Opinión

Los fatales cuatro errores de ARENA

Por Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra

El triunfo electoral de Nayib Bukele, es resultado de cuatro grandes errores estratégicos de ARENA:

1) No haber sido un verdadero opositor luego del triunfo del FMLN en el 2009.

2) Creer que el descalabro del FMLN en la elección pasada de diputados y alcaldes, fue en virtud de su desgaste político y no, un fenómeno de cambio en la percepción del electorado.

3) La ausencia de temas ideológicos en sus discursos, muy sentimentales, pero que no daban solución a los problemas nacionales, haciendo creer que no hay diferencia entre tendencias ideológicas.

4) creer que las estructuras partidarias, podrían seguir controlando el voto. Estos cuatro errores, han
favorecido el rechazo al sistema partidario, y consolidado a Bukele en el poder.

ARENA creó una burbuja electoral con el PCN, PDC y Democracia Salvadoreña, que le costó muchos recursos, sin aportarle votos, pero garantizando a ellos, su existencia partidaria, cuando muchas de sus estructuras, de hecho, ya estaban trabajando para Bukele: las bases del PCN en Santa Ana y Ahuachapán o del PDC en Cabañas y San Miguel, por poner algunos ejemplos.

ARENA creyó que la estructura partidaria de sus aliados, garantizaría el voto de las estructuras municipales, creencia que le sirvió para imponer a Carmen Aida Lazo, sin el consentimiento de las bases de ARENA, evitando una nueva elección interna: un subterfugio legal, para burlar la decisión de las bases areneras. Se hizo creer que Bukele era una burbuja electoral basada en las redes sociales, cuando lo era ARENA, creando una falsa expectativa basada en una ilusoria alianza electoral.

Bukele encarna los ideales del FMLN y Félix Ulloa representa a los excluidos del FMLN luego de los Acuerdos de Paz de 1992. Bukele ha expresado su lucha contra la cúpula del FMLN, pero nunca contra las bases de ese partido, las que le han dado su voto. Félix Ulloa, antiguo miembro de la Resistencia Nacional, confirma que su triunfo, ha sido una victoria de la izquierda, en una nueva purga del FMLN.

Bukele hará todo lo posible para consolidarse en el poder: ya tiene a los diputados del FMLN y a los de GANA y, muy probablemente se le sumarán otros diputados, por conveniencia propia (maletín negro) y, de no hacerlo, posiblemente, quiera proponer una constituyente el 2021 “para realizar los cambios estructurales nacionales”, necesarios para “un mejor El Salvador”,
conduciéndonos al caos nacional.

Bukele posee las bases del FMLN y el dinero para comprar políticos, lo cual lo hace muy peligroso para el sistema; un sistema que no se ha sabido utilizar para evitar el cometimiento de errores políticos, como el de su elección.

ARENA debió demostrar que Bukele, es un político viejo, corrupto y megalómano: era el papel político de Ernesto Muyshondt. El papel del COENA, era garantizar la unidad del partido y la integridad de sus elecciones internas, y como no ha sido así, pagará el pueblo salvadoreño tales errores.

Debe hacerse hoy una recomposición partidaria e iniciar una nueva lucha contra la izquierda, pues de esto dependerá la vida nacional, con su sistema democrático. ARENA debe de distanciarse de cualquier partido minoritario, pues son rémoras a las que hay que mantener. La sobrevivencia de la nación recae sobre el sentido común y la preservación del sistema democrático, el cual se ve hoy amenazado, pues los errores en la conducción de ARENA, se ven reflejados en el triunfo de un megalómano que enarbola las ideas de izquierda: Nayib Bukele.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario