Internacionales

Embajadora de Estados Unidos en la ONU renuncia

Antes de convertirse en embajadora de Estados Unidos ante la ONU en enero de 2017, Haley fue gobernadora de Carolina del Sur.

Nikki Haley renuncia como embajadora en la ONU. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el martes que aceptó la dimisión de la embajadora de Washington ante Naciones Unidas, Nikki Haley, quien dejará el cargo a fines de este año.

Trump señaló que Haley informó de su decisión hace seis meses. Ante periodistas en la oficina Oval, Trump la elogió por su increíble desempeño y dijo que esperaba que pueda regresar al gobierno posteriormente.

LLEGÓ EL MOMENTO DE DAR UN PASO A UN LADO: HALEY

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, explicó que ha llegado el momento de “dar un paso a un lado”, en una comparecencia con el presidente Donald Trump, de quien elogió su posición ante Naciones Unidas.

Es importante que los gobernantes sepan cuándo hay que dar un paso a un lado”, dijo Haley durante una comparecencia ante los medios este martes junto al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebrada en el Despacho Oval de la Casa Blanca.

Haley elogió la dureza con la que Trump ha tratado, en ocasiones, a la ONU, lo cual, según opinó, ha llevado a la organización a ser “más fuerte y más eficiente”.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en su cuenta de Twitter dijo desde temprano que Haley y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mantendrían una reunión a las 10:30 hora local (14:30 GMT).

Sarah Sanders confirma la dimisión de Nikki Haley (Twitter: @PressSec)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó hoy que habría “un gran anuncio” respecto a la embajadora del país ante la ONU, Nikki Haley.

“Gran anuncio con mi amiga la embajadora Nikki Haley en el Despacho Oval a las 10.30 (14.30 GMT)”, tuiteó el mandatario.

Trump anuncia una reunión con Nikki Haley en la Casa Blanca (Twitter: @realDonaldTrump)

El anuncio coincide con las informaciones aparecidas este martes en diversos medios locales que apuntaban a la dimisión de Haley, quien hasta la fecha ha sido el principal apoyo del presidente en el organismo internacional, con el que ha protagonizado diversos desencuentros.

El presidente de EU, Donald Trump, se reúne con Nikki Haley en la Oficina Oval de la Casa Blanca (Reuters)

Antes de convertirse en embajadora de Estados Unidos ante la ONU en enero de 2017, Haley fue gobernadora de Carolina del Sur.

Con sus duros discursos y su imagen de independiente, la embajadora ante la ONU, Nikki Haley, ha sido una de las estrellas de la Administración de Trump.

HALEY, LA HIJA DE INMIGRANTES DE INDIA

Haley, hija de inmigrantes de India, era partidaria de los mercados libres y del comercio global y se ganó la atención internacional por hablar en contra de la bandera de batalla de la Confederación después de la masacre de 2015 en una iglesia negra en Charleston.

Durante la campaña presidencial de Trump, ella criticó duramente su comportamiento y advirtió lo que podría significar para la diplomacia estadounidense, incluso sugiriendo que su tendencia a arremeter contra los críticos podría causar una guerra mundial.

Haley es considerada como una emisora franca y con frecuencia contundente, alguien a quien los diplomáticos extranjeros buscaban orientación de un gobierno conocido por posiciones políticas irregulares e incoherentes.

Se apresuró a expresar sus propias opiniones sobre los grandes temas de política que tienen prioridad en su agenda, como Irán y Corea del Norte.

Reconoció sus desacuerdos políticos con el presidente en un artículo de opinión en el Washington Post el mes pasado cuando criticó a un alto funcionario de la administración por un texto anónimo en The New York Times, describiendo una administración caótica en la que muchos de los ayudantes del presidente no estaban de acuerdo con su jefe.

No estoy de acuerdo con el presidente en todo”, escribió Haley. “Cuando hay desacuerdo, hay una manera correcta y una manera incorrecta de abordarlo. Levanto el teléfono y lo llamo o me reúno con él en persona”.

Haley también chocó con el asesor de seguridad nacional, John R. Bolton, después de que anunció que Trump dirigirá una sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas dedicada enteramente a Irán. Después de que los funcionarios europeos protestaron que esto mostraría divisiones en Occidente debido a la decisión de Trump de retirarse del acuerdo nuclear de Irán.

La Casa Blanca amplió el tema para contrarrestar las armas de destrucción masiva. Bolton no criticó a Haley, pero, como exembajador ante las Naciones Unidas, condujo la decisión de cambiar la agenda. Los funcionarios de la Casa Blanca señalaron que, de acuerdo con las reglas de las Naciones Unidas, Irán tendría derecho a enviar a su presidente a la reunión, lo que plantea la incómoda posibilidad de que Trump se haya sentado frente a una mesa del líder iraní.

 

Con información de AP, EFE y The New York Times

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario