemente sacaron su arma frente a nuestros soldados de la Guardia Nacional, probablemente como una táctica de distracción para los traficantes de droga en la frontera”, expresó el mandatario.

“¡Mejor que no vuelva a pasar! Estamos ahora enviando SOLDADOS ARMADOS a la frontera. México no está haciendo lo suficiente para aprehender y regresar!”, agregó, en referencia a las caravanas de migrantes y traficantes de personas del lado mexicano.

Cuestionada sobre el incidente entre las fuerzas armadas y el mensaje de Donald Trump, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo no tener elementos para hacer una valoración.

“Yo no tengo mayores elementos, no me puedo pronunciar”, respondió el miércoles Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, sobre las insinuaciones de Trump acerca de que militares mexicanos podrían “distraer” a la Guardia Nacional estadounidense en favor de los narcotraficantes.

Sobre la decisión de enviar militares armados a la frontera, Sánchez Cordero dijo: “Es su país y él toma las decisiones unilateralmente”.

Trump también advirtió que los Coyotes (traficantes de personas) son criminales peligrosos que están armados, por lo que justificó el envío de tropas.

“Una caravana muy grande de más de 20.000 personas se inició en México. Se ha reducido en tamaño por México, pero sigue llegando. México debe detener al resto, o nos veremos obligados a cerrar esa sección de la frontera y llamar al Ejército”.

Un video del CBP en Arizona mostró a traficantes de personas equipados con fusiles AK-47 ingresando por la frontera a una madre y a su hijo,que fueron puestos en custodia poco después.

México ha denunciado que varias de las caravanas migrantes que llegan a la frontera son propiciadas por bandas de traficantes de personas comúnmente conocidas como “polleros”.

Marcelo Ebrad, canciller de México, expresó la víspera que no ha entablado un diálogo con sus contrapartes sobre el incidente de los militares, aunque aseguró que están en continua comunicación sobre todos los asuntos vigentes en la agitada frontera.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador, insistió con su habitual prudencia a la hora de abordar el tema y la tensa relación con los EEUU.

“Nosotros no vamos a caer en ninguna provocación; le digo al presidente Donald Trump que nosotros queremos mantener una relación respetuosa y de amistad con su Gobierno, que vamos a analizar este incidente, vamos a tomar en cuenta lo que él está señalando y se va a actuar de conformidad con la ley en el marco de nuestra soberanía, pero lo más importantes es decirle que no vamos a pelearnos con el Gobierno de los Estados Unidos, lo más importantes es que queremos una relación de respeto mutuo y de cooperación, y así como nos hemos venido entendiendo durante varios meses, nosotros vamos a seguir actuando para mantener relaciones cordiales y de buena vecindad con el Gobierno y con el pueblo de los Estados Unidos”, expresó en su conferencia de prensa matutina.

López Obrador se comprometió a investigar el incidente en Texas (Foto: Presidencia de México)
López Obrador se comprometió a investigar el incidente en Texas

“Había visto el primero (tuit); no había visto este,  pero ya por lo que estoy leyendo vamos a hacer la revisión del caso,  vamos a tomar en cuenta lo que él esta señalando y a asegurarle que va a haber siempre de parte nuestra una actitud responsable y de respeto”, concluyó.

Al medio día del miércoles la Cancillería mexicana dio su versión sobre lo que sucedió, a través de un comunicado de prensa.

“El 13 de abril de 2019, a la altura de la colonia Parcelas, Ciudad Juárez, un grupo de militares mexicanos se encontraron con dos soldados estadunidenses que realizaban operaciones de apoyo en un vehículo sin identificación que se encontraba al sur de la valla fronteriza, dentro del territorio de los EE.UU., en una zona en la que los límites de la frontera no resultan claros por su geografía. Tras la investigación correspondiente, se determinó que el vehículo de los militares de ese país se colocara al norte de la valla fronteriza para evitar confusiones”.

No es la primera ocasión en la que en la frontera México-Estados Unidos suceden altercados armados protagonizados por autoridades. En 2012, por ejemplo, el agente de la Patrulla Fronteriza,  Lonnie Swartz, disparó desde el lado estadounidense al mexicano José Antonio Elena Rodríguez, dándole muerte.

El caso llegó hasta los tribunales, y casi seis años después de los hechos, Swartz fue declarado inocente.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario