Internacionales

Fuerzas chavistas impiden el ingreso de la ayuda humanitaria para los venezolanos

La Guardia Nacional Bolivariana mantiene las estructuras que imposibilitan el paso en el puente de Tienditas, que une las ciudades de Cúcuta y Táchira. Crece la presión sobre los militares.

Las tres pistas del puente binacional de Tienditas, por donde se espera que pase la ayuda humanitaria, permanecen bloqueadas por el régimen de Nicolás Maduro, que puso en la mitad la cisterna naranja de un camión y dos contenedores azules, así como unas mallas metálicas que impiden el paso hacia el lado venezolano de la frontera.

Las autoridades de migración colombianas indicaron que la Guardia Nacional de Venezuela construyó el bloqueo el martes.
El puente de Tienditas une la colombiana ciudad de Cúcuta con la venezolana de Ureña, en el estado Táchira, y es una de las promesas de la integración entre los dos países.
En el más absoluto hermetismo, los Gobiernos de Colombia y Estados Unidos mantienen reuniones para definir cómo se hará la operación de acopio de alimentos y medicinas en esta ciudad y su posterior traslado a Venezuela, tal como anunció el sábado el jefe del Parlamento y presidente interino de ese país, Juan Guaidó, reconocido como tal por la mayoría de la comunidad internacional.
De acuerdo con reportes de prensa, iba a ser una de las vías para la entrada de los cargamentos de alimentos y medicinas desde el extranjero; aunque el legislador de Táchira Franklin Duarte aseguró que ello todavía “no había sido definido”
El puente de Tienditas aún no ha sido inaugurado. Iba a estrenarse en 2016, pero el cierre temporal de la frontera común de 2.200 kilómetros -ordenado por el gobierno de Maduro a finales de 2015 y levantado meses después- retrasó su apertura. Por ello, no hay tránsito peatonal ni vehicular en la zona.
Maduro ha rechazado la ayuda afirmando que no existe una situación de emergencia en Venezuela. Sostiene además que la iniciativa de los legisladores opositores de admitir ayuda internacional va contra las leyes y la constitución.
Juan Guaidó ha descrito los envíos de emergencia como una “prueba” para las fuerzas armadas de Venezuela, que tendrán que elegir si permiten que pase la tan necesaria ayuda, o si en cambio obedecen las órdenes de Maduro.
“De nuevo a las Fuerzas Armadas una orden directa en este momento: permitan que ingrese la necesaria ayuda humanitaria para atender a sus familias, a su hermana, a su mamá, a su esposa, que seguramente necesita insumos y que algunos, lamentablemente, seguro también tendrán algunas afecciones”, dijo Guaidó en una reunión con productores agropecuarios en Caracas.
Aunque el puente de Tienditas acapara toda la atención en la frontera colombo-venezolana, el subcomandante de la Policía de Cúcuta, coronel Francisco Gélvez, aseguró que esa institución sigue vigilando lo que pasa en los más de 100 kilómetros limítrofes que están bajo su jurisdicción.
Detrás de los obstáculos fueron vistos este miércoles miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), fuertemente armados, mientras que en el lado colombiano hay policías, miembros de Migración Colombia y de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) que planifican la entrega de la ayuda.
el Gobierno colombiano insistió este miércoles en que continúa trabajando en el proceso de recepción de las ayudas. Para manejar la logística se instaló el lunes pasado un puesto de mando unificado (PMU) que está ubicado en unas bodegas que colindan con el paso fronterizo de Tienditas.
En las cercanías de Tienditas el movimiento se mantiene como todos los días, salvo por unos curiosos y otros manifestantes. Algunos de ellos son venezolanos que viven en Cúcuta y buscan que se les entregue la ayuda humanitaria, ante lo cual el Gobierno colombiano ha recalcado que no deben permanecer en el lugar porque la asistencia está dirigida a quienes están del otro lado de la línea limítrofe.

Con fotos de AFP y Reuters

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario