Internacionales

El Estado Islámico se adjudicó los atentados terroristas en Sri Lanka

Lo hizo a través de su agencia de propaganda Amaq, un día después de que el gobierno acusara a un pequeño grupo local como el responsable, aunque reconociendo que había recibido ayuda desde el exterior. Al menos 310 personas murieron y 500 resultaron heridas el domingo en los ataques contra tres iglesias y tres hoteles en Colombo.

El comunicado oficial de Amaq, en el que el grupo se atribuye la autoría del ataque contra “ciudadanos de los países de la coalición” y los “cristianos en Sri Lanka”
El comunicado oficial de Amaq, en el que el grupo se atribuye la autoría del ataque contra “ciudadanos de los países de la coalición” y los “cristianos en Sri Lanka”

El grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, en inglés) se atribuyó este martes la ola de atentados terroristas del domingo en Sri Lanka que han dejado más de 310 muertos y 500 heridos, de acuerdo a su agencia de propaganda Amaq.

El lunes las autoridades del país habían apuntado contra un pequeño grupo radical islamista como el principal responsable, aunque asegurando también que los extremistas locales habían recibido ayuda de una o varias organizaciones terroristas en el extranjero.

En total el domingo se registraron ocho explosiones en tres iglesias cristianas durante las celebraciones por la Pascua y en tres hoteles de lujo en la ciudad de Colombo, la más poblada del país.

Tres presuntos terroristas suicidas del ISIS que habrían participado de los ataques
Tres presuntos terroristas suicidas del ISIS que habrían participado de los ataques

«Los perpetradores del ataque que apuntó contra ciudadanos de los gobiernos de la coalición y cristianos en Sri Lanka anteayer eran luchadores del ISIS», dice el comunicado de Amaq, citado por el sitio de monitoreo extemista Site.

Con «ciudadanos de gobiernos de la coalición» el comunicado hace referencia a los numerosos extranjeros que murieron el domingo en las explosiones en los tres hoteles y cuyos gobiernos participaron de la campaña que finalmente llevó a la desaparición del «califato» del ISIS en Siria e Irak, entre los que había seis británicos, cuatro estadounidenses, tres daneses, dos españoles y dos australianos.

En tanto las autoridades de Sri Lanka consideran que la segunda parte de esta ola de atentados, que se ensañó con la minoría cristiana en el país, ha sido ejecutada en represalia de la masacre de Christchurch, Nueva Zelanda, ocurrida en marzo, cuando un supremacista blanco asesinó a 50 musulmanes en dos mezquitas del país.

Fuerzas de seguridad de Sri Lanka tras los ataques (Reuters)
Fuerzas de seguridad de Sri Lanka tras los ataques (Reuters)

El ISIS se encuentra en uno de sus momentos de mayor debilidad desde su surgimiento en 2013, luego de haber perdido en marzo el último reducto del «califato» que intentó fundar en Siria en Irak, lo cual puso fin a su brutal proyecto de un estado islámico de orientación salafista.

Pero sigue teniendo una enorme capacidad de acción como grupo terrorista convencional asentado en Medio Oriente, y con posibilidad de llegar a otras partes del mundo mediante la asociación con extremistas locales, como podría haber ocurrido en Sri Lanka.

Al respecto, el lunes Site reportó que simpatizantes del ISIS ya estaban celebrando los atentados terroristas e incluso se distribuyeron imágenes de tres presuntos atacantes suicidas que habrían participado, identificados como Abu Ubaida, Abulbarra y Abul Muktar.

Así quedó el Santuario de San Antonio, una de las iglesias cristianas atacadas el domingo (ISHARA S. KODIKARA / AFP)
Así quedó el Santuario de San Antonio, una de las iglesias cristianas atacadas el domingo (ISHARA S. KODIKARA / AFP)

Mientras tanto el gobierno de Sri Lanka identificaba a otro presunto atacante suicida, el empresario Insan Seelavan, y anunciaba que las investigaciones apuntaban contra el grupo extremista local National Thowheeth Jama’ath (NTJ), un facción casi desconocida que se dedicaba al vandalismo y habría dado un enorme salto hacia el terrorismo yihadista con los atentados del domingo.

Este martes las autoridades fueron más allá e informaron que el NTJ habría recibido ayuda del grupo terrorista Jamaat-ul-Mujahideen, radicado en la India y en Bangladesh. No se hizo mención al ISIS, aunque desde un principio se reportó que el NTJ no podría haber coordinado tales ataques sin ayuda desde el extranjero.

A medida que se suman diferentes reportes, parece difícil confirmar si el ISIS estuvo realmente involucrado en los ataques y el grupo se ha atribuido en el pasado otras acciones sólo con fines propagandísticos. Aunque los blancos elegidos y la metodología están sin duda inspirados en las operaciones de esta facción yihadista de enorme influencia global.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario