Política

La fugitiva guatemalteca, Thelma Aldana, se movería por Centroamérica con intenciones desestabilizadoras

La exfiscal y fugitiva de la justicia guatemalteca, Thelma Aldana, fue retenida en el aeropuerto Toncontín de Honduras y tras negarle su ingreso al país centroamericano, retornó a El Salvador, donde es protegida, a pesar de ser fugitiva de la justicia de Guatemala.

Fuentes vinculadas con Migración hondureña informaron que las autoridades impidieron el ingreso de la exfiscal guatemalteca por considerar que sus intenciones para entrar a Honduras eran objetivos políticos y desestabilizadores.

Aldana se mantuvo retenida en el aeropuerto de Tocontín en Tegucigalpa por “supuestos problemas migratorios”, luego fue devuelta a El Salvador.

No obstante, fuentes hondureñas aseguraron que por “su propia cuenta”, ella decidió regresar a El Salvador cuando las autoridades le impidieron su ingreso.

“Hay mucho hermetismo sobre lo que sucedió; se sabe que al confirmarse la presencia de Aldana se hicieron ‘consultas de alto nivel’ sobre su ingreso al país”, explicó la fuente.

La Policía Nacional de Honduras desmintió en un comunicado la versión de que no se le permitió a Aldana el ingreso a ese país.

Más tarde la exfiscal guatemalteca colgó en su cuenta de Facebook un video en el que responsabilizó a las autoridades de Honduras y al presidente Juan Orlando Hernández de apoyar “el pacto de corruptos” de su país, de utilizar a las autoridades migratorias para “intimidarla” y de ordenar el bloqueo de su ingreso a Honduras.

Por otra parte, Rootman Pérez, integrante del equipo de campaña y mandatario legal de la exfiscal general, desmintió que ella haya sido retenida o capturada, como se rumoreó en principio.

José Carlos Marroquín, que forma parte del equipo de campaña, y que acompañaba a Aldana, indicó que iban a Tegucigalpa con el objetivo de conocer proyectos de inversión regional que serán parte del plan de gobierno que están trabajando, pero al llegar a Migración los apartaron y a ella la llevaron a una oficina.

Después de esto, “hubo movimiento extraños de la Policía Nacional de Honduras, incluido algunos agentes se tapaban los apellidos de los uniformes”, aseguró Marroquín.

“Nos tomaron fotografías y la retuvieron -a Aldana- en contra de su voluntad por más de dos horas en esa oficina, donde no le daban la opción de hacer llamadas. No había una orden de captura internacional, entonces estaban haciendo una detención ilegal y puesto que ella tiene medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ibamos a notificar que el Gobierno de Honduras se había prestado para intimidarla”, dijo Marroquín

“Mejor decidimos retirarnos, por lo que la obligaron a firmar un documento en el que ella se regresaba por su voluntad ya que no había una orden de captura en su contra”, añadió.

Thelma Aldana permanece en El Salvador desde que se emitió una orden de captura en su contra por varios delitos y luego que el Tribunal Supremo Electoral de Guatemala revocara su inscripción como candidata presidencial.

Aldana es considerada en El Salvador y Honduras un “oscuro personaje desestabilizador”, debido a la agenda injerencista en aspectos políticos y transferencia de información de como atacar a enemigos políticos con el uso de medios de información y la creación de un organismo supraregional.

La agenda de la exfuncionaria fugitiva incluiría la creación de una Comisión Internacional contra la Corrupción en El Salvador (CICIES), que al igual que hizo ella en Guatemala con la CICIG, sería utilizada con fines políticos de desacreditar a cualquier persona que no estuviera alineada con los objetivos de sus patrocinadores.

La Corte Suprema de Justicia de Guatemala también negó la semana pasada la candidatura a la Presidencia de la exjefa del Ministerio Público, quien anunció, a través de un apoderado, que apelará ante el máximo tribunal del país: la Corte de Constitucionalidad, donde tendría apoyos políticos que le hacen creer que podrá pasar por encima de la ley.

Con esta decisión por mayoría de denegarle el amparo a la aspirante presidencial del partido de izquierda populista Movimiento Semilla, el Supremo secunda la decisión del Tribunal Supremo Electoral del pasado 1 de abril, cuando le denegó la inscripción a Aldana.

El próximo 16 de junio, Guatemala elegirá a su futuro presidente y vicepresidente, en un sufragio que también contempla decidir por 160 diputados al Congreso, 340 corporaciones municipales y diputados para el Parlamento Centroamericano.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario