Nacionales

Fiscal General, Raúl Melara, ordena eliminar reserva judicial en los casos de corrupción

El Fiscal General de la República, Raul Melara, ha comenzado a cumplir con la palabra empeñada desde que inició sus funciones en el sentido de que defendería la presunción de inocencia a la que tienen derecho todos los salvadoreños y hacer que prevalezca la transparencia como garantía del debido proceso.

Raúl Melara dio instrucciones a sus fiscales auxiliares para que tramiten de inmediato  el cese de todo tipo de reserva judicial, total o parcial, que haya sido declarada en los casos señalados por la Fiscalía General de la República (FGR) como de corrupción.

La FGR especificó en un comunicado especial, que la medida se aplicará en el caso de investigaciones relacionadas con la impunidad, la corrupción, el narcotráfico y lavado de dinero que se están ventilando en la actualidad en los diferentes tribunales de justicia salvadoreños.

“Uno de los de grandes retos institucionales es fomentar la transparencia y la contraloría ciudadana, a través de los procesos judiciales, respetando el debido proceso, la independencia judicial y la protección a las víctimas”, detalló la institución en el comunicado.

La Fiscalía no especificó qué casos podrían de este tipo podrían perder la reserva, pero tal como lo explica, la medida se refiere “a todo tipo de delitos de corrupción, narcotráfico, lavado etc.” La orden del Melara forma parte de los esfuerzos que la institución hace “para incrementar la eficacia en la persecución del delito, el ejercicio de la transparencia y la independencia de la institución”, dice el comunicado.

Durante el el ejercicio de Douglas Meléndez al frente de la Fiscalía General de la República, se hizo costumbre “armar” juicios, llevarlos a los tribunales y solicitar a los jueces que aplicaran la medida de silencio que implicaba la reserva, total o parcial, con la que los imputados, generalmente en detención provisional, eran sometidos a periodos de investigación para aportar pruebas por parte del ministerio público de seis meses y que podían ser ampliados hasta tres veces, con lo que exponían a los imputados en prisión a una pena adelantada.

La histórica decisión del fiscal Melara constituye sin lugar a dudas una defensa a la presunción de inocencia y al debido proceso que han venido siendo atropellados por otros titulares del MP.

“La gente tiene derecho a saber” enfatizó Melara, para luego agregar; “He ordenado que se pida levantar la Reserva Judicial, en todos los casos ligados a corrupción”

Entre otros casos de mal proceder fiscal, Melara ha dado instrucciones precisas para que se investigue cualquier tipo de denuncias contra fiscales acusados de actuar indebidamente.

Antes de abandonar el cargo de Fiscal General, el licenciado Douglas Meléndez “armó” un requerimiento en contra de nueve fiscales, varios técnicos y dos policías acusados de corrupción al interior de la FGR, pero de tal forma que obligó al juez a otorgarles un sobreseimiento definitivo, cosa que no le permitía la ley.

Ha trascendido también que el actual Fiscal General Raul Melara, está  investigando a cuatro fiscales que confesaron ante la Procuraduría para la defensa de los Derechos Humanos, que fueron obligados por el fiscal anterior a que actuaran como testigos criteriados y mentir en el  llamado caso “corruptela”

Melara ha dicho que uno de sus principales propósitos como fiscal general de la república es el de corregir las injusticias que se hayan podido cometer debido a procesos viciados en la FGR.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario