Economía

Xi Jinping firmó múltiples acuerdos en Panamá para ampliar su comercio e influencia en América Latina

El gigante asiático, segundo mayor usuario del canal transoceánico, busca consolidar los vínculos en el país para aprovechar la posición geográfica y continuar su expansión y desarrollo en la región, en medio de las tensiones con el gobierno estadounidense.

El presidente de China, Xi Jinping, sostuvo este lunes una histórica reunión bilateral en Panamá para firmar varios acuerdos con los que busca ampliar, a través del país centroamericano, el poder comercial y político de Beijing en América Latina, tras la tregua alcanzada con Estados Unidos.

Xi, primer mandatario chino en visitar el país tras el establecimiento de relaciones diplomáticas en 2017, asiste junto a su homólogo panameño, Juan Carlos Varela, a la rúbrica de una veintena de acuerdos.

Entre grandes medidas de seguridad, el presidente del gigante asiático llegó al palacio de Las Garzas, sede del gobierno panameño, donde fue recibido por Varela. El gobernante panameño afirmó que el viaje de Xi “consolida” a Panamá “como el brazo comercial y la entrada de China a Latinoamérica”, y reiteró su apoyo al proyecto de la Nueva Ruta de la Seda, que busca crear una red de infraestructuras por los cinco continentes que permita a China distribuir sus productos.

Xi manifestó días atrás que tenía “grandes expectativas” por la visita, que encuadró en la llamada la “Franja y la Ruta”, una serie de iniciativas de Pekín para invertir en infraestructuras en todo el mundo, pero que algunos analistas ven como un intento chino de expansión global.
“Debemos ser socios de cooperación de beneficio mutuo y ganancias compartidas, tomar la Franja y la Ruta como hilo conductor para profundizar sin cesar la cooperación bilateral”, indicó Xi en el diario La Estrella de Panamá.

China busca que Panamá se convierta en un punto de conexión logístico para la expansión de su comercio, inversiones y diplomacia en Latinoamérica, idea que es abrazada sin reparos por autoridades y empresarios panameños.

A favor del país centroamericano juega su posición geográfica, un canal interoceánico, conectividad aérea y portuaria, una economía dolarizada con un crecimiento de un 5% y un sistema financiero con más de un centenar de bancos.

China es, tras Estados Unidos, el segundo usuario del Canal de Panamá, por el que pasa el 5% del comercio mundial. Además, es el principal origen de las mercancías que se distribuyen en el continente a través de la zona franca panameña de Colón, la mayor de la región.

Panamá espera multimillonarias inversiones chinas en infraestructura. Ambos países negocian también un Tratado de Libre Comercio, mientras que empresas chinas han empezado a ganar millonarias licitaciones.

“Los chinos no son la madre de la caridad ni una sociedad benéfica. Es un país que tiene su propia agenda y sus propias metas y que viene a Panamá porque es importante para su esquema de la Franja y la Ruta”, advierte a la AFP el economista Francisco Bustamante. “Lo que quieren los chinos es bien claro, ellos quieren aprovechar la posición geográfica para su expansión y su desarrollo en la región”, añade Bustamante, que trabajó para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Expertos creen que Panamá podría buscar en China un nuevo apoyo internacional ante las acusaciones de paraíso fiscal y su aparición en listas negras de la Unión Europea o de organismos como la OCDE.

En medio de la tregua
La visita llega después de que Estados Unidos y Beijing pactaran una tregua en su “guerra comercial”, por lo que Washington suspendió temporalmente la aplicación de nuevos aranceles a importaciones chinas. Si no hay acuerdo en 90 días, los aranceles que se ubican en 10% pasarán a 25%.

También se produce después de que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, advirtiera al presidente Varela sobre la creciente presencia china en la región.

“Una fuerte presencia China en Panamá reafirma ante el mundo el ascenso de China en la jerarquía global, a costa del descenso de Estados Unidos”, asegura Carlos Guevara Mann, catedrático de Relaciones Internacionales de la Florida State University en Panamá. “Quedar atrapados en la rivalidad entre China y Estados Unidos sería sumamente problemático para Panamá” porque “podría acarrear represalias por parte de Washington”, añade.

Con información de AFP

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario