Internacionales

Equipo de Univision fue detenido en Venezuela pero luego fue liberado

El reconocido periodista mexicano estaba entrevistando al dictador chavista, quien ordenó detener la grabación, decomisar los equipos y retener a los reporteros porque no le gustaron las preguntas. Los periodistas fueron liberados varias horas después.

Un equipo de periodistas, liderado por Jorge Ramos, de la cadena estadounidense de televisión en español Univision, que había sido detenido el lunes en el palacio presidencial en Caracas fue liberado, dijo el jefe de noticias del medio.

La cadena reportó que Jorge Ramos y otros de sus periodistas estaban entrevistando al presidente venezolano Nicolás Maduro cuando fueron retenidos en el Palacio de Miraflores.

“Confirmado: Estoy hablando con @jorgeramosnews. Él y los otros miembros del equipo fueron liberados. Los equipos y el material de la entrevista que no le gustó a @NicolasMaduro fueron confiscados”, escribió Daniel Coronell, jefe de noticias de la cadena, en Twitter.

Ramos estaba entrevistando a Maduro quien, al parecer, ordenó detener la grabación, decomisar los equipos y retener a los reporteros porque no le gustaron las preguntas.

Los periodistas fueron liberados casi tres horas después aunque los equipos y el material de la entrevista que no le gustó a Maduro fueron confiscados.

“Nos han robado nuestro trabajo”, dijo Ramos tras ser liberado.

El secretario mexicano de asuntos exteriores, Marcelo Ebrad, también confirmó la liberación de los periodistas.

Además de Ramos, también fueron retenidos los periodistas María Martínez, Claudia Rondón, Francisco Urreiztieta, Juan Carlos Guzmán y Martín Guzmán.

El ministro de comunicaciones del régimen, Jorge Rodríguez, desmintió que Ramos y su equipo habían sido detenidos y aseguró que se encontraban camino al hotel. Rodríguez agregó además que la decisión de interrumpir la entrevista fue tomada después que Ramos “insultara” a Maduro. El funcionario chavista dijo a Univisión que el periodista mexicano llamó a Maduro “asesino” y “dictador” varias veces.

“No nos prestamos a shows baratos”, agregó más tarde en Twitter.

La detención de los periodistas desató las reacciones de políticos, colegas y defensores de los derechos humanos. El Departamento de Estado de EEUU pidió en un primer la “liberación inmediata de los periodistas”. “El mundo está mirando”, advirtió la subsecretaria Breier.

Lo mismo hizo el director ejecutivo de Human Rights Watch para las Américas, José Miguel Vivanco.

Los ataques contra la libertad de prensa se han vuelto una constante bajo el régimen de Maduro. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó este lunes las agresiones contra periodistas y las restricciones a su labor, así como los actos de censura de contenidos y bloqueos en internet registrados en Venezuela el fin de semana, durante la cobertura de los intentos de entrega de la ayuda humanitaria.

De acuerdo al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela SNTP, al menos 50 periodistas venezolanos quedaron atrapados en Colombia tras el intempestivo cierre por parte del régimen de la frontera entre ambos países. Además, contabilizó solo en enero 40 agresiones por parte de cuerpos de seguridad del Estado contra trabajadores de la prensa.

Además, en el país varios medios de comunicación, nacionales e internacionales, han sido bloqueados o sacados del aire por orden del régimen chavista, especialmente cuando son críticos con su administración, tal es el caso de Infobae, CNN en Español en 2017, los colombianos NTN24 en 2014, RCN y Caracol en 2017 y en 2007 el nacional Radio Caracas Televisión (RCTV).

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario